TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / 400km / La cajita

[C:450946]

Es la tarde en que me dijiste “necesito un tiempo”. Te miro y pienso, me lleva mucho pensar pero decido que te voy a dar todo el que a mí me queda, para que tengas de donde elegir para que puedas hacer con él lo que quieras, todo el tiempo que te haga falta, al menos todo el tiempo del que yo dispongo.

Cuando decidimos hacemos uso de lo más valiosos que tenemos, la libertad, y eso siempre nos hace mejores. Muchas veces nos arrepentimos de la decisión tomada, pero solo por haber elegido descubrimos cual es el camino correcto. Esta es la historia de cómo elegí un día. Me equivoque.

Con las imágenes de todo lo que nos fue pasando en estos años jugaba Dios. Jugaba. Sentado en una mesa como hacen los adolecentes y sin pensar mucho lo que hacía, sacaba y ponía imágenes. Manipulaba arbitrariamente días, noches, instantes inolvidables y de los otros también. Cosas sin sentido y cosas que me gustaría volver a vivir. Hubiera querido tomarlo por el cuello y acercándome a su oído decirle pausadamente “con eso no se juega”.

Pensaba en aquellos días cuando volver a casa después del trabajo era una fiesta. Escaparme cerca de medio día para llegar a casa solo a darte un beso, porque no había tiempo para nada más. Pasar sin querer por tu oficina y sacarte una sonrisa. Pensaba en esos días cuando no solo eras mi esposa, además me amabas.
Hoy todo cambio y ya solo eres mi esposa y seguramente en unos días eso también va a cambiar. Hay ruido de abogados y división de bienes. Tengo una sensación extraña como si no hubiera mañana, como si todo el tiempo que quedara es este que transcurre ahora, como si el vencimiento de mis días estuviera a punto de llegar.

Tiene largos dedos la tristeza, con uñas afiladas y llega hasta donde menos lo pensamos, no podemos escapar de ella. Se estira, se achica, se filtra, se disfraza pero siempre está presente, esta incluso más presente que el aire, porque cuando siento que me falta y se me cierra el pecho, la tristeza puede hacer que de mis ojos broten lagrimas y de mis sueños huyan las esperanzas de un futuro posible.

Dios sabe cuánto le pedí para que te recuperaras de aquella enfermedad. Tiene en sus manos la foto y la observa con detenimiento. Ahora la guarda, junto con las otras del increíble viaje que hicimos juntos, y no me refiero a ninguno en particular, hablo de todos, un viaje de 10 años juntos. Lleno de alegrías y momentos difíciles, de amigos, de lindos lugares, de frustración y ganas de bajar los brazos, de almuerzos en familia y desayuno los domingos en la cama, té antes de dormir y que me leas “me encanta que me leas antes de dormirme” me decías.

Ahora se pone de pie y toma una cajita, allí están las fotos, me está mirando y sonríe, hacia frio pero ahora esta como mas cálido, esa luz es tan brillante. Tiene algo en el pelo que parece enredado, esta descalzo; abre la caja y comienza a arrojarme la fotos, son como un tren que me atropella y las imágenes van pasando todas juntas, mezcladas, intento fijar la vista y no puedo, se suceden una detrás de otra, cierro los ojos y son sonido de recuerdos , música, el mar, tu voz y otra vez imágenes, los colores, los lugares, Dios que ríe y siento su presencia mi lado, no me acompaña el no puede ver pero ríe como si supiera lo que sucede en mi interior.

-Sigo sin comprenderlo señor, usted me dice que olvide y siga adelante, pero por otro lado me viene con esto, un detalle minucioso de todo lo sucedido.

-¡Póngase de acuerdo quiere!

- Si me habla todo mezclado no lo entiendo, tranquilícese. A ver empecemos de nuevo, dígame ¿Qué tiene en la cajita?

Texto agregado el 26-04-2010, y leído por 329 visitantes. (19 votos)


Lectores Opinan
08-08-2010 A mi me pareció algo a medias. Lamento el comentario pero intentaré explicarme con el mayor de los respetos. Por un lado, el personaje se aclara luego de tres párrafos. Para mi gusto cuando ello sucede (y es probable que yo lo haya hecho), el lector a juicio propio interpreta y en este caso, me parece que es demasiado tiempo para dejar ese detalle en veremos. Todo el texto tiene una mezcla de ideas e imágenes (que no voy a repetir qué opino pues como individualidades, coincido con la mayoría) pero en cuanto a su conexión, me parecen tejidas y amarradas bruscamente. Como lector, no entiendo lo del titulo sino hasta que de pronto me pregunto "Y qué diáblos tiene que ver una cajita aquí??" (es decir al final) y por instinto busco el título. Me parece entonces, que pasa desapercibido el intento de ese tipo de vinculación. De pronto algunos contenidos sucedidos son buenos, pero el intento de transmitir lo que sería vivir fuera de lo físico no sé si al son de una primera lectura sea así de bueno como para percibirlo. Mi impresión es que ahí se quedó a la mitad. Por supuesto, una triple lectura abre el panorama. Habrá que buscar lectores con tiempo, como nosotros o marketearse más ;) Cuídese y gracias por el acercamiento. Te recomiendo finalmente que mejores tu ortografía y puntuación, en un intento para inteligentes, como éste, ese detalle no lo puedes dejar con si quiera pocos errores. BYee pickard
11-06-2010 en la cajita esta mi alma esperando junto a los momentos inborrables que vivimos juntos....****Matilde mancuspia
25-05-2010 Perder un ser amado, es algo que no se olvida, no olvida lo compartido , no se olvida el amor, a una madre, esposo o esposa, o hijo. ESo no se olvida.Pedirle explicaciones a Dios a veces lo hacemos pero luego pensamos que por algo suceden las cosas.No borramos una persona con su muerte, Dios tampoco la borra, simplemente la cambia de sitio y no podemos tomar un avion para ir a visitar a un ausente que este en el cielo.Dios es espiritu y es bueno porque tambien de alguna manera te consuela.El no es asesino, pero si da vida eterna. El dolor es dificil de consolar, pero Dios por medio de Jesus, envian su espiritu Santo, que da gozo , paz, alegria , fe....entre otros dones...animate y perdonalo, porque el nos quiere aunque no lo entendamos... marsolesca
24-05-2010 Gracias por la invitación y de antemano me gusto lo leído. ***** Salvador_Ferri
09-05-2010 Tomar a Dios por el cuello y decirle: "con eso no se juega". Qué grande esa imagen. Me gustó mucho lo que tiene el cuento de atemporal; comienza con un presente histórico, un ahora contínuo (porque los recuerdos siemore duelen en presente) pero me hubiera gustado que mantuvieras todos los verbos en presente en la primera oración, porque aunque exista esa superposición del ayer con el hoy, gráficamente puede pasar por un error gramatical. Me gustó mucho también el otro "ahora", cuando Dios tiene en la mano la foto de la enfermedad. Esa posibilidad latente de que mezcle las fotografías de otra manera, de que lo que sucedió no suceda; ese "estar a tiempo de" que en realidad no sucedió pero que los detalles "tan de todos" nos hacen desear que sucediera. Antes de dejar este comentario estuve leyendo otros textos tuyos, y te agradezco la invitación porque me permitió pasar un buen momento. También te cuento (aunque tal vez acá esté fuera de lugar) que me emocionó tu reflexión sobre El Principito y que me encuentro en este momento tratando de equilibrar mis tiempos para repartirme entre lo que me da Internet (por ejemplo la lectura de tus textos) y salir a ver el sol. Anazul
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]