TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mulana / Siempre esclavos

[C:341567]









En los ultimos dias estoy impresionado por la tragica y curiosa historia de mi vecino y he pensado en contarla por si contiene alguna enseñanza.
Yo naci en Marruecos en los años de la independencia y poco despues de la adolescencia me las ingenie para emigrar a Inglaterra y poder asi mejorar mis condiciones de vida.
No fue facil.Conseguir mi pasaporte me costo mucho.
Tuve la suerte de conocer a unos turistas ingleses a los que les gusto mi ingenio,mi iniciativa y mi audacia,asi como mis rudimentarios conocimientos de ingles adquiridos a traves de un programa televisivo.
Asi pues,ellos,de regreso a Inglaterra,me consiguieron un contrato de trabajo que fue decisivo para obtener mi preciado documento,el pasaporte.
Tambien es verdad que en aquellos tiempos Europa necesitaba mano de obra barata y emigrar no era tan dificil.
Pase cinco años en Londres y otros tantos en Suiza,realizando los mas variados trabajos.
La situacion en Europa cambió y harto de sufrir humillaciones y sospechas por mi condición de árabe,decidí regresar a mi pais con los ahorros conseguidos e invertir en algún negocio.
Así lo hice.Regresé y compré cuatro hectareas de tierra fertil.
La agricultura es muy arriesgada y tuve la ocasión de comprar unas cuantas vacas traidas de Alemania,de buena raza holandesa.
Mis buenos duros me costaron,pero valía la pena porque producian leche en abundancia.Pastaban mi tierra y yo vendia la leche que producian y los terneros que parian.
Poco a poco me adapté de nuevo a mi pais y vencidos los recelos de mis vecinos empezaron a aceptarme y comencé a hacer amistades entre los mios.
Me llevaba especialmente bien con el propietario de la tierra que lindaba con la mia.
Era un joven de mi edad que se habia hecho cargo de la propiedad familiar,dedicada al cultivo de melones y sandias así como de cacahuetes y otros productos,dependiendo de la época.
Nuestras casas eran pequeñas,de adobe,sencillas pero suficientes.Por supuesto sin luz eléctrica ni agua potable,para eso teniamos generador y pozos.
De nuestras conversaciones dedujo que las vacas eran buen negocio y se puso a ello.Compró vacas como las mias y su situación mejoró notablemente,hasta el punto de empezar a pensar en casarse y formar una familia.
Como primer paso empezó a construir una casa de ladrillo.
Yo lo animé y consideré tambien la posibilidad de emprender la construcción de mi casa.Los dos estabamos entusiasmados.
Nuestras vidas transcurrian tran
quilas y en armonia con la naturaleza.Eramos solidarios y,al atardecer,compartiamos junto al fuego el té y la pipa de kifi.
Mientras tanto,el cambio producido en Europa con respecto a la emigración también motivó un cambio en la política de nuestro pais,y con la instauración del visado para entrar en la "comunidad europea",se liberalizó la obtención del pasaporte.
Este hecho produjo una euforia general.Y mucho mas.
Todos pensaron que con el pasaporte en la mano seria facil atravesar la frontera que los separaba de España.Ya no hacia falta irse mas lejos.
Antes,la emigración magrebí pasaba de largo la mísera España con la clara intencion de atravesar los Pirineos.Pero ahora el pais vecino estaba desarrollandose con rapidez y aceptaba a los extranjeros.
Europa estaba poniendose dificil para ellos,por saturacion y crisis economica,mientras que España,careciendo de legislacion al respecto,ofrecia amplias posibilidades,y eran muchos los que ya se habian establecido alli,sobre todo en el sur,donde además el clima y las costumbres eran mucho mas parecidas y asimilables.
Lo que los magrebies ignoraban,o no consideraban,era que España formaba parte de la Comunidad Europea y tenia que ser el filtro para el paso de emigrantes,tenia que cumplir las leyes que le imponian los europeos ignorando totalmente los lazos ancestrales que le unian al Magreb.
La realidad fueron un par de bofetadas.
Conseguir el visado se convirtio en una pesadilla.
Tema cotidiano de conversacion en el norte de Marruecos,la zona más deprimida del pais.
Las exigencias del cuerpo consular para otorgar visado eran increiblemente desproporcionadas.
Más que dos bofetadas aquello era una traición y una falta total de solidaridad.
Solo los que tenian trabajo y una posicion aceptable,es decir,los que no tenian necesidad de emigrar,podian acceder al visado luego de hacer largas colas y entregar un monton de documentacion que asegurara su regreso.
Comenzó así un nuevo negocio relacionado con el tráfico de personas y la
corrupción.
La franja de mar que separa Africa de Europa no tiene mas de catorce kilometros y los marroquies del norte son pescadores y buenos conocedores del mar,además de que el contrabando de diversos productos siempre ha formado psrte de la forma de ganarse la vida de amplios sectores de la poblacion norteña.
Así pues,poseer una pequeña embarcación se convirtió en la llave de la fortuna.
La actividad de estas pequeñas embarcaciones,llamadas pateras,pasó a formar parte de lo cotidiano.
El único requisito para ser llevado ilegalmente hasta costas españolas era disponer del dinero suficiente para pagar el viaje.
Una vez en la península todo era cuestión de tener contactos,audacia o suerte.
De manera que el que queria acceder al sueño de opulencia occidental,ante la imposibilidad de conseguir el acceso legal a traves de un visado,tenia que proponerse conseguir el dinero para pagar el viaje en patera.
Y el viaje,en tanto ilegal y arriesgado,no era barato.
Los magrebies que habian conseguido instalarse en España,una vez legalizados,regresaban a pasar sus vacaciones y hablaban maravillas de la nueva tierra descubierta.
Venian ademas con buen dinero y buenos regalos para sus familias,con un poder adquisitivo desconocido hasta entonces por sus paisanos.
Y este veneno empezó a contaminar a todos,incluidos los que no tenian una verdadera necesidad de emigrar para comer,pero sí ganas de mejorar su situacion y la de los suyos,como es natural.
Las antenas parabólicas tuvieron mucho que ver en ello,pues ofrecian las imagenes de la opulencia y la falsa sensacion de que todo es muy facil.
Y aqui es donde arranca el drama de mi amable vecino.
Empezó vendiendo sus vacas y buscó un joven de la familia para ocuparse del terreno.
Entusiasmado con su pasaporte nuevo y su dinero fresco,buscó sin dificultad un contacto para viajar en patera.
Su exaltación era tal que casi no tuve ocasion de hablar con él.Tampoco pude darle consejos orientativos,pues su emigración diferia notablemente de la que yo hice unos años atras.
Asi pues,y de repente,se fué.
Tres semanas después supimos que estaba en un centro de retencion de emigrantes,en Alicante,a la espera de ser deportado.
A su regreso,y luego de tres meses de carcel obligados por las leyes del pais en aparente colaboración con Europa,me contó sus desventuras y sus descubrimientos vitales.
Despues dejó de hablar.
Por un tiempo se ocupó solo de sus cultivos.
Y luego volvió a soñar con lo que seria la obsesión de su vida,volver a España,y esta vez,hacerlo mejor.

Texto agregado el 09-03-2008, y leído por 110 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]