TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jefpacheco38 / ESTUDIANTES DE INGENIERIA QUIMICA

[C:350990]

ESTUDIANTES DE INGENIERIA QUIMICA
La facultad nueva estaba en construcción, era enorme y con gran dispendio de diseño se construía una facultad para ingeniería química.
Tenía desniveles muy singulares, un patio para coros que tenía las butacas debajo del nivel del suelo, y el nivel de los coros por encima de todas las cabezas, aun las de los costados que progresivamente subían hasta el nivel del suelo. Ese enorme sitio estaba en lo que sería el subsuelo; para los costados y para arriba habían aposentos para diferentes usos: Laboratorios, de todos los años, aulas para clases de todas las materias, algunas de uso general...
El edificio estaba emplazado en zona sísmica por lo que tenía una gran construcción antisísmica.
. La chica mas linda de toda la universidad, iba a la facultad de ingeniería química, y Yo había entablado una relación sentimental desde el año anterior.
Ella vino a estudiar de un pueblito, chiquito y bonito, que estaba en las sierras de San Luis, el pueblito había sido un lugar de explotación de minas de oro, pero quedó abandonado; para ganarse el dinero que necesitaba para pagar la pensión, trabajaba en un bar de noche. Cuando salía del trabajo Yo la buscaba y la llevaba hasta su casa no antes de las 12 de la noche,
Vivía en una casa que alquilaban entre tres compañeras, cada una tenía su habitación y no comían juntas, sino que lo hacían en el comedor para estudiantes
que salía muy barato. Ella solo almorzaba y a la noche comía en el bar.
Su aspecto era el de una chica muy delicada, bien desarrollada, sin ser exagerado tenia medidas perfectas 1.76 metros de altura y 90x60x90 centímetros de bustoxcinturaxcadera, rubia, ojos azul oscuros.
.Lo más interesante de ella era su naturalidad para comportarse, su dulzura, su sensibilidad para comprender a los demás. Todas las noches Yo pasaba por el bar a buscarla, la subía en el caño de mi bicicleta y la llevaba las 30 cuadras que había entre el bar y su casa.
Esa noche como otras tantas en septiembre, comienzo de la primavera, soplaba el Viento Zonda, la tierra reseca de San Juan dejaba que el polvo volara y el Zonda caliente lo arrastraba por todas partes , metiéndose en las casas que no estaban bien selladas, el viento soplaba y soplaba formando nubes blancas de polvo. Nosotros en la bicicleta apenas si podíamos ir contra el viento; para evitar su acción en contra en los espacios muy abiertos como el parque, nos bajábamos de la bicicleta y nos íbamos caminando.Al salir del parque y llegar a la ciudad íbamos nuevamente en bicicleta por la vereda, a esa hora no había nadie en las calles, nos colocábamos muy cerca de la pared, en la vereda protegida del viento.
Esos días estábamos de vacaciones y ninguno de los dos iría a su casa, ella se debía quedar por el trabajo, y Yo porque rendiría una materia que me quedó del año anterior, las chicas de la pensión se habían ido apenas comenzaron las vacaciones.
Llegamos a la casa muertos: Por la tierra que habíamos tragado y el calor del viento caliente que quemaba y hacía insufribles los días que soplaba fuerte.
L a primera decisión que tomamos fue bañarnos, ella se fue a la pieza a cambiarse y Yo me metí bajo la ducha de agua fría, que en realidad no lo era tanto, puesto que el tanque de agua se había calentado durante el día y el Zonda no lo dejaba enfriarse durante la noche; la temperatura del agua era agradable a esa hora, estaba justo para refrescarse sin sentirla fría en demasía; el polvo se nos había metido hasta por las orejas y la temperatura del viento había calentado nuestros cuerpos a tal punto, que al sacarnos la ropa , sentimos que esta estaba mas caliente que el cuerpo, no obstante el cuerpo estaba caliente porque habíamos venido caminando y alterntivmente pedaleando.
La sensación de placer bajo la ducha solo se vio superada cuando apareció Belén envuelta en su toalla grande, blanca, que le cubría desde el busto hasta debajo de la colita parada, la toalla terminaba justo cubriéndole las nalgas y dejando al descubierto un magnífico par de piernas torneadas que más que una estudiante de ingeniería parecía una corista o deportista que se entrenaba, para lucirlas.
Belén por esos días se compró una bicicleta, ya que muchas veces me pedía la mía, para ir y volver del trabajo, cuando Yo planificaba quedarme hasta tarde en la facultad estudiando con amigos...
Belén era una diosa, no hacia falta que se sacara la toalla para adivinar su cuerpo. Tenía una figura de artista, escultural, y cuando entró en la bañera, debajo de la ducha mi corazón se paralizó, no pude hablar y fue ella quien me dijo:
¿Me vas a bañar?
Sin toalla que la cubriera, sus senos quedaron afuera y se mojaron con delicadeza, la tomé de los hombros y le pasé el jabón; del cuello para abajo, hasta que llegué a las Tetis hermosas y erectas con su pezón rosa que parecía un fruto para comer. A medida que la jabonaba y la friccionaba su pulso crecía y su palpitación también; el corazón aumentó sus latidos, junto al mío que se disparó.
Mi intención de bañarla, era tratarla con delicadeza, al llegar a la panza le jaboné el ombligo con un dedo adentro del agujerito, después de lavarla, le di un primer besito en el redondo y profundo agujerito. El baño siguió por la pelvis y llegó al pubis, sobresalía su vulva carnosa con el clítoris inyectado en sangre de los besos que Yo le daba, y también la chupaba, allí fue evidente que: Besarla en la vulva, morderle suavecito en el clítoris y penetrar su vagina con mi lengua, moviéndola lado a lado, adentro, lo mas profundo que podía; a ella la excitaba, y de la posición pasiva en que estaba me puso a mi a recibir sus caricias por demás esperadas.
Me tomó la cara con ambas manos y me empezó a besar como si se fuera acabar el mundo; me beso en la frente con besos chiquititos , me besó los ojos con devoción, las orejas que me dio una gran satisfacción, sin saber que eran un lugar con mucha sensibilidad, siguió por el cuello que es otro lugar de mucha sensibilidad y en donde es muy lindo recibir besitos, la nariz es un punto opaco pero un beso suave lo hace brillar; llego hasta , las Tetis que inyectadas y paradas parecían querer escapar, con mis pezones también inflamados deseosos de ser besados y chupados, estaba con una gran excitación,
La sesión individual tocaba a su fin ; pasamos a excitarnos de a dos juntos; Yo la besaba en la boca y ella me correspondía con un beso de igual intensidad, Yo le besaba las Tetis y ella también; el asunto fue cuando llegué al clítoris y ella decidió que correspondía que me besara el glande, nos tiramos en la bañadera y mientras Yo le comía el clítoris ella me comía el glande, de una forma tan golosa chupaba y me alentaba a que Yo hiciera lo mismo con ella. Ella me empezó a besar el pene y los huevos enteros y Yo la empecé a besar por la vagina chupándola en la vulva y metiéndole la lengua bien adentro de la vagina. Se la movía por adentro y le tocaba la parte carnosa que tiene la vagina, en ese lugar notaba que experimentaba un elevado grado de excitación,
Cuando estábamos en ese alto nivel de excitación ella me pidió:
¡Llévame a la cama!
La tomé en mis brazos y con su cara pegada a la mía mientras Yo la llevaba, suavecito me susurró al oído:
¡Te amo con toda mi alma!... ¡No me dejes nunca por nada., no me dejes abandonada!
Si bien todo parecería que esa noche, lo mas lógico era que tuviéramos sexo dado el nivel de excitación que ambos teníamos; pero no fue así, los mimos remplazaron al amor erótico y los besos chiquititos en la boca y en el cuello nos fueron aplacando hasta quedarnos completamente dormidos.
Al día siguiente la sabana que cubría nuestra desnudez fue testigo .


Texto agregado el 04-05-2008, y leído por 388 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]