TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / El trabajo de un dios o Tajín

[C:45260]

Basado en una leyenda Totonaca

El leñador se desperezó estirando el cuerpo.
Se calzó las botas y fue por sus arreos.
Con el dedo pulgar comprobó el filo.
Observó a la lejanía y con una leve inclinación de la testa saludó a los cuatro puntos.
Respiró hondo y de a poco fue moviéndose en círculos,
iniciando una danza de gratitud por los bienes concedidos.
Con las manos ceñía el mango del hacha y lo giraba,
cortando gajos de viento con el borde plateado.
Los tacones de sus botas sonaban en el piso como si miles de potros trotaran sobre la estepa.
Avanzaba, se detenía y daba vueltas por encima del piso. Parecía una libélula.
El sudor hacía regatos dibujando el perfil muscular de su cuerpo.
Después la mirada caía sobre los grandes árboles y el sonido de caballos presurosos se transformaba en golpes certeros sobre los tallos.
Provocando el miedo germinal por los estruendos.

El sudor del cuerpo corría por cordones de cristal… .

Las gruesas de leña se disponían como tambores acostados.
Del norte y del sur llegaban vientos que revolvían la oscuridad del cielo. Los hatos rodaban.
El leñador corría de un lado a otro tratando de detener los tambores.

Enojado levantaba el hacha y las luces que caían sobre filo,
se convertían en relámpagos.
Poseído, disparaba rayos hacia la luna, hacia la tierra.
El sudor incesante formaba arroyos que al resbalar por los promontorios cuajaban en cascadas ahogando las ínsulas.
Al volver a danzar, llegaba la calma y daba fin a la furia cuando se dormía ocupando la mitad del cielo.

Texto agregado el 27-06-2004, y leído por 864 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
05-08-2004 Muy bella tu leyenda bien escrita y te trapa. gatelgto
22-07-2004 La sabiduría de nuestros pueblos latinoamericanos (originarios), que desbordan sabiduría, olvidados por el tiempo y revividos en tu pluma, en tu verso. mis estrellas y mi beso para ti. gloria nito
30-06-2004 Excelente mi querido amigo, lás imágenes son impresionantes. Besos. MCavalieri
30-06-2004 Cuanta sabiduría existe, cuanta belleza escondida entre el misticismo, la realidad y la leyenda. Cuanta enseñanza y belleza me traes con este precioso texto. Un abrazo muy pero muy fuerte. Pedro. carloel22
30-06-2004 El sudor del cuerpo corría por cordones de cristal. Sólo por esta frase ya me ha valido la pena leer el texto. Es interesante la historia y está muy bien redactado. Mis felicitaciones y un saludo. SOL-O-LUNA
30-06-2004 He disfrutado mucho con tu texto rico en antiguas resonancias y engarzado en e ricol folklore de tu región. Un ramo de estrellas.Yvette NINIVE
29-06-2004 Tu texto es maravilloso, relleno de magníficas imágenes y belleza mística y misteriosa, casi vi a ese leñador saludando a los cuatro puntos. Es genial cómo escribes! Un abrazo!! LoboAzul
29-06-2004 Lindo cuento, lleno de poesía. Una gran explicación para ahuyentar los temores ante las manifestaciones de grandeza de la señora naturaleza. anemona
28-06-2004 tuve que averigüar un poco de totonaca para entender el contexto... y si... todo cargado de magia y de esa fuerza que hay en las leyendas, que de tu mano se vuelve una poesía cargada de imágenes y con esa siempre característica cercanía con la naturaleza que permite llenar los sentidos. Mis estrellas, admiración y saludos. CaroStar
28-06-2004 ¡Qué bien que escribes, amigo, tallador de alas! ¡Y que alas! Mis estrellas , Ruben. Desearía saber algo más de la leyenda Totonaca. Un abrazo, amigo. Y gracias por tu texto limpito. islero
28-06-2004 excelente poesía, de ésas que no necesitan rima porque brillan por si mismas, bellísimas imágenes, estrellas y saludos cordiales india
28-06-2004 Me interesó saber algo más de la leyenda Totonaca, y quedé alucinada con su historia y sus lugares. Entre Totomoxtle y Coatzintlali se origina la leyenda de los siete sacerdotes que gritaban y entonaban cantos a los cuatro vientos. Desde el Mar de Las Turquesa llegan los extranjeros, mar de La Turquesas, ¡ qué hermosa descripción y denominación y el templo de Tajin, en donde se generan las tempestades y las lluvias torrenciales, hoy Veracruz, lo que fué Totonacan, en donde viven herederos de esa cultura que hablan su idioma original y respetan sus costumbres. Me emocionan mucho esos temas de culturas de mágica sabiduría, tu cuento me despertó esa inquietud, me pareció que el leñador de tu cuento es un totonaca, que en su quehacer desborda el Huitzilac y el Papaloapan y su danza calmaba la furia de la naturaleza, tu texto es poesía, es encanto, es una magia, un leñador, su hacha, los tambores que tronaban, los antiguos sacerdotes y los truenos que vendrían del templo de Tajin. Cuando muy niña, mi libro favorito era " La leyenda de Quetzacóatl ", un libro hermoso, lleno de imágenes de hermosos colores y bellos nahuas. He disfrutado tu cuento, la leyenda y los recuerdos que vinieron a mi. Mis estrellas en tu texto de leyenda, historia y hermosos recuerdos. Ignacia
28-06-2004 Poesía, imágenes níticas, mística, sensibilidad puesta de manifiesto en esta historia bella que relata momentos de la vida de un leñador que cuando daba fin a su furia se dormía ocupando la mitad del cielo. Una puesta melodiosa se percibe al leerla. Un hermoso texto!!! shou
28-06-2004 Antaño, el leñador era el mejor amigo del árbol. Un amante del bosque, un mago que sabía interpretar el lenguaje de los árboles, conocedor de sus leyendas. El gran amigo del bosque. Tu texto es un canto al hombre y al bosque Sendero. maravillas
27-06-2004 Es una narración poéticamente bella, llena de figuras. que me hacen imaginar al gran Dios "Lluvia", poderoso poseedor de su hacha, creadora de fuego. Cuántas veces habré huido del estrepitoso trueño y el enceguecedor relámpago. Es un texto combinado de belleza, de misticidad y leyenda. Un abrazo. meci
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]