TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Arethusa / EL MANTEL

[C:495846]

Quería tener un mantel nuevo y ya lo había encargado… en realidad lo que quería era darle un giro distinto a su relación que había caído en una rutina insoportable. A sus oídos había llegado la información de la existencia de un mantel bordado a mano con finísimos hilos de seda, cuyo tramado único y exquisito era exclusivamente elaborado por artesanos de algún país del lejano oriente. Los datos que se requerían para definir diseño y precio, eran la fecha exacta del nacimiento de la persona que sería la dueña del preciado tapete y la beneficiaría de su “magia”. Porque no sólo era una obra de arte en sí, su verdadero valor residía en el poder mágico que tenía de cumplir los deseos de aquella persona cuya referencia cabalística estaría misteriosamente entretejida en la tela.
Al cabo de un tiempo, Ariadna recibió la ansiada encomienda que dispuso cuidadosamente sobre la mesa del comedor, pidiendo fervorosamente que regresaran a ellos la armonía y felicidad de los primeros años de matrimonio.
Sin embargo, a los pocos días y contra todo pronóstico, su relación terminó por quebrarse y el hombre que había sido su compañero de casi toda una vida, le decía fríamente que había decidido marcharse.
Lo dejó ir, cansada de aquella vorágine angustiosa en la que se había envuelto los últimos meses por tratar de retenerlo. Sintió alivio al echar al tacho de basura todo aquel embrollo de chucherías y sortilegios incluido el fascinante mantel donde había depositado su última esperanza. Todo había sido un fraude, una pérdida de dinero, energías e ilusiones.
Pasaron algunos meses y ordenando papeles, encontró un sobre con los sellos impresos de ese país perdido en el oriente y junto a él, la copia del pedido. Su sorpresa fue mayúscula cuando reconoció que el día anotado en el documento no era precisamente la de su nacimiento sino la de su ex marido. Se había equivocado de fecha.
Ahora entendía porque lo había dejado apartarse sin reproches, sin la oportunidad de una tregua. Él así lo quiso y fue su deseo el que se había cumplido.
Estrujo el papel y sonrió dispuesta a seguir con su vida.

Texto agregado el 19-03-2012, y leído por 241 visitantes. (20 votos)


Lectores Opinan
02-06-2012 Ariadna, quien dio el ovillo de hilo a Teseo para que saliera del laberinto.Inconciente hice la analogía por lo del bordado. (Creo que las cuatro última líneas están de más.Se supone que te diriges a lectores inteligentes...o sea..nosotros ja/ja/ja/ ). Bien escrito.Felicitaciones***** pantera1
07-05-2012 Muy buen cuento y muy bien redactado, me gustó mucho como escribís.****** silvimar-
22-04-2012 !Que forma de redactar!. Tu mantel esta bien maquillado, es ilustrado, es fino y esta exquisitamente expuesto como en vitrina. Todos nos hemos servido de ese trocito de tela que tuvo la magia de encantar. Hace mucho que no leia calidad en la narrativa y ahora, recien ahora, la vuelvo a encontrar. !Felicitaciones!!!. inkaswork
02-04-2012 En el mantel de tu imaginación nos sirves un condimento de bellas letras. ZEPOL
24-03-2012 Mucha creatividad en tu historia. Un mensaje bien tejido como el precioso mantel y una narrativa fina y elegante. Te felicito. SOFIAMA
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]