TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mapata / Muñeca sucia.

[C:489987]

Maria.Asi decian en el pueblo que se llamaba ella, Maria.Nada mas eso.
Mas ella no tenia mayores recuerdos .Tampoco poseia bienes materiales algunos.Ni direccion conocida.Ni padre ,ni madre.Vivia sola vagabundeando por las calles, arrastrando sus miserias dia y noche.
A ratos, se sentaba en el suelo a la sombra de algun arbol y conversaba con sus reconocidos fantasmas ,riendo de buena gana.
Estiraba su morena mano sucia pidiendo limosna.Y recogia la moneda obsequiada con alegria infantil.Escondiendola rapidamente entre los raidos bolsillos del sucio pantalon de su mal vestir.
Un chaleco viejo y desarmado sobre otro chaleco viejo de colores vivaces.Camiseta blanca ,salpicadas de manchas varias y pantalones negros casi cayendose de sus caderas.Afirmados a otro pantalon que asomaba bajo el anterior ,impidiendo ver sus desnudecez.
Maria era morena de tez.Pelo enmarañado ,pajoso y sucio en demasia.Y en gesto de femenina coqueteria ,lucia entre sus marañas alguno que otro pinchecito de color y flores.Ojillos negros pero , nebulosos.Sonriza recogida en un gesto de trompetilla.Alta.Maciza.De andar pesado y cansado.
Maria , aparcida de no se donde.Una indigente mas para todas las gentes que iban y venian derrochando sus opulencias.Mirando a la mujer con gestos de ascos y temores.
Maria dormia donde la encontraba la noche.Generalmente ,en la plaza.O bajo un arbol.Desarticulada cual muñeca de trapo sucio,yacia aferrada junto a una botella vacia, la cual no soltaba aun estando profundamente dormida.
Mal oliente y fea.Poco agraciada y abandonada , asi era Maria.
Orinabase ,tal vez de ebriedad o miedo a la noche negra y oscura.LLena de fantasmas desconocidos.
Unos decian que la mujer era peruana.Que la familia le mandaba sus dineritos para que pasara su vida de mejor manera.Pero,cabe preguntarse ,¿que hacia ella por estas lejanas tierras?.
Y alli estaba ella ,Maria .Con las manos sucias estiradas a los ojos de las gentes ,pidiendo monedas para el pan.Para el vino de la noche.
Que tristeza verla caida en la calle como un animal sarnozo.
Por lo menos, todos sabemos que un animal recibe cariño,un gesto de amor...pero Maria ...
Maria recibia sus monedas y sonreia emitiendo un leve ronquido de felicidad contenida, al ver la moneda deseada prendida en su mano regordeta .
Fueron unas monjas que se apiAdaron de ella y la rescataron de la calle.La bañaron ,la vistieron con ropas limpias y dignas .Le dieron un plato de comida,una cama para dormir .
Pero Maria, nuevamente desaparecio....
La encontraron muerta en una calle vacia.Con su carita morena mirando al cielo.Mirando las estrellas y sonriendo a sus fantasmas...cual muñeca de trapo sucio.
Maria tenia solo 27 años.
Ahora esta durmiendo bajo la sombra de un arbol en el jardin de nuestro misericordioso Padre Celestial.



Dedicado a la Maria n.n. de mi ciudad.Q.E.P.D.

Mary Patricia Oyarce M.

Texto agregado el 29-11-2011, y leído por 224 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
25-02-2012 Una Maria especial. Vagabunda, callejeta pero tu la enalteces con este relato. Encantadora descripcion!! inkaswork
20-12-2011 Un relato muy triste y doloroso el que nos regalas hoy, Pati; una verdadera lástima que en el mundo, haya tantas Marías como la de tu relato. Muy buen cuento. Gracias también, por tu visita. Saludos. maparo55
18-12-2011 Que relato conmovedor, y que bien describes a María, tu mirada la protege y cubre de las miradas de desprecio que ignoran que todos sin excepción podríamos algun día encontrarnos en una situación similar. Hay tantas Marías en todas las ciudades del mundo, que partieron de su tierra natal en busca sin duda de una vida mejor, y que nunca pudieron levantarse de las calles embarradas en las que aterrizaron sin tener la menor idea de lo que les esperaba. *************** loretopaz
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]