TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ladyvoncarstein / Ella

[C:383751]

Supongo que aquella visión surrealista no fue del todo correcta. Sus miradas se cruzaron durante segundos. ¿Bastó eso?
No. Su corazón era ansioso. Necesitaba sonreírle, abrirle su corazón, tocar cada parte de sus pestañas para poder revelarle el significado de su tacto helado.
A veces sus ojos se volvían opacos, acompañados de un semblante triste y lúgubre. Había caminado por muchos caminos y todos la habían traído hacia el mismo sendero tortuoso. Nadie supo a ciencia cierta nada sobre su enfermedad, o su “no-enfermedad”. Por mucho que ella quisiera saber un por qué no lo encontraba. Ni libros, ni terapias ni palabras bonitas. Sólo la calma aplacaba esa furia interna, aunque buscar el complementario a sus sentimientos no fue siempre lo correcto.
Había modelado su personalidad a fuerza bruta, a golpes, como si forjara una estatua de acero. Su mente era un entramado de telas de araña hechas de plata y oro. Siempre que escribía lo hacía en estado de trauma o trance, o quizás de calma, pero se daba muy pocas veces.
A pesar de ser estrictamente ordenada y clasificadora, no podría presumir nunca de una constancia mental. Pensaba demasiado. Mantener constante una inconstancia y un caos absoluto y completo era lo que menos quiso.
Vivía a base de contradicciones, de luchas consigo misma.
Pero no pasaba nada. No tenía trascendencia. Porque estaba acostumbrada. Reía a carcajadas cuando releía lo que había escrito, reía porque siquiera ella misma conocía tan profundamente sus estados de trance como para poder opinar sobre aquellas palabras.
Ahora sentía que se había encontrado consigo misma, estaba calmada bajo una paz irreconocible, que no deseaba que se fuera bajo ningún concepto, aunque no tenía inconvenientes en dejarla ir si ésta decidía marcharse.
Sabía que lo haría, pero sólo quería disfrutar de ella, antes de tener que despedirla.
Pasase lo que pasase seguirían amaneciendo los días y ella no tendría más remedio que levantarse y que posponer sus sentimientos con respecto a sus quehaceres diarios para otro rato.
Algún día escribiré cómo era ella. Hoy le prohibí estar aquí conmigo, porque lo quiera o no, ella es yo, y eso nada ni nadie podría cambiarlo.

Texto agregado el 11-12-2008, y leído por 147 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
11-12-2008 yo no kiero cambiarlo^^ sabes que siempre me gustaste y me gustaras tal y como eres, pk quizás eso sea lo que te hace especial..(K) iloveyou! arduina
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]