TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rodrigo / De la Sierra Madre a Los Andes II parte.

[C:35745]

DE LA SIERRA MADRE A LOS ANDES (II PARTE) (Fragmento)

Quetzal, el pájaro serpiente y Cóndor, el pájaro nube, en la cúspide del Machu Picchu, contemplaban la ciudad mágica con admiración y respeto. Dos llamas ramoneaban más abajo, dando pinceladas paradisíacas a este increíble lugar. Emprendieron vuelo y se posaron en el Huayna Picchu, un poco más abajo, la montaña más conocida del área, según explicara Cóndor a Quetzal.

Con su habilidad de aves símbolo, re-emprendieron vuelo siguiendo la trayectoria del río y del tren, por montes nevados y monumentales, hasta Ollaytaytambo, ciudad inca, habitada y que guarda las maravillas de una ciudad antigua. Sus rectas calles y sus canales de agua, como la época prehispánica, asombraron a Quetzal, el pájaro serpiente, conocedor de Tikal y Chichén Itzá, las grandes ciudades del Reino Maya.

Luego, el valle Sagrado. Tapizado de colores y cuadriculado, en un ajedrez inmortal, se fijó en las pupilas de las dos grandes aves. Miles de tonalidades de verde refulgían en lontananza y se regaban por el río sagrado Urubamba.

Los Andes peruanos, los fabulosos Andes, estaban a sus pies.

De vuelta al Cusco, los recibió Corichancha, el templo del Sol y la Fortaleza de Sacsayhuaman.

Era lunes Santo y el Cristo de los Temblores asomaría esa noche por la puerta de la catedral, ante miles y miles de humanos que le veneraban.

Quetzal y Cóndor, con reverencia, esperarían, para descansar de su largo viaje, el momento aquel.

Por la noche estuvieron hablando y hablando sobre el Cusco. De sus maravillas y leyendas. Una de las más destacadas, se puede leer, según el pájaro Nube Cóndor, en el libro escrito por un cusqueño de pro, poeta y literato, de gran alcurnia peruana: AMOR MESTIZO. Su autor, el gran amigo de Quetzal-Rodrigo, Hampatu-Sapo, Gilberto Muñiz Caparó.

Quetzal, el pájaro serpiente guarda ahora, como uno de sus más preciados tesoros, este libro, dedicado de puño y letra, de su amigo Hampatu. Con mucho orgullo.


Sigue: De la Sierra Madre a Los Andes III parte.


Texto agregado el 22-04-2004, y leído por 761 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
23-12-2004 Excelente, voy a la parte III. jorval
19-05-2004 ¿Me delata el verde malsano de mi tez, mis miembros temblando en malsana parsimonia, cual títeres descabezados y con cuerdas rotas? Es la envidia, lo dije en la primera de tus partes y me reitero en la convicción... Es magistral cómo describes el viaje. Quizás algún día tenga el privilegio de conversar con Quetzal y Cóndor, y de vivir esas pinceladas paradisíacas que de momento -y no es poca cosa- paladearé gracias a tí. Fantástico relato. LoboAzul
27-04-2004 es hermoso rodrigo, solo tu para representarlo en tan perfecta imagen.besos lisinka
26-04-2004 Mi admiraciòn por este hermosìsimo trabajo. En cada palabra se palpita el inconfundible aire de los Andes entrelazado con afectos y sentimientos surgidos de la amistad y de una cultura vasta y rica. Un inmenso abrazo fraterno. shou
25-04-2004 He leído artículos culturales y reseñas del folclor de un país que muy pocas veces me han inspirado esto que siento al leer tu texto. Amén de la historia y la magistralidad con que la cuentas, tu técnica narrativa aquí expuesta es de una calidad enorme. Me gusta el aire informal que das al relato y como mencionas a amistades dentro de la magia de los quetzales y cóndores. Leí la primera parte y ahora esperaré con gusto la tercera. Saludos. Gabrielly
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]