TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rovalos / Cansada de ser invisible

[C:513752]

En esta vida me he dedicado a estar para los demás. Siempre estuve cuando necesitaban una mano. Cuando necesitaban compañía. Pero hoy me doy cuenta que estoy cansada de ser invisible para los demás. Nadie llama. Nadie me invita. Nadie quiere mi compañia. Mis sábanas y mi almohada son hoy mis compañeras. Levantarme de la cama, es un trabajo forzoso del día a día ¿Por qué la gente se aleja de los problemas de los demás?¿Por qué quieren compartir con uno solo la felicidad?
Me encerré dentro de cuatro paredes para cuidar a mis hijos. Lavar, limpiar y cocinar. Iba del trabajo a mi casa y de mi casa al trabajo. Hice lo correcto. Por primera vez no me desvié de mi camino. Mi familia. Mi único eje. Mi meta final. No pretendí lujos. Vivo con un solo par de sandalias. Con ellas voy a trabajar. Con ellas saco a pasear al centro a mis niños. Me las saco adentro de casa, para que no se me estropeen. Tampoco pretendí llegar a mi tan deseado viaje a Cancún. No viajé a ningún lado. No poseo nada material y tampoco lo pedí. No fui egoísta. Soy una persona austera. Siempre lo fui. Y a cambio recibí traición. Recibí olvido.
Aunque los demás no piensen lo mismo…hice todo por mis hijos y más. Fui la mejor madre que ellos podrían tener. Los abracé más de una vez al día. Los llené de besos. Les leí cuentos. Los acaricié y, mirándolos a los ojos, les dije desde lo más profundo de mi corazón, cuánto los amo. También los reté. Jamás me olvidé de ir a buscar a mi niño al jardín. Jamás me olvidé de llevarlo a los cumpleaños de sus amiguitos. Jamás faltó a natación o a la fonoaudióloga. Fui a todas las reuniones y sus actos. Estuve presente. Me ocupé y me preocupé. Jamás le dejé un pañal sucio a mi niña más de dos minutos. Jamás la dejé llorar desconsoladamente, pues mi abrazo es su refugio. Siempre la vestí hermosa, aunque no fuera ropa recién comprada. Sus visitas al médico, para cada control, fueron muy puntuales.
Pero aún así, no fue suficiente.
Miro hacia la ventana varias veces al día. Nadie viene a rescatarme de este dolor.

Texto agregado el 31-12-2012, y leído por 285 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
27-01-2013 me partiste el corazón, y no sé porqué sucede eso sabes?. de repente ves a familias súper achoclonadas y luego a otras tan dispersas, no sé a qué se debe la consecuencia del amor...pero hay un ojo que ve, un ojo poderoso al cual no se le escapa nada....deja que actúe. nonon
08-01-2013 Vaya; algunos de tus textos destilan pesadas gotas de tristeza y melancolía... espero que la escritura te sirva como ejercicio catártico, y que te salve... pero casi estoy seguro de que en el mundo, no eso lo que deseas heredar... NOCTAMBULARIO
07-01-2013 las mamas somos asi mija...se nos olvida desempeniar otros roles.Pero cada cosa tiene su tiempo,encuentra el tuyo. ana_blaum
31-12-2012 Si amiga, es nuestro deber como madres, estar para nuestros hijos. (ojo) nuestros hijos primero! pero no permitas que nadie mas te arranque las ganas de disfrutar de la vida, me senti identificada en parte con tu texto porq mucho tiempo vivi para los demas, Amichiii animatee!!! Que disfrutes cada dia de tu vida! son mis deseos de corazón. un abracito y bendiciones milesssss!!! dayanad
31-12-2012 Éste aó más que nunca me siento identificada, lo expresás muy bien. Cariños roseblack
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]