TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lagunalasmarias / VOLVER...

[C:491224]

Hoy todas las historias que imagina suenan con su nombre, llevan su nombre en cada párrafo. Porque ese amor que hoy la envuelve, la enamora, y la llena de felicidad, no se agota, solo se ensancha, se agranda de manera extrema en cada palpitar de su corazón…
Piensa en él, quiere saber donde y como está…
Lo imagina caminando por una plaza llena de gente e imagina sus ojitos celestes buscándola entre toda esa gente a ella…solamente a ella..Como pasó en sus sueños, porque su corazón y su cuerpo lo necesitan.
Noches cálidas se suceden en ese pueblo lejano, noches cálidas que le recuerdan un año atrás…un año había pasado desde que su vida se estremeció por completo…
Era sábado no había imaginado hasta ahí que ese llamado cambiaría su día, porque no pudo dejar de pensar en él y en las sensaciones placenteras que le provocaban saber que iba a volver a mirar sus lindos ojos celestes… y claro, también su noche fue distinta, porque casi no pudo dormir, la ansiedad porque llegara el día nuevamente hizo que las horas nocturnas fueran eternas, y a medida que pasaban los minutos el insomnio por esa ansiedad aumentaba, esa noche pasó casi todo el tiempo imaginando y soñando el momento de volver a mirar sus ojos nuevamente.
La mañana era cálida y su corazón palpitando muy aceleradamente de ansiedad no la dejaba desayunar tranquila. Como otras mañanas preparó el café con leche habitual en su desayuno e intentaba tomarlo esperando que el tiempo pasara mas rápido.
El momento que había estado esperando se hacia realidad. Ese momento lo había soñado, lo había imaginado lo había escrito alguna vez en párrafos que finalmente los desechaba. Fue su anhelo durante mucho tiempo.
Ya en la calle caminaba apresurada, y como suele ocurrir en las pesadillas, sus pasos parecían no avanzar, pero aún asi su sonrisa no se desdibujaba de su rostro, que de tan enamorado lucía esa mañana mas juvenil.
Esos pocos minutos que faltaban le parecieron horas, caminaba de un lado al otro en el ancho de la vereda, el día estaba lindo, soleado, caluroso, recién ahí se percató qu no se había cambiado de ropa, no había prestado atención en producirse para su llegada, quizás no le pareció necesario, tal vez también, en su profunda ansiedad de verlo simplemente no se detuvo a tener en cuenta tamaño detalle.
Pero ahí estaba, ya era la hora, vio que el micro se acercaba, cruzó la calle caminando con paso apresurado con ese dolor en el pecho, que otras veces sintió. Y se plantó con nervios frente a la puerta del micro, mucha gente bajaba y se encontraban con sus seres queridos, seguían su camino, pero la persona que por largos minutos había estado esperando, no estaba entre esos viajeros. Su rostro palideció por unos segundos, pero antes de desfallecer entró aceleradamente a la oficina a preguntar si existía la posibilidad de q viniera otro micro mas tarde, le dijeron que sí.
Se calmó un poco, el color le volvió a las mejillas, respiró aliviada, dejando que su esperanza de verlo se asomara nuevamente a su corazón. Miraba con insistencia el reloj, pero se dio cuenta que ahora los minutos pasaban mucho mas rápido y el micro no llegaba. En ese momento de ansiedad contenida, suena su teléfono, era él, la estaba llamando.
Con tanta ansiedad por volverlo a ver, ella no se había dado cuenta q lo estaba esperando en el lugar equivocado, sus deseos y ansiedades se transformaron en sonrisas que iluminaron su cara…salió corriendo.
Iba a su encuentro, sus pasos y su corazón se aceleraron.
La calle estaba llena de gente, pero ella no le prestó atención, hasta q se dio cuenta que había muchos autos que no le permitían cruzar hacia la otra vereda que era el lugar donde su amor, su vida y el brillo de aquellos ojos que la enamoraron siempre, la estaba esperando….
Hoy alejada de ese maravilloso día, a un año de aquel esperado encuentro de sus cuerpos y de sus almas, ella escribe nuevamente, insistentemente, en éstas páginas lo que a diario siente, pensando quizás que sirva de inspiración para otros ojos enamorados, esperando tal vez que de ésta manera ella pueda volver con su cuerpo un año atrás, solamente para lograr sentir otra vez en su piel el suave roce de sus manos

Texto agregado el 22-12-2011, y leído por 114 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]