TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / orlandone / La Viuda de Nadie

[C:415691]

Cuando se disputan el amor y la muerte es difícil estar de un lado o de otro, lo aprendí de la forma más dura y dolorosa. Y es que en mi profesión no se puede jugar ni con el amor ni con la muerte.
Pablo y Silvio eran los mejores amigos. Pablo tenía dinero, era hijo de un mafioso dueño de muchos burdeles de la ciudad incluido donde yo trabajo, y Silvio era trabajador de él, a pesar de eso como ya dije eran buenos amigos y se esmeraban por mantenerme feliz y complacer mis caprichos. Pablo había pagado por mis servicios muchas veces, pues decía que aunque era hijo de mi patrón no era mi dueño, sin embargo yo le temía y sabia que cualquiera de los esbirros de su padre haría sin pensar lo que le pidiera, en cambio Silvio había pagado por mí una vez, después me dijo que le diera crédito, y yo lo hice, no por el dinero, sino porque me gustaba, era una persona maravillosa además de buen amante. No sabían que me compartían, pues se cuidaban de que el otro se diera cuenta. Siempre me veían al terminar sus “trabajos”. Un día como de costumbre, llegaron algo intranquilos, se sentaron al rededor una mesa, les lleve una botella de brandi y les di un beso en la mejilla a cada uno, un olor de perfume me intrigo y volví a acercar mi cara a ellos buscando quien lo traía, primero hacia pablo y él me dijo al oído que quería dormir conmigo, me aparte sonriendo, luego busque el olor en Silvio el al tenerme cerca me dio un beso en la mejilla, estuve con ellos solo un minuto, pues debía arreglarme para pablo. No sé que le paso pero en la habitación me trato mal y me golpeo. Salí un instante a buscar licor para pablo y allá estaba Silvio sentado solo bebiendo. Me vio taparme la boca con un pañuelo empapado de sangre, corrió hacia mi pero hui rápido a mi habitación, el no me siguió, una hora después fui nuevamente al bar y ya no estaba. En la habitación pablo me había pedido perdón y hasta me propuso que dejara este trabajo y me casara con él, yo no sabía qué hacer y le dije que lo pensaría. Ya el burdel había cerrado y yo había pasado con Pablo hasta la madrugada, lo acompañe a buscar su auto sin saber que Silvio me esperaba afuera. El tal vez no reconoció a Pablo, o si lo hizo eso lo enfureció mas y lo ataco por la espalda con un golpe, saco un cuchillo y lo hirió dos veces, Pablo cayó a suelo sangrando por la boca con los ojos desorbitados, saco su revólver y disparo si decir nada y sin que le temblara el pulso, un disparo certero mato a Silvio los dos cayeron uno cerca del otro como si hubieran muerto agarrados de manos, como amigos. Yo no sabía qué hacer, de hecho no podía hacer nada, solo verlos ahí muertos.
Creo que el final hubiera sido peor, si aceptaba la propuesta de Pablo, Silvio lo habría matado y le tocaría huir, el padre de pablo al saber esto me habría matado junto con Silvio, y si lo hubiera rechazado tendrá que haberle dicho que estaba casada con Silvio y que por eso no lo aceptaba, Pablo lo hubiera matado y me hubiera obligado a estar con él. Nadie jamás se entero de estas cosas, lamentaron la muerte de ellos sin saber por qué se habían matado entre ellos. Todos piensan que fue por dinero yo se que fue por amor.

Texto agregado el 30-07-2009, y leído por 64 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]