TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nekari / (PAISAJE IV) EL REENCUENTRO

[C:411172]

PAISAJE (IV); EL REENCUENTRO

Había llegado ya al emplazamiento donde se encontraba mi barca y fui corriendo a anclar mi caña en el saliente donde había pescado antes.

Deje todo el aparejo cuidadosamente colocado y mientras aproveché para recolectar algunas hierbas aromáticas, para darle algo de sabor al guiso que haría después junto a la cabaña.

También recolecté algunas hierbas que en infusión son digestivas y antisépticas, como menta, poleo, té de montaña… que en estas pequeñas expediciones siempre me gustaba recolectar para dejar después en un secadero hecho de cuatro palos y una red metálica que había hecho junto a la huerta.

Después de pasar una hora y haber cogido un par de peces, me subí en la barca camino de la cabaña.
Ya serían las nueve, casi noche cerrada. Apenas se veía nada, empezaron a asomar entre las montañas las primeras estrellas y la luna como si fuera despertando perezosa, iba apareciendo más clara.

Toda esta esplendorosa bóveda estrellada, se reflejaba en las aguas calmadas y cuando apenas me quedaría un cuarto de hora para llegar al refugio, vi unas luces que parecían esforzarse por hacerse una.

No hubiera sabido muy bien a aquella distancia, vislumbrar que podría ser eso.
Por un momento pensé que alguno de los lugareños había venido a verme a averiguar si estaba bien, como últimamente iban haciendo de vez en cuando, si no aparecía por la aldea en mucho tiempo.
Cuando hacen esto ya no sé si es por cariño o porque les hace gracia que les pague con los artilugios que hago, tampoco sé si les resultan útiles o simplemente me los compran porque les llama la atención, todavía no he llegado a ese nivel de comprensión de su idioma o sus gestos.

El caso es que a medida que me acercaba pude comprobar que aquellas luces eran una fogata y no una fogata cualquiera…. ¡noooo!
Era una fogata con un sello muy especial…. ¡No podía ser! ¿Toño? Pensé a mis adentros... ¿De verdad que me había encontrado? ¡Qué listo el muy cabronazo! ¡Solo podría ser él ( la verdad es que esa manera de encender un fuego y de hacer señales la habíamos inventado nosotros de crios en los scouts de forma que que solo nosotros y nuestros amigos podíamos entender), a medida que me acercaba a la orilla me subía la adrenalina pues esas señales eran las nuestras!! ERA VERDAD Sí, era mi amigo Toño… mi amigo de la infancia, mi socio, la persona en el mundo en la que más podía confiar.
Solo él, me podría haber encontrado. Aquí perdido en medio de la nada. En medio de este pequeño universo que se había convertido en mi hogar desde hacía bastante tiempo ya…
Remé esta vez con todas mis fuerzas a la orilla intentado levantar la cabeza para ver si lograba encontrarlo. Aparqué la barca tan rápido como pude y me bajé de un salto.
Tooooñooo... ¿Dónde estás colega?
TOOOÑOOO!!!! Cabronazo se puede saber por ¿dónde pisas?
Noté una mano en mi hombro y me giré de golpe y lo primero que dijiste fue
-Alejandro amigo ¡¡no grites tanto!! Qué ya te escuché ..
-Amén compañero ( te dije) tu siempre tan calmado! JAJAJAJA ( me empecé a reír exageradamente casi atacado por la sorpresa del momento)
-Mira Antonio ( te dije ) voy a preparar la cena…Tú siempre tan adelantado y ya has preparado las brasas ,JAJAJAJAJAJAJAJA, (volví a reír desproporcionado y contento), supongo que no habrás venido de tan lejos para irte sin cenar ¿no? Mira que ejemplares tengo ( levante las piezas de peces que había pescado y se las mostré) y ahí en ese pequeño sembrado tengo unas patatas y…
-No te preocupes Alejandro que ya cogí algunas y… piezas de pan y fruta que te he cogido de por aquí, también compré cosas en la aldea y te traigo tabaco y una botella de whisky del bueno para … Ya sabes “Mamón” ¡ para pillar una buena!
-Amigo no sabes como.. como Me alegro de verte! ( le dije )

-Bueno me imagino que esta “TRAVESURA TUUUUYA..” ya la damos por acabada ¿nooo? He venido a buscarte… ESTA VEZ COLEGA, TE VIENES CONMIGO y no me vengas con excusas ni gilipolleces, no quiero escuchar nada que no sea
“ Me vuelvo contigo Toño”

-Mira un momento esto ( lo cogí y le obligue a mirar el paisaje ), mira ese PICOOOO TAN ALTO… ( lo ves? )

-NO, NO, NO, NOOOO QUIERO OIRLO. NO QUIERO SABERLO. Mira por tu inconsciencia, todo el mundo empieza creer que has muerto. Por tu mala cabeza socio, tu familia está… mira…..

-Sabes? Todo eso me da igual.. esta noche vamos a preparar la cena tranquilos y dormiremos aquí al lado de esta fogata bajo las estrellas y entonces si me quieres “lavar la sesera” contando todo... Pues me lo cuentas! pero de momento amigo déjame que te invite a disfrutar de esto un rato, a cenar, a reírnos y emborracharnos y a contarnos viejos chistes de cuando íbamos de farra , mujeres y alcohol y como en aquellos días a olvidarnos de todas nuestras penas y mañana cuando salga el sol.. ya te cuento que es lo que había pensado.

-¡¡¡Tu siempre igual, Alejandro!! SIEMPRE PASANDO DE TODO.

-Y TÚ MI QUERIDO TOÑO SIEMPRE TAN PREOCUPADO.REEEELAAJÁTE JODER Y OLVIDA UN POCO.

Y así ambos nos dispusimos a prepara unas brasas y un tronco donde cocinar el pescado.( casi como cuando éramos crios en los scouts) , las patatas del huerto las envolví en unas hojas y las asamos en las brasas.
Y después de cenar Nos terminamos la botella de whisky a morrazos..
Toño me contó viejos chistes y no pude para de reírme en un buen rato.. Con la risa tonta que el alcohol te va provocando.
Y yo le iba contando las anécdotas con los lugareños y los dos con la borrachera nos íbamos riendo de todas las tonterías que se nos iban ocurriendo, le conté el salto que había dado en la poza ese día, las veces que había intentado subir a la cima, como era aquí el invierno de duro y al final exhaustos nos dormimos… No recuerdo ni a que hora ni en que momento.
Pero solo sé que me desperté tumbado al lado de la fogata y Toño aún dormía justo en el otro lado, completamente exhausto.

Al verlo me entraron remordimientos de pensar que mi amigo había venido aquí, sabiendo todo lo que le habría costado, pensando en salvarme de este “sitio olvidado” y que a mí solo se me ocurriría decirle ; Que no pensaba volver con él…

Pero es que Toño no comprendía que no había alcanzado el propósito de mi “escapada” a este lugar, que mi vida en "mi" casa, en mi empresa y con mis amigos era insulsa y vacía y que todo parecía siempre la misma puta mentira.
¡Esta! No era una escapada cualquiera…. ¡Era algo más grande, más importante que cualquier cosa que hubiera hecho nunca en mi vida! Era la verdadera búsqueda de mi mismo y hasta que no tuviera una respuesta por pequeña que fuera… Yo no pensaba volver… ¡Así me costase la vida!!

Pero eso era algo que tendría que decírselo después….Bastante cansado estaba mi amigo después de haber venido hasta aquí.


Texto agregado el 27-06-2009, y leído por 192 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
03-07-2009 Sigue muy bueno! Capa! ElnegroHinojo
02-07-2009 Siempre será un placer leerte.***** susana-del-rosal
28-06-2009 Es maravilloso hacer este viaje contigo, de verdad que me tienes atrapado, es un texto sensacional, un abrazo y muchas gracias preciosa******** JAGOMEZ
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]