TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / DR. HOUSE, ES QUE TODOS MIENTEN...

[C:483918]

DR. HOUSE, ES QUE TODOS MIENTEN...
(Narrativa breve) Serie Negra.
Por: Daniel O. Jobbel


Vivo todo el día preguntándome cómo hice para escapar, por dónde salí de la clínica. Transcurrieron largos días, tal vez semanas, en realidad no puedo precisarlo. Busco la salida. No puedo creer lo que observo.
Más tarde o más temprano, una pregunta surge siempre en la vida de un hombre: ¿Hasta qué punto puede una persona soportar?
Según las teorías, hay diferentes respuestas, pero, básicamente, la contestación esencial es otra pregunta: ¿Hasta qué punto uno es capaz de sobrevivir?
Delante de mis ojos que se niegan a verlo todo, a seguir mirando, a ser testigos y cómplices a la vez. A ser simplemente unos ojos…
Una y otra vez leo en silencio las mismas noticias en un diario que un médico se dejó olvidado sobre la mesa. En fin, cosas que siempre suceden al otro lado de esta calle. El caso de una tal Nora, que lo mencionan en algún artículo, es un buen ejemplo: esta mujer, de unos 50 y muy bonita, era de una familia muy rica y allegada al poder. Vivía en un barrio cerrado muy fino y lleno de guardias, sin embargo un día apareció ahorcada en su cama, mientras el marido se había ido de viaje el día anterior.
Y las cosas suceden así, tan rápidas y tan sencillas cuando las hacemos. Me sugiere uno de los planteos preferidos del protagonista de la serie estadounidense "Dr. House" es que todos mienten.
El Sopa, el de la ocho, preguntó si le podían comprar cigarrillos. Aspirina para uno. Danny requirió analgésicos para la hipocondría o, como dice mi amigo Bigote, la hipocresía estomacal. La bronca ulceraba órganos. La de blanco asentía, decía que sí a todo.
Bajo las escaleras que me separan de la vereda, me rasco los pelos canos en la cabeza, cruzo abotonándome la camisa a cuadros, y estoy allí, sintiendo esa sensación que me invade siempre al otro lado de la calle, la de no salir nunca de la clínica. Las misteriosas rondas fantasmales me dicen: No te olvides de recordar.
Tras cartón...
Según un famoso perito criminalista, hablando por una radio local, decía que, " tal como el año pasado les he dicho" el 2011 será un año de grande delitos, los bancos estarán de turno, el dinero de la droga se hará necesario más que lo corriente etc. etc. etc. porque el 2011 es un año de elecciones y se necesitaran muchos millones para cubrir los gastos de campaña y sostenerse en el poder..." Glup... Trago saliva. ¡Vamos, no me corras con esa vaina!!!
De la Nora, ni noticias... Como justificar lo impensable. ¿Un caso político?
De pronto alguien apareció como de la nada.
El tipo tenía cara de póker y su tranquilidad no se veía alterada por los acontecimientos. Uno de sus zapatos tenía una mancha de pintura blanca en la puntera. Eso no fue lo que me hizo dudar de él, si no un corte en su mano derecha. ¡Uy...! Un primer sospechoso...Digo los perejiles de siempre.
Patético lo tuyo, Sr. House. (Agrega el loco de la cama veinte.)
Así, un caso va tapando al anterior y la esperanza se pierde como el agua entre los dedos...
A mi edad, y con todo lo que ha sucedido en el mundo, quedan pocas cosas que me sorprendan. Hubo de todo acá. Una o dos hiperinflación. Un Estado terrorista. Una cruel guerra. La Casa está en Orden. Cavallo o la Oscuridad. De los dólares de Amira al caso Cabezas ¿Y del tráfico de armas? La Amia. Todos sobreseíos. Pasamos como un rayo del neoliberalismo a Keynes. Gracias a Dios, aun no perdí totalmente mi capacidad de sorprenderme un poco más cada día. Así que terminaba de decir esto y mi mentón caía sobre el diario abierto dejando mi boca abierta y reseca con un sabor desagradable que se repite día a día.
Uno vive en un país negrero, y no por culpa de los negros últimamente las cosas son así. Porque individuos de piel oscura no tenemos. Sino por el alma sucia que algunos poseen. Para Clarín y Nación todo está mal y para Tiempo Argentino, Miradas al Sur, vivimos en Alicia, en el país de las maravillas. Entonces, ¿qué nos queda, perejil? Dice mi amigo Asch: Todo fluye, como en un río. Cambiamos. Crecimos. El mundo es otro pero todavía, nos dicen, es imposible terminar con las barras bravas del fútbol.
Alguien nos está tomando por pelotudos, muchachos. Duro, durísimo este tipo Asch, ¡eh!...
Pues, no quiero olvidar las muchas preguntas sin contestar, cuyas respuestas, seguramente me harían sentir mejor.
¿Por casa como andamos? Sí, se cuecen habas. Aquí también vendemos manzanas podridas: Relectura crítica a la investigación judicial por el crimen de la dirigente de la agrupación meretrices asesinada tras denunciar las coimas y complicidad policial en la explotación sexual de menores.
El principal imputado del homicidio de Sandra, un ex policía federal, fue sobreseído. Bien, carajo! Paren al mundo me quiero bajar...
Por ejemplo me pregunto: ¿Y Marita Verón...? Desde su desaparición, el reclamo se convirtió en una preocupación nacional. Marchas, múltiples rastrillajes y famosos formaron parte de una búsqueda que terminó de la peor manera. Hay muchos que se disfrazan de ases, de triunfadores. El bluf dura poco ¿Justicia se busca? Etiqueta persuasiva: Siga la joda loco, sigan invirtiendo en mantener a vagos de mierda, total los demás nos cuidamos solos.
Y pregunto ¿Y el dinero que se robaron de los fondos de la Presidente, para su viaje a medio Oriente? ¿Y la Sra Ministra? ... ¿Y la gendarmería? ¿Y la inseguridad? No pasa nada es Sensación. Solo Sensación. ¿Había otrora una tienda que se llamaba así, La Sensación? El Sopa miró de reojo (de qué otro modo). Siempre buscando el pelo al huevo. ¿No era La Favorita? Sarmiento y Córdoba. Siempre a contramano, sacó su Pettinato de adentro, y un stock de chistes irreverentes de la vieja Guardia.
El de la veinte saltó. Que el Chueco el que te... ¡ssht! El chistido fue de Danny, que algunos días viene serio. Como si volviese de misa. Prosigo. ¿Y los Jefes de Comisarías de la Federal? ¿Los Policías de la provincia? Agreguemos: ¿Las 1700 pistas clandestinas que hay en el país? ¿Y las fronteras laxas que nadie controla?
¿Y Jaime y sus viajes a Venezuela?
¿Quien cargó la cocaína en la base de Morón? ¿Y los kilos de alcaloides que se encontraron en la Estancia de un diputado que el partido peronista defiende celosamente ¿? ¿Y la Justicia?... ¿y los Políticos?
Medico a la derecha. Alguien entró en pánico.
¿Y los indígenas que mueren por desnutrición en Chaco, Formosa y Salta?
¿Y el resto de los dineros del Anses que se "gastan y no se recuperan " para los reales destinatarios " Los Jubilados"? ¿Y la valija de Antonini ? ¿Los vericuetos de doña Felisa y su bolsita en el baño del Ministerio de Economía? ¿Y los López? ¿Y el rey de la efedrina y los colombianos muertos en el Shopping? ¿Donde están los derechos humanos para los simplotes, badulaques, es decir, nosotros, los comunes? Bonafinni no aclare que oscurece. (Asesinos seriales, incrédulos de la violencia, pendencieros con ingesta de ferretería pesada, pendejos malparidos, por favor abstenerse).
¿Milanesa para todos...? ¿Bici para todos...? Ojalá ¿Y la guerra al campo, a Clarín, a La Nación, a Papel Prensa? ¿Es tal como es? Chipotazos . Fuegos de artíficios. Coartadas. Digamos, los vecinos no se eligen. Durmiendo con el enemigo, se le dice.
Cada día podemos agregar una nueva pregunta, que seguramente no tendrá respuesta. "Donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbéciles son mayoría". (¡Qué lucidez!, Quevedo).
Y sí, lector: las cosas suceden así, tan rápidas y tan sencillas cuando las hacemos. La de blanco ganó. Apaga la TV. Por ende dobla el diario y lo guarda. Me acomoda. Y con una cuchara me dá de comer. Luego, tras mis varios intentos de articular algo coherente, que rematan con frases fallidas agolpándose desordenadamente en mi boca, ahora se viene a sumar la aparición de un hombrecito flaco, improvisado actor en la situación. Saca un estetoscopio como si fuera un cañón mostrándose vulgarmente amenazante. El tipo logró descolocarme y tardé en reaccionar. Yo, en vano tratando de explicarle toda esta cuestión acerca del otro lado de la calle y esos delantales grises. Todos grises. Hasta la luna en la noche. Y la de blanco, y yo de por medio.
Me encajaron un rivotril. Al menos hasta hoy es la única explicación que he encontrado a este problema que aturde mis sentidos.
Usted lo sabe mejor que nadie. Diferentemente nos quejamos, nos corren con la vaina. La protesta esta hasta en la canción. La especificidad de cerrojo que tiene la métrica acepta, quizás, dos octosílabos chuecos. "las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas"… Que se mantienen para un presente que fue queja de ayer y será queja de mañana. Distintas formas de volverse esperanza. Distintas.
Anestesiados, desmemoriados y desorientados, sin querer ver, lo único que se nos ocurre es ser quejoso.
Mientras tanto, pregúntese lector:
Gobernar, ¿es administrar prioridades? Porque de ello dependerá resolver qué es urgente y qué es importante, para poder construir un País en serio y que tengamos una vida digna.
Un interrogante más. Hoy estoy tranquilo pese a todo. Y especialmente, pese a que de a ratos siguen desfilando personas por enfrente, con su bata blanca; continúa lloviendo como no llovía desde los tiempos del diluvio universal. Todo eso me preocupa. No hay caso. Tengo la insaña de un loco. Lejos está la prioridad de un vidente.-

Texto agregado el 15-08-2011, y leído por 272 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
05-12-2011 Un buen texto de neo ficción mezclando la realidad con la vida de un personaje esquizofrénico. Sobre gustos: Bueno. criterion
15-08-2011 Finalmente uno se niega a seguir pensando para no terminar así godiva
15-08-2011 Uy! mira si se te hace... Jos3luis
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]