TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / launenat / PERO YO SI TE QUERÍA

[C:357323]

Y entonces dijo, poniendo fin a ese silencio de años, escribiendo al fin esa carta que esperaba en el tintero, y que sería el fin de su tormento:

Me educaste bien madre ¿lo sabías? Si, se dijo ella misma, si lo sabías, eso lo hiciste a conciencia, querías perfección, querías rendimiento, querías orden, limpieza, querías todo lo que ni tu misma eras, pero yo no me di cuenta, yo te creía perfecta, todopoderosa, omnipresente, inmune al dolor…
Me educaste bien ¿lo sabes?
Mi esposo me dice que soy una mujer “altamente eficiente” y a veces no se si es halago o es reproche. Luego me dice en tono dulce: -así te educaron- como queriendo decirme: -tú no tienes la culpa, es algo que te hicieron-.
Y eso es verdad, ser la mayor de tantos hermanitos, con la responsabilidad que tú me echaste a cuestas, de que por ser la mayor yo deberías ser el ejemplo, responsabilidad que cargue por tantos años, y que a final de cuentas sigo arrastrando, pues he tomado tu lugar en tu ausencia, ausencia que no es por muerte sino por… ausencia.
No por que te fuiste, porque nos fuimos nosotros, salimos como agua al abrirse las compuertas, ligeritos, rápido temiendo que se volvieran a cerrar esas compuertas de libertad y quedar encerrados nuevamente, tu ausencia es obra de nosotros, pero nos quedamos sin madre, sin guía, y tu sin compañía, tu hermana ha pasado a tomar buena parte de ese lugar, viendo por nosotros y apoyándonos, pero al tener ella sus propios hijos, yo he tratado de ser un poco la madre de mis hermanos, y la abuela de mis sobrinos, y… no sabes de lo que te has perdido, son hermosos.

Y volvió a decir en voz alta:
-Me educaste bien madre ¿Lo sabías?-
Me deje educar porque yo si te quería… eso… eso ¿lo sabías?
Pero yo si te quería, de verdad yo si te quería, quería agradarte, quería llenarte, quería cumplir tus requisitos, quería que te sintieras orgullosa de mi, pero nunca lo logré, por más que me esforzaba, nunca fui la hija perfecta que esperabas, siempre cometí errores, que nunca perdonaste, sufrí mucho tu ausencia voluntaria, tu falta de apoyo, de respaldo, de protección, te culpe de mis desgracias, de mis tristezas…porque yo si te quería, de verdad si te quería, pero tras largos muy largos años de ignorarme, empecé a voltear para otro lado, me di cuenta de que tu aprobación no valía mas que mi misma aprobación y ¿sabes? me aprobé, me acepte con todas las imperfecciones que evitaron tu aprobación, me acepto, soy una mujer imperfecta, pero feliz,una mujer total, amo a mi esposo, soy correspondida, cuando me dice que me ama, a pesar de mi edad, que me ve linda con casi medio siglo de vida y mi cabeza ya casi blanca, cuando mis hijos me dicen que me aman, que me aprueban a pesar de mis múltiples errores, cuando veo a mis nietos, crecer hermosos, cuando he escuchado de tu hermana las frase que nunca oí de ti: “te quiero” me di cuenta que yo te debo la buena educación te la debo y te agradesco por ello, lograste lo que querías; una mujer de bien, que sabe mantener su casa, pero que además de lavar , planchar, cocinar, hacer ella misma sus blancos para su casa, de hacer repostería, ha aprendido a hacer sus propios muebles, y muchas otras cosas de utilidad, digo:
Me educaste bien madre ¿lo sabías? ¿no?
Pues entérate, me educaste bien…pero se te olvido enseñarme algo
No me enseñaste a amarte y… eso…eso …también se enseña
Tu decías siempre que los hijos y los maridos, por sus hechos son queridos, pero las madres también eso ¿lo sabías?
No te juzgo, no te odio, no eres más la culpa de mis males, porque se que tengo el control de mi vida, te deseo que estés bien, que tu vida ahora sea tranquila, si necesitas algo lo sabré y tratare de ver por ti no lo dudes…porque yo, yo si te quería

Texto agregado el 14-06-2008, y leído por 157 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
16-04-2018 a veces nos toca autoconstruirnos. Es duro, es triste, pero se puede. Tu texto me hizo recordar tantas cosas, me dejo con el alma triste. Un abrazo, sheisan
09-10-2008 Tremendo, tremendo, traspasa el alma, che............. Chantal-Deveraux
16-06-2008 Escribir es un desahogo del alma que te hace libre. Es increíble como alguien que fue llevada por la vida de una mano aspera e incluso cruel pudo habernos llevado por la vida de una mano delicada y amorosa, espero ser para mi hijo una buena madre y que el llegue a amarme como yo te amo a ti. Yo si te queria, te quiero y te seguire queriendo siempre. claudiahernandez
16-06-2008 si ese es el peor error de los padres...el suponer que debemos amarles por que son nuestros padres..pero NO señores...eso se enseña, eso se construye y no con repoches sino con respaldo con apoyo..algo que yo tampoco encuentro en mi padre...Me sentí muy identificada con el texto..gracias tanabata
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]