TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / doctorpi / EMA Y EL BIPOLAR 2

[C:420481]

EMA Y EL BIPOLAR
Autor: Doctorpi

Le habían dicho que en ese negocio lo podría conseguir. Antes de entrar observó en la vidriera pero no lo vio, así que no tuvo mas remedio que pasar y preguntar.
Cada vez que entraba a un negocio atendido en su totalidad por mujeres tenía la misma incómoda sensación: Que lo miraban como si fuera un posible delincuente. Son las delicias de vivir en Buenos Aires.
Había tres mujeres en el negocio. La más joven se acercó.
-¿En que lo puedo ayudar?
-Estoy buscando palos de hockey.
-¿Sabe la medida?
-Bueno, no sé, es para una nena de seis años.
-Mire si quiere puede llevar alguno. Pero lo ideal es que venga con la nena y lo pruebe.
Mmmm…. Me aguardás un segundito.
La empleada se quedó observándolo mientras sacaba el celular, al bipolar no le gustó el modo en que lo miraba ni el tono en que le había hablado. Marcó el número y se alejó un poco. “Ahora van a pensar que estoy llamando a un cómplice que tengo afuera” Pensó mientras aguardaba ser atendido por su mujer.
- ¿Qué pasa amor?- Preguntó ella (Sabía que era el por el identificador del teléfono)
- Estoy en el negocio.
- ¿Hay algún problema?
- Me dicen que hay diferentes medidas de palos. ¿Vos sabías que esto era así?
- No.
- ¡Entonces por que carajo no averiguás bien antes de mandarme a comprar!! – Bajando un poco el tono – Me estás haciendo quedar como un pelotudo delante de la pendeja que me está atendiendo. Encima me miran todos como si fuera un chorro. Cuantas veces te dije que no me gusta comprar en negocios atendidos por minas.
- Bueno calmate. Mirá, la nena debe medir más o menos un metro veinticinco, deciles que te den un palo para esa medida y listo, no es tan grave, no hagas un mundo por cualquier cosa.
- Está bien, pero reconocé que tendrías que haber averiguado antes.
- Tenés razón, tendría que haber averiguado antes. ¿Estas satisfecho ahora?
- No me des la razón como a los locos.
- Es que vos estás loco….
- Mirá no empieces a…..
- Pero igual te quiero- Interrumpió Ema acostumbrada a manejar este tipo de situaciones.
Estas palabras lo hicieron recapacitar.
- Bueno, bueno – dijo mas tranquilo, cuando ella le hablaba así siempre quedaba descolocado - yo también te quiero…. esperame con unos mates que voy en un rato.
- Listo. Te espero, cambio y fuera.
Cortó y volvió con la vendedora.
- Ya está. Necesito un palo para una nena que mide un metro veinticinco aproximadamente.
La empleada esbozó una sonrisa sobradora al tiempo que arrojaba sobre la ignorancia del bipolar toda su sapiencia deportiva.
- Señor, la medida para el palo se toma desde el ombligo al piso. Lo mejor va a ser que venga acá con la nena.
Estas palabras enfurecieron al bipolar.
-¡Y por que no me lo dijiste antes nena! Que querés que adivine que el palo se mide desde el ombligo al piso. Yo no entiendo nada de hockey, es mas, me parece un deporte de mierda que te deja las piernas llenas de moretones, pero que querés la madre de mi sobrina quiere que la nena juegue al hockey y mi mujer no tuvo mejor idea que comprarle el palo para su cumpleaños, y yo como un pelotudo salgo a comprarlo y encima me tengo que bancar que vos me vengas a verduguear con una lección sobre palos de hockey….
- Señor, yo simplemente…
- ¡Simplemente nada!! Que se piensan que no me di cuenta que desde que entré me están mirando como si fuera un ladrón.
Una mujer, a todas luces la dueña o la encargada del lugar, al ver el tono desmedido en que el bipolar increpaba a la empleada se acercó.
- ¿Cual es el inconveniente?
- Ninguno, yo no tengo ningún inconveniente. El problema lo tienen ustedes que no saben atender. Resulta que yo vengo a comprar un palo de hockey y me ponen un montón de trabas ¿Tan difícil es comprar un palo maldito?
- No, desde ya que no- Respondió la mujer.
- ¡No me conteste!! ¿Acaso yo les pedí que me lo regalen al palo de mierda?
La mujer no contestó. El empleado de seguridad se acercó.
- Señor cálmese por favor.
- ¿Que me calme? ¿Y vos por quinientos pesos roñosos que ganás me venís a pedir que me calme? Mejor volvé por donde viniste.
La dueña interviene nuevamente al darse cuenta que está ante alguien desequilibrado.
- Señor por favor, no se ponga así, lo único que queremos es que las cosas lleguen a buen puerto.
- ¿A buen puerto? ¿Con empleadas como la que me atendió recién? ¿Con analfabetos como este- Señala al empleado de seguridad- que me viene a apretar? ¡Por favor!!
- ¡Señor le ruego que sea respetuoso, acá nadie le faltó el respeto a usted!
- Me faltaron el respeto desde que entré, pero sabe que, ya estoy acostumbrado a tratar con personas como ustedes. Y les digo mas ¿saben una cosa?... Los palos de hockey…. ¡Métanselos bien en el culo!!
Dicho esto pegó media vuelta y se marchó dando un portazo.

2

Lleno de ira comenzó a caminar sin rumbo fijo pensando en voz alta, eso lo hacía cada vez que perdía el control, hasta que sintió que su pie derecho resbalaba. Miró hacia abajo.
- ¡La puta madre!!
Había pisado excremento de perro y a juzgar por el tamaño (una montañita marrón bastante grande) se trataba de una raza de gran porte. Limpió la suela de su zapato pasándola por el borde del cordón de la vereda mientras se preguntaba por que los dueños no saldrían con la bolsita correspondiente. El tenía una fijación con los perros de gran porte y con los dueños de los mismos. Ver pasar de cerca a un tipo con un perro suelto por su lado era siempre una situación tensa. Sonó su celular. En la pantalla apareció el nombre: EMA.
- Todavía no lo compré- dijo sin más.
- Que pasó- Preguntó ella.
- Nada, eran unos maleducados en ese negocio, pero quedate tranquila, en cuanto encuentre una casa de deportes lo compro. Lo único que te pido es que me hagas un favor.
- Decime.
- Llamá a tu hermana y preguntale cuanto mide Ayelén desde el ombligo al piso.

3

Finalmente consiguió el bendito palo de hockey para el cumpleaños de su sobrina a celebrarse esa misma noche. Quería mucho a la niña y mientras regresaba a su casa se regodeaba pensando en la cara que pondría al recibir el regalo. Esto lo hacía feliz y no veía la hora de llegar a casa de su cuñada cuando en la misma cuadra por la que caminaba vio a un ovejero alemán de grandes dimensiones defecando en medio de la vereda y recordó el montículo que había pisado al salir del negocio donde tuvo el entredicho.
El dueño del ovejero, era un típico musculoso de esos que suelen salir con su mascota sin correa, actitud que al bipolar lo sacaba de las casillas; demás está decir que el musculoso tampoco se tomó la molestia de recoger los restos dejados por el animal que, luego de hacer sus necesidades salió corriendo atropelladamente y a punto estuvo, en su carrera, de llevar por delante al bipolar que al pasar junto al musculoso le dijo:
- Disculpame, no te das cuenta que no podés sacar semejante perro sin correa, que casi me lleva por delante.
El musculoso no le respondió y siguió caminando. El bipolar se detuvo.
- ¡Al menos podrías juntar la montaña de mierda que dejó tirada!!
El musculoso se detuvo y lo miró
- Por que mejor no me chupas la pija tarado – Respondió el musculoso sin detener la marcha.
El bipolar se quedo mirándolo sorprendido por la respuesta mientras lo veía alejarse junto a su perro que respondía al nombre de Cassius.
- No te enojes – Le decía una voz interior.
El bipolar continuaba mirando al musculoso y su perro Cassius.
- Mejor contá hasta diez – Insistía la voz interior.
Un calor muy fuerte abrasaba sus mejillas. Otro rasgo que lo caracterizaba cuando algo lo sacaba de sus cabales. El musculoso y su perro Cassius ya habían doblado en la esquina.
- Mejor pensá en tu sobrina- Le dijo la voz interior para disuadirlo de tomar una decisión violenta.
El bipolar tomó aire y miró el palo de hockey que tenía en su mano. Se acordó del cumpleaños de su sobrinita…….

4

Llegada la noche Ayelén muy emocionada comenzó a quitarle el envoltorio al regalo de los tíos. ¡El palo de hockey!!
- ¿Te gusta?- Preguntó Ema.
- ¡Que bueno Aye!!- Dejo su mamá.
- Probalo, pero creo que la medida está bien – Agregó el bipolar.
La niña tomó el palo colocando sus manos como le había enseñado el profesor. Era la medida perfecta. Sus tíos respiraron aliviados mientras veían como Ayelén feliz de la vida iba corriendo a mostrarles el palo de hockey a sus compañeritas.
Ema miró a su marido. Su humor había mejorado. Lo había notado un poco raro antes de salir para la fiesta pero ahora lo veía mejor. Para ellos que todavía no tenían hijos, la sobrina era como un bálsamo, sobre todo desde que la hermana de Ema se había separado.
- Viste que no era tan grave- Le dijo Ema - Que al final lo conseguiste.
El bipolar no respondió. Estaba mirando como su sobrina estudiaba seriamente el palo.
- ¿Que pasa que lo revisa tanto?- Se preguntó preocupado, cuando llegó su cuñada con unas gaseosas para tomar.
- Nada está contenta- respondió Ema.
- Salud chicos- dijo la hermana.
- Dejá de mirarlo por favor – Dijo para sí.
-¿Que pasa amor?- Le preguntó Ema, porque sabía que cuando el murmuraba, algo malo estaba pasando. Ayelén se acercó a ellos y exhibiendo la punta del palo preguntó:
- ¿Tío, que son estos pelos que tiene pegados acá?
Después de dar el golpe quedó tan consternado que olvidó quitarle al palo los restos de sangre y pelos que habían quedado en la punta……

FIN

Texto agregado el 03-09-2009, y leído por 142 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
07-09-2009 Es una genialidad! El suspenso esta tan bien manejado, mas alla de que podia imaginarme que algo le iba a hacer al perro o al dueño. Los prejuicios, como afectan. La personalidad del personaje, tan bien descripta, las emociones. Me encanto. Me parecio mucho mejor que el anterior! (Comentario aislado o no subis nada, o subis todo!! No tenes punto medio!) Saludos !! alex_delarge
03-09-2009 Esa es la idea.... dejarle un poco de trabajo al lector.... abita
03-09-2009 En ninguna parte, dice que haya golpeado, a alguien o algo. Pero bueno carpichos del autor. Saludos siemprearena
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]