TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / fuentesek / Un mal dìa

[C:50102]

UN MAL DIA.

Ese día me levanté más desanimado que nunca, no sonó el despertador, miré el reloj y llevaba media hora de retraso. Tres días hacia que mi mujer se había ido... Siempre eran pataletas que hacía y tan pronto le pasaba la ira, volvía, pero esta vez parecía que era en serio, pues nunca había estado más de un día por fuera. El apartamento estaba hecho un asco, ropa sucia por todas partes tirada, platos sin lavar en el fregadero, residuos de comida, todo un desastre. Me puse las pantuflas y llegué hasta el baño, abrí la llave del agua y no cayó ni una gota. Llamé a la portería del edificio enojado para saber cual era el motivo y me contestaron que los de la empresa del acueducto habían suspendido el servicio por falta de pago. Tiré el citófono enojado. A falta de baño, me alisté a la francesa y gasté medio frasco de loción y desodorante. Abrí el armario de la ropa y solo encontré una camisa limpia que hacía mucho rato no usaba. Con resignación, sacudí las medias del día anterior y me las puse, igual los calzoncillos y camiseta. Me miré en el espejo, no podía salir sin afeitar, así que fui a la nevera y saqué agua helada y con ella me pude afeitar y medio lavar la boca para quitar ese sabor amargo y sucio que tenia desde que me levanté.
Salí al trabajo y con fortuna llegué después de discutir con el chofer del bus, que me quería bajar por no llevar sencillo el valor del pasaje. Cuando por fin pude llegar a la oficina, me llamaron a Personal por mi llegada tarde. Día horroroso, nada salió bien y ya bien entada la tarde un regaño del jefe por un trabajo pendiente no realizado. Al fin regreso a casa arrastrando los pies y el ánimo también. Faltan tan solo dos cuadras y siento una gran necesidad fisiológica. Aprieto el esfínter y camino rápido, parece que no aguanto, subo los cuatro pisos y del desespero ni siquiera veo el agujero de la cerradura, después de varios intentos, al fin abro la puerta y hasta el sanitario llego, me bajo los pantalones tan rápido como puedo, tengo sudor en la cara, oigo dentro del tazón una gran explosión y siento ese olor característico, familiar y nauseabundo y respiro aliviado, pues parece que ya nada malo puede sucederme. Me quedo allí un momento y al fin me doy cuenta….no hay agua y también se acabó el papel...


Texto agregado el 31-07-2004, y leído por 230 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
17-08-2005 Me pareció un escrito muy ameno. De fácil lectura. natanarby
27-07-2005 jajaja. Yo he estado en esa situacion. theonlyerath
21-08-2004 Como complicado para repetirlo?? sleon31
15-08-2004 mmm. nada bien, nada bien. Poco vuelo no? martinblaine
12-08-2004 El final me hizo reir ninfa_one
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]