TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / santostobar / La profesora

[C:435136]

LA PROFESORA
Para los que nos gusta madrugar, Santiago ofrece un sinnúmero de placeres simples. Como conductor del sistema de transportes transantiago me encanta disfrutar de un café y un par se sopaipillas, a las cinco de la mañana, sentado en el bandejón central de la alameda, frente a la estación los héroes del metro, cuando lentamente la ciudad se va despertando. Años atrás, Santiago a esa hora olía a pan tostado, hoy huele a sopaipillas recién fritas, y lo más curioso es que este producto netamente chileno, lo venden ciudadanos peruanos o ecuatorianos, que buscando nuevas oportunidades se han avecindado por estos lares.
Pulula por Santiago una fauna de personajes, que a ojo de buen observador cada uno podría dar para un cuento, una historia, o alguna lección de vida, son los que llamo príncipes de ciudad, claro es que también existen las princesas, ancianas que aunque abandonadas no dejan la coquetería propia del genero y van por la ciudad, arrastrando sus bártulos, errantes con destino a ninguna parte, con el pelo mal teñido, la boca de un rojo furioso y un cigarrillo asido con la punta de los dedos, cuan tanguera Margot, fumando con prestancia de princesa. Mas de una vez me he acercado a ellas, movido por la curiosidad de conocer las historias que las han llevado a independizarse de esa manera, me he encontrado con relatos fascinantes, historias reales o ficticias, son las que les gusta contar, para lo que no estaba preparado fue la manera en que conocí a doña Alcira Chávez viuda de Montt.
Eran las diez de la mañana de un día de setiembre, conducía el bus del recorrido 404, en el paradero de Mapocho subieron algunos pasajeros, estaba por cerrar las puertas cuando escuche una voz
.- Un momento señor por favor.
Una ancianita que no pasaba del metro cincuenta, que con muy buena dicción me pidió.
.- ¿Sería usted tan amable de llevarme señor por favor?, mi tarjeta no tiene saldo
.- suba señorita
.-Gracias señor, son ustedes muy buenos conmigo, siempre me llevan.
(Osea que de tarjeta ni hablar)
.- ¿Hasta donde viaja señorita?
.- Voy hasta Pudahuel.
.- Entonces, avance por el pasillo y busque un asiento, porque es peligroso que vaya de pie en un viaje tan largo.
.- Esta bien, pero antes dígame una cosa.- ¿Cuál materia del colegio le costaba más aprender?
Pensé ¿qué tiene que ver esto? , la mire y note que vestía de manera descuidada, es decir, un abrigo tan viejo como ella, su escaso pelo blanco tomado en una cola, la frente arrugada y entre las arruguitas, líneas de tierra, sus manitos también sucias, sostenían un par de bolsas, en un tiempo blancas, en las que portaba sus tesoros, a pesar de todo, daba una sensación de dignidad y educación. Le contesté:
.-Eran varias las que me costaban.
.- como a todos pero ¿Cuál es la que le gustaría haber aprendido mejor?
.- Ingles.
Lo dije cortante para terminar el dialogo, pero su respuesta me dejo más que sorprendido,
.-Yo le puedo enseñar ingles.
. - You speak English
. –English teacher was.
Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas, Hablaba la anciana con una pronunciación impecable,
.- Where he learner English
.- In normal school, and then travel to London to specialists
Me contó Doña Alcira, que había sido docente en los mejores colegios de Santiago y que al morir su marido, a decir de ella, nieto del presidente Montt. Todo dejo de tener sentido en su vida.
.- Have children
.- Two, living in England
.- Not visit
Con una profunda tristeza en la voz dijo:
.- Not they believe he died.
No quise preguntar mas, pero, prometí que en alguno de mis días libre, la buscare para terminar de saber esa interesante historia,
Poco a poco el bus se fue llenando de pasajeros los que asombrados miraban a una anciana sucia y mal vestida conversando en ingles, con el conductos del bus. Puse atención al tráfico y deje de oírla, al llegar a Pudahuel y antes de bajarse, doña Alcira me dejo un papelito que dice con letra pulcra y clara.

SE HACEN CLASES DE INGLES Y MATERIAS AFINES,
A DOMICILIO
ALCIRA CHAVEZ, VIUDA DE MONTT
Profesora normalista.
Santiago te da sorpresas, es cuestión de saber buscar.

Texto agregado el 10-12-2009, y leído por 134 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
11-12-2009 muy buena y con tus palabras ,pase un rato por eseSantiago que describis******** shosha
10-12-2009 que buena historia! me dio ternura esa mujer abandonada a su suerte DIVINALUNA
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]