TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lagunalasmarias / UN MOMENTO EN LA VIDA

[C:493338]

UN momento en la vida.

El atardecer se acercaba alejando su luz estival de los techos de las casas; de las frondosas copas de los árboles, descendía la noche medio cálida, sobre los apurados transeúntes que regresaban a sus casas, llevando el deseo de llegar pronto después de una larga jornada de trabajo, las madres recogiendo a sus niños de alguna casa amiga, y los jóvenes alegres y despreocupados riéndose en grupos tirados por el bulevar de la avenida, sin mas preocupación que disfrutar alocadamente de esos últimos ratitos de luz que le quedan a éste día.
Aquella pareja de enamorados que a lo lejos ella vislumbra, son los que esperan mas ansiosos la oscuridad que se acerca, para que la intimidad de la noche envuelva sus mimos, que luego volarán por el aire para perderse en cada estrella.
Ella, regresa también a su hogar, camina sola, las montañas dejan sombras en el espacio, por esa penumbra que las abraza y la suave brisa de la tarde acaricia tiernamente sus mejillas que al paso de su andar pausado, busca llevarse con ella una sonrisa que haya dejado olvidada en su interior.
Entre esa muchedumbre, entre ese jolgorio de risas y bocinas apuradas por llegar, sus pies caminan cansados, llevados solamente por la urgencia de llegar a descansar, acariciando el espacio por donde alguna vez caminó a su lado, sintiendo en la piel el recuerdo de su cuerpo. La caminata la hace hablar en el silencio de su cabeza, a veces piensa que se está volviendo loca porque se pregunta y se contesta cosas con un interlocutor imaginado, alguien que le dice que él regresará y la llevará con el a ese mar, a esa playa por donde alguna vez soñaron caminar. Su interlocutor imaginario, la mima con palabras que desea escuchar, se engaña a si misma con locas esperanzas de encuentro.
Pero la realidad la vuelve, porque sin darse cuenta y como un fantasma que se deslizaba en el aire, ella llega a su hogar y no había prestado atención al camino. Pone la llave en la puerta para entrar, y siente nuevamente en su casa el aroma que se desprende de la calidez de una casa repleta de niños.
Sus hijos la esperan, su casa empieza una noche diferente, ellos habían preparado una cena especial para ella, y esa sola situación de compañía la hizo entender por un segundo, que su vida estaba allí, en esos ojos tiernos de los niños, en la mano tierna de su hijo mas pequeño que la abraza haciéndola sentir cuanto la ha extrañado durante el día. Entonces la vida le pone adelante mas que sus recuerdos tiernos que la acompañan permanentemente, los ojos ansiosos de sus cuatro hijos mirándola esperando que ella pruebe la cena, y asi compartir el mas tierno de los momentos soñados por alguien.

Texto agregado el 01-02-2012, y leído por 110 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
21-04-2013 hermoso relato jaeltete
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]