TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pequenaxa / Parca.

[C:478047]

La tarde ha caído y la noche, impasible, se abre paso con su manto inerte sobre la humanidad, en un degradé de tintes oscuros que todo lo cubren y nos obligan a encontrarnos el alma a puro tacto. Parece que hoy, todos anduvieran quietos, parece que la energía, agotada, ha menguado su titileo constante, me pregunto ¿Cuántos permanecerán vivos aun? Y es, entonces, cuando, por entre el silencio de mis ojos te apareces como un fantasma imaginario, como una ilusión óptica bastarda engendrada en mi memoria pagana, como una onda incontrolable que desemboca en la comisura de mis labios, que inexplicablemente comienzan a rezar tu nombre, me he dejado de mi al arrojo de mi corazón suicida, como un ente condenado en el día del juicio final. Una sucesión de espasmos encauzan el transe de mi organismo, que se desintegra en su totalidad. Tocándome por dentro, me pregunto ¿Es esta la curvatura exagerada de mis ojos donde intenté eternizarte en los primeros segundos del amanecer? ¿Es esta mi anca lacerante que cayo al suelo vencida por el peso de tu ruin musculatura? ¿Son estas, y todas, las partes mías que, al igual, siguen mencionándote en cada uno de sus elementos? Todos permanecen, aun aquí, como fieles testigos de tu inconsistencia… esperan, sólo esperan, el viento helado que antecede la impronta de la muerte.

Texto agregado el 11-05-2011, y leído por 198 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
23-01-2018 Qué buen manejo del lenguaje!!!!5* Gnomono
05-12-2011 Muchas veces en el "...silencio de mis ojos..." es cuando se percibe lo esencial. Al leer estas palabras encuentro esa esencia. 5* Susana compromiso
30-05-2011 yo tambien intente eternizarla... arcano20
11-05-2011 Muy buen texto firpo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]