TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / blue_jean / La inglesa que adoraba el spam

[C:398443]




Lo contaron en la oficina y me pareció muy loco.
Apareció en The Sun, que no es un diario confiable, pero no carece de sentido del humor.
Sheila Gray, una pelirroja de 25 años pedía spam como si fuera un delivery de cakes de chocolate o de brownies.
Tenía un blog: "givememorespam" y desde allí suplicaba que le mandaran spam a sus correos.
Y recibía de todo, compañias que venden software, alargan el dick que ella no tiene y cards varias. Sheila estaba contenta con su spam.
Uno creería que la tipa lo hacía porque en un universo cybernético antispam, y todo lo que a uno le revienta los ojos a fuerza de borrar, ella había iniciado una especie de episodio histérico o masoquista.
O era una fetichista del spam "Vení y pegame con tu spam"...
"Qué spam más sexy, boy..." "Dame unas nalgaditas con ese spam"...
Increible!
Así que mandaron a su ciudad de Birmingham a un periodista para que la entrevistara "in situ". Allí, toda solita con su Mac primorosa y todo el spam que se pueda recibir en varias cuentas.
Y la tal Sheila le abrió la puerta con una sonrisa Mac y esa vestimenta que caracteriza el pastiche que les gusta a muchas inglesas.
Su cronista la describió como una chica normal, con cubretetera sobre la tetera y un cuerpo nada despreciable para lo que se puede esperar encontrar en ese frio pertinente de Birmingham.
Despúes de todo quizá no son todas insulsas las inglesas, ni se ponen pecas hasta para ir a dormir.
Ella le contó sobre su adicción al spam.
El artículo firmado por un tal Blaise Henry Cross comentaba qué había llevado a esta pelirroja a amar correo absolutamente no deseado.
Y era una de las historias más recurrentes de internet:
La de los amores impracticables y cómo le había ayudado ese tormento a dejar de lado su inicial timidez y había practicamente terminado cantando a los gritos en los chats con alemanes que bebían cerveza en la Bavaria y hasta con franceses, lo que en gran medida la había hecho sentirse mas traidora que el Guy Fawkes.
Pero nunca, nunca nadie la habían querido de verdad.
Y el periodista le preguntó - ¿Ud. cree que se puede amar de verdad en internet? -
Y ella dijo - Si, pero no a mí.-
Así que resolvió dejar de escribirse con tanto portador de testosterona que ya casi le invadía el home con su olor a hooligan.
Un día decidió que solo quería leer nombres de hombres que no le hicieran daño, ni la dejaran esperando, ni tampoco le hicieran el amor de mentiritas o "just to fuck" como mejor expresó.
Y se encontró en su casilla de mails con una interminable lista que siempre eliminaba.
Esta vez no, dejó allí donde los encontró a :
Jake Moore, William, Mauricio Garcia, Liam Bailey, Nicholas Davis, otro Nicholas sin apellido, y Adam Bishop, Vittorio De Sicca, Alec Baldwin, Richard Curtis, y dos nombres que si ella hubiese amado el fútbol como amaba el mundo virtual, se hubiera dado cuenta que eran nombres de jugadores de Cerro Porteño, un equipo de soccer paraguayo. Le pareció un acto discriminatorio eliminar a Linda Blair y la dejó como para que le diera consejos a la hora de sentirse endiabladamente sola.
Por respeto eliminó a Madame Curie.
Y todo lo que hizo fue abrir cuentas y más cuentas en lo que anduvo invitandose noventa y nueve veces a tener correo en Gmail que elevaba su capacidad cada segundo, e iba por más.
Y su spam decía de parte de William "why seek? chose any love"...
"Mmmmmmmm" "Mmmmmmmmm" describía el periodista que repetía Sheila
Mmmmmmmm y no sufría más.
Y el mencionaba que ella decía "Mmmmmmmmm" y a el le caía cada vez mejor el spam y el aire de Birmingham.
Y así fue que me enteré de esta locura.
Y como nunca nada queda allí, vino otra vez una compañera unos días después a decirme
- Conectate y abrí thesun.uk.
Y me estuve riendo por un rato largo y me pareció genial porque la locura es a veces un acto de magia. Dolorosa casi siempre pero no siempre.
The Sun tuvo una tirada especial con la carta de Blaise Henry Cross, periodista del staff desde hacía 3 años, renunciando a su puesto por razones que no precisaba en detalle, cosa que el amarillismo diario se encargaría de arreglar más temprano que tarde. Y que por cuestiones personales se establecería en Birmingham por tiempo indeterminado.
(The Sun. 26-04-06)
Estas cosas solo les pasan a los ingleses, por eso quizá repetiremos hasta que nos queden para teclear solo los codos pelados lo que de él dijo Harold Bloom algo asi como que William Shakespeare "inventó todo lo humano".
"Good for you Sheila Gray".


Texto agregado el 01-04-2009, y leído por 294 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
04-03-2015 ;) dimitri_paria
12-05-2010 ¡Genial! La imaginación nos salvara!! ¡Saludos! mauro22
22-03-2010 Divertida e interesante historia. Bravo por tu imaginaci´´on. Saludos Idaluz
18-05-2009 jamás he pasado por algo parecido. madrobyo
07-04-2009 Vertiginosa y divertida historia de algunas obsesiones demasiado tecleadas. Saludos! manndrugo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]