TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / musquy / ...

[C:341894]

Pensarás, seguramente, que lo que te escribo es inútil e ininteligible, perdóname; pero ya sabes lo bicho raro que suelo ser. Me pierdo en lo poco trascendente, en reflexiones sin sentido, en metáforas equívocas, ya me conoces.

Te quiero escribir sobre ese sentimiento del que te he hablado muchas veces, ese que se metió en mí cuando te conocí; de esa melcocha tibia y suave que se albergó en mi pecho. Esa melcocha bulle en mí, cada vez que te me acercas, cada vez que me sonríes y me miras a los ojos, bulle y me emociona todos esos días en que nos abrazamos por horas y no queremos soltarnos, así debiera ser siempre; pero sabemos que no lo es, que, a veces, las peores circunstancias nos golpean, y peleamos, nos herimos, nos causamos el dolor que sólo dos personas tan compenetradas el uno con el otro, como estamos nosotros, se pueden causar. Y esa melcocha se agria, se fermenta, se pudre y no la aguanto, la quiero expulsar, deshacerme de ella.

El sentimiento del que te escribo, convive en mí junto a otros, algunos que son unos líquidos espesos y ácidos, otros más antiguos, que apenas logran ser un granito imperceptible, pero duros y duraderos como el acero, y hay otros que corren por mis venas como otra sangre. También existen algunos que se parecen tanto a la melcocha, tienen la misma consistencia y hasta la misma masa que, a veces, las confundo; pero, finalmente, logro diferenciarlas ¿Creo?

Sé lo que me dirías si estuvieras conmigo en este momento: Déjate de tanta sonsera, háblame de tu corazón y trata de ser claro, por favor.

¿Mi corazón? Ya lo conoces ¿te acuerdas de ese día? Seguro que si te acuerdas, ese día en que saqué un lodo negro de mí, una masa informe, repugnante, vergonzosa, expuesta ante tus ojos. Me miraste fría, con esa postura indolente que sueles tomar para disimular tu dolor. El sol le dio de frente a la masa asquerosa, la secó y una forma, apenas perceptible empezó a emerger, algo entre marrón y rojo, totalmente reseco y quebradizo: un corazón roto, mi corazón.

Texto agregado el 11-03-2008, y leído por 105 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
17-04-2008 "... corren por mis venas como otra sangre"... siempre me resulta algo fuerte leer sobre sangre y vísceras en los textos... aquí le imagen adquiere una fuerza que me ha impactado. Esos raros espejos que uno puede ver entre las sombras... cromatica
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]