TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / juanfran / Dialogos con un Calcetin

[C:431399]

Antes una aclaración. Todo empezó por algo que creo pasa en muchas casas. La perdida de un calcetín. La situación es, abres la lavadora y te falta un calcetín. Lo buscas y no está. ¿Donde está?. This is the question. Misterio.

Hasta que una noche tuve una revelación que aclaró el misterio, -verdad es, que esa noche justamente, salimos a cenar con amigos, bebimos cervezas, vino, mas vino, un gin-tonic y otro mas y mas.

Creo que ya estaba dormido, cuando la mente se aclaro y empezaron las revelaciones.

Apareció un calcetín negro, de tejido tupido, serio, respetable. Con voz pausada, grave - me recordó al locutor de Les Luthiers- que me dijo:
-Has sido escogido para revelarte “La Verdad del Calcetín”. Quienes somos. Como pensamos. Adonde vamos. Todo te será revelado.

-Pero, pero, ¡estoy soñando, como me puede hablar un calcetín!.

-¡Ya salió la soberbia del humano!. ¡Como si todas vuestras creencias, dogmas y formas de proceder, fueran claras y fácilmente creíbles y nada absurdas!. ¿Te recuerdo lo de la paloma y una virgen?. ¿Y la multiplicación de los panes y los peces?. No nos olvidemos de la Torre de Babel y los idiomas. ¿Qué tal un cielo lleno de bellas huríes?. ¿Que me dices de la levitación y de la teoría de las reencarnaciones?. ¿Y el Karma?. Om, Om, om. ¿Te parece serio darle tanta importancia a una onomatopeya?.

-Los humanos sois absurdos, orgullosos, insolidarios, incongruentes, inconsistentes, mas todos los in que se te ocurran de vuestros diccionarios.

-Y después de todo esto ¿te parece anormal y fuera de toda lógica que te pueda hablar un calcetín?. ¡Vamos ya, despierta!. ¿Lo tienes claro?. Bien pues continuo con “La Verdad del Calcetín”.

- Los calcetines estamos constituidos por átomos, que en un determinado momento, que a continuación te explicare, reaccionan entre ellos produciéndose unas complejas trasformaciones, que tu zafio cerebro humano nunca comprendería.

-Esas reacciones atómicas le hacen transmutarse a un mundo paralelo, que es el que estas viendo, solo poblado por calcetines. ¡No hagas caras raras, que vuestra literatura esta llena de mundos paralelos!.

-Este fenómeno se activa en un momento dado, por una conjunción de efectos físicos y psíquicos.

-Los calcetines somos muy sensibles y nos puede producir un fuerte estrés la forma que nos tratáis los humanos. Nos estresamos por varias causas todas debidos al desgaste y al inadecuado mantenimiento que nos dais.

-Al no cortarse las uñas como se debe, que nos produce profundos desgarros en nuestros tejidos. Los roces por zapatos inadecuados que nos produce llagas. El mal olor impregnado, por vuestro sucio cuerpo. Todo esto y muchas cosas más, nos producen estrés.

-El estrés junto a los movimientos circulares de la lavadora activa la transmutación antes dicha. Y un calcetín nuevo aparece en nuestro mundo y desaparece del vuestro.

-En vuestro mundo al contrario que en este los calcetines por un mal mimetismo con vosotros, también tienen sus clases. Pero al revés que vosotros el color negro prevalece sobre el blanco. El negro es lo bien visto. Lo calzan el ejecutivo, el profesional cualificado y las clases medias altas. El blanco sirve solo para hacer deporte, para la juventud y para los desclasados e inconformistas. Los otros colores son variaciones del mismo tema.

-Aquí como veras las clases no existen. Mira, allí va un orgulloso calcetín negro junto a uno humilde de color blanco y si se juntan tendrán un humilde-orgulloso calcetinin de color café con leche. Porque claro, por supuesto podemos unirnos y tener descendencia, gracias a unas complejas y textiles reacciones internas. Ves, de ese calcetín con rayas verticales y de su compañero de rayas horizontales saldrá un calcetín a cuadros que será una monada.

- Bien creo que lo debemos dejar aquí, porque veo por tu cara que piensas que estoy diciendo chorradas (necedades). Ahora ya conoces “La Verdad del Calcetín Perdido”. Adiós.

Cuando me desperté, en mi mente tenia algo perentorio que recordar y una decisión que tomar. Recordar tomarme algo para la resaca. Y decidir no volver a ponerme mas calcetines.

Ahora calzo sandalias.

Texto agregado el 14-11-2009, y leído por 761 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
02-03-2010 Ah! Genial, jejeje! Hace tiempo yo escribí una historia para los niños sobre esta misma situación: la pérdida de un calcetín. Eran aventurillas sobre los que llamé "perditines". Un cuento muy bueno el suyo. Saludos y estrellas! nayru
15-01-2010 ¡Por fin alguien me ha resuelto el misterio! Es tan triste, cuandos estas recogiendo la ropa tendida y clasificando, ver a otro calcetín viudo... Un humor y una imaginación desbordantes. walas
28-11-2009 Es geniaal Juaan! :) sonrisa94
19-11-2009 JAAAAA... JAAAAA... !!!!.. encantador relato de calcetines "parlantes".. me encantó... y bueno, tal vez en vez de usar sandalias, deberías modificar tus combinaciones de bebidas.. pero me gustó mucho el cuento... !!... anlin
15-11-2009 Viva la imaginación, o como hacer de un suceso anecdotico un entretenido relato. Saludos olavera
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]