TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / alasblancas / Nunca te olvidare…

[C:538415]

Como cada mañana llegaba corriendo y trepaba las escaleras saliendo del subte para poder verte aunque sea unos minutos y robarte un beso. Tú como siempre me esperabas junto a tu bicicleta con tus manos frías, ninguno de los dos sospechábamos que ésta no sería una mañana como las cotidianas, donde tan sólo charlábamos rápido y nos besamos hasta encontrarnos nuevamente a la tarde, o a la mañana siguiente que nos volveríamos a ver.
Nos despedimos con un beso, como siempre yo marché a mi trabajo y tú a tus quehaceres. Todo el día estuve inquieta y no sabía porque mi pecho estaba con un dolor, tome un té, dejé todos los papeles en el escritorio, tome mi abrigo y me dispuse a salir. La tarde casi noche se ponía muy fría…
Camine hasta poder tomar el subte y en mi mente pensaba:“¿Será que lo podré ver un minuto a Marcelo?” no dejaba de mirar mi reloj, la hora se hacía eterna, pero eran solos ideas mías, ya que todo estaba igual. De pronto llegué al andén doce y salí corriendo, subí las escaleras pero él no estaba, ya se me hacia tarde, le di una llamada a su teléfono pero no pasaba nada, ya tenía que volver, se me hacía muy tarde, tome el colectivo y no dejaba de pensar.
Llegué a casa, puse la pava en el fuego, regué mis plantas, no tenía ganas de tomar nada, mi perro, Lazarillo, me miraba, entonces decidí sacarlo a pasear, compre algunas frutas y cuando subía las escaleras, Pedro, el portero, me dijo:
Hola niña, la estuvieron llamando, no paró su teléfono de sonar
¡Gracias!; le dije, y subí apresuradamente, me preguntaba ;“¿Será que Marcelo no me pudo haber llamado al celular?” abrí la puerta nerviosa y mire el teléfono, mostraba un número que no lo registraba, entonces llamé y una voz de mujer me dijo:
Hola hospital español, buenas noches
Yo titubeando contesté:
Hola y pregunté porque me habían llamado.
La mujer, me pidió mi nombre y apellido y me dijo:
Señorita hay un señor Marcelo Espinosa, tuvo un accidente y nos dejo su teléfono
Yo, casi gritando, pregunte:
¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo está? ¿Qué pasó?
La mujer, me dijo:

Lo siento, solo dejó unas líneas para usted y dice así: “llego muy mal de un accidente, ¿podrías venir?”
Se me calló el teléfono, mis lágrimas brotaban solas de mi rostro, tome la cartera, paré un taxi, estaba estupefacta, no podía pensar. Llegue al hospital, cuando de repente veo a toda su familia, la madre me miro y lloraba, claro, ellos sabían de mi, pero nunca nos presentamos, caminé hacia ella y le dije Nos dejo solas a las dos, y rompí a llorar.
No podía creer que ya no lo vería más, que los besos robados en un andén de una escalera de la salida del subte nunca más los volvería a sentir.
Me dieron un papel con gotas de sangre que solo decía: “NUNCA TE OLVIDARÉ”…



derechos reservados

Texto agregado el 07-03-2014, y leído por 388 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
30-08-2014 Ufff. Se me eriza la piel. Es impactante este relato. Muy bien contado. T abrazo con ternura infinita, mi linda amiga. SOFIAMA
10-04-2014 Ruego porque este texto sea sólo eso,un texto y no hayas pasado por eso tan doloroso que es perder el amor y con ello la ilisión de vivir***** Besos Victoria 6236013
12-03-2014 Muy bueno Silvia!!! Triste pero muy bien relatado..besitos. silvimar-
11-03-2014 Hermoso escrito muy apasionado y real mis5* besitos NILDA yo_nilda
08-03-2014 Tú eres escritora! Haces de un relato, aparentemente ficticio, una realidad que se adentra hasta el fondo del sentimiento de quien te lee.+++++ crazymouse
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]