TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Delirio

[C:378085]

A los sesenta años lo sacudió el deseo de ser extraordinario. Leyó las biografías de hombres ilustres y el factor común que encontró es que todos habían insistido en sus virtudes desde niño. Buscó en su interior alguna, mas sus quehaceres no evidenciaban nada inusual. Escribió las diez veces que pudo perder la vida y cuando llevó el manuscrito a un literato famoso, lo ojeo con indiferencia y le dijo vas bien, sigue insistiendo. Algún periódico lo publicó, pero nadie se enteró. Poco antes de su muerte, recordó el paisaje que vio en su niñez y lo expresó con la emoción de un niño que pierde sus juguetes. Poemas dispersos que un nieto mandó a una revista.
Un siglo después, es mencionado como antecedente de una corriente que relacionaba la salud emocional y la desatención del niño con el duelo por la destrucción de la naturaleza. Trescientos años posteriores a su fallecimiento, un historiador descubre su pretensión y hace escarnio y mofa de él. Tanto éxito tuvo que se acuñó una palabra para designar lo que se pretende y no se logra en etapas tardías. Casi al mismo tiempo un psicólogo describe el síndrome y es ejemplo para los párvulos de que es norma identificar las habilidades desde la niñez. Al mismo tiempo se funda en el mundo una asociación de ancianos cuya finalidad consistía en identificar la habilidad extraviada premortem.
Por supuesto estas noticias nunca llegarón a él.

Texto agregado el 03-11-2008, y leído por 550 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
21-11-2008 Es increíble como las virtudes trascienden aunque desordenadas en el tiempo, tantos grandes aplaudidos hoy y tan obviados antes, y es que la luz se manifiesta en el alma y el seso con su mañosería a cuesta, es tincada y anda siempre haciendo alarde cuando quiere. El pensador es el móvil, el alma el gran gourmet a destiempo...preguntale a Van Gogh online
19-11-2008 Impecable como todo lo tuyo. Me encantó. Todavía tengo esperanzas. Ja ja makiu
19-11-2008 Muy original. Excelentemente narrado. ***** flop
17-11-2008 Parece una maldción de muchos grandes artistas, que se reconoce su valía y grandeza una vez que ya no están, como si el reconocimiento a sus logros u obras estuviera directamente ligado con su muerte. Es muy triste, pero se da muy muy a menudo. Un gran texto que relata perféctamente ese drama. Mis 5 estrellas! nayru
12-11-2008 Es cierto que ser reconocido es un halago grande , pero si uno pone su alma y corazón en lo que hace, ya puede darse por muy satisfecho con lo que siente ...muy bueno y real =D cariños dulcequimera
12-11-2008 Muy bueno,tal vez se entero por otros medios ,******+ shosha
11-11-2008 Muchas artistas cargan con esa desgracia, en su tiempo muchas veces fueron satanizados, ignorados, perseguidos, pero años después son recordados como alguien extraordinario y fuera de lo común. Eso en el caso de los afortunados ¿cuántos artistas, hombres, mujeres, extraordinarias y de gran valor para la humanidad no viven en la ignorancia? Azel
09-11-2008 Pero qué interesante esto que planteas, Rub querido. Muy bueno, te deja pensando...***** MujerDiosa
09-11-2008 Has descrito en pocas palabras toda una tragedia... Tantos cantantes, pintores, escritores que jamás serán tocados por el dedo de la suerte...y sin embargo tienen éxito muchos mediocres. Así es la vida. margarita-zamudio
04-11-2008 ¡¡Cuántas veces sucede!! Ser reconocidos después de la muerte y en vida no fueron dignos de ser tenidos en cuenta.Muy buen relato, triste y reflexivo.Mis estrellas. almalen2005
04-11-2008 Es cierto... a cuantos grandes el reconocimiendo les llegò mucho despuès de que pudieran enterarse. Una reflexiòn bien expresada. Mis***** lilianazwe
04-11-2008 No sólo es hermoso, bien redactado, sino que, como dice luzyalegría, es simbólico. Me gustó muchísimo, da gusto leer trabajos así. la_aguja
04-11-2008 La necesidad de todo ser humano de trascender en la vida y dejar la huella de su paso por este planeta.. una necesidad intrínseca que viene en los genes.. porque será? acaso es el alma lo que hace que de repente queramos ser inmortales y es el cuerpo el que nos aterriza y nos dice, que somos finitos? que contradicción es el solo hecho de pertenecer a la especie humana, verdad? *********** vilyalisse
03-11-2008 es un cuento que es triste y pone bien claro la indiferencia que tenems hacia nuestros propios anhelos los acallamos tanto que luego no nos alcanza el tiempo para verlos florecer...pero por otra parte, veo cómo el poder de la palabra, traspasa generaciones e intenciones y logra su finalidad inmortalizandonos solo por el hecho de haber sido en algun tiempo...bello y simbólico luzyalegria
03-11-2008 Que pena que nunca se enterara!!! Me obliga a pensar en mis virtudes, quizás no sea tarde para insistir en ellas!!!! 5* maribonita
03-11-2008 *****, un abrazo, buen relato, Sende anemona_
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]