TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / luan / El terror recibido

[C:397265]

El día viernes, llegó a la casa una caja de madera cerrada. Al ver un objeto tan grande, pensé en lo caro que debe haber salido el envío y rápidamente la entre a mi dormitorio, comencé a abrirla casi de inmediato, pero mi felicidad se terminó al confirmar que dentro, solo había otra caja más pequeña y muy bien clavada.
Como no tenía herramientas fui a buscar un martillo, ya que al intentar abrir con las manos está segunda caja, no hubo forma de que esta abriese, por más intentos que tuve de hacerlo. bajé las escaleras.
Pero al volver a la pieza, mi felicidad infantil, se transformo en un miedo frío, de esos miedos paranormales.

¡La caja estaba abierta!

Al revisarla, noté que dentro había un instructivo.
Revisé bajo la cama y en los rincones de la habitación, pero no encontré nada por lo que intuí que el instructivo era el único contenido de la caja.

Fui a hojearlo viendo televisión.

Eran unos muñecos muy caros que tienen toda una moda de seguidores por el mundo.
-------------------------------------------------------------------------------------------- --------
Los modelos son:

-Elfo: Comen semillas y conceden favores
-Troll: comen carne cruda y hacen encargos
-Duende: come semillas y protege la casa

“Se les debe dejar comida y leche por las noches”


IMPORTANTE

“Su modelo troll solo se vera por las mañanas”
“Déle comida todos los días”
“Para un correcto actuar del muñeco, mantenga la puerta de su habitación abierta”
___________________________________________


UUUUUUUUUU,
Primero no lo tomé en cuenta porque mientras leía descuidadamente, estaba viendo el Che-copete.

Pero en los comerciales, baje el volumen de la televisión y preste a medias atención en el folleto, porque unos tenues piecitos caminaron en algún lado. Como soy fanático de los gatos y tengo 15 en el patio, se me ocurrió que si metía un gato, el gato podría pillar esa cosa que era como una laucha suponía yo.

Entonces bajé a buscar al más corpulento de todos abrí la puerta y la llamé.

Mirrriññauuuu

Mirriñauu

Mi gata entro con su cuerpo fibroso, de años de ser gata de los techos, incluso tiene un pelón de una vez que le tiraron agua caliente.

Me siguió hasta el segundo piso y entro en mi pieza, inmediatamente adopto una postura de caza, y sus pasos no hicieron ningún ruido...

-continuará-


Texto agregado el 23-03-2009, y leído por 104 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]