TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mulana / Invierno

[C:334725]




Aquella mañana fué muy triste.

Tanto, que abordar la tarde se hacía dificil.

Acudir al funeral de un buen amigo, un dia gris de principios de Enero, podía ser

el principio de un invierno terrible.

Todos sus pensamientos eran oscuros, y fisicamente tenía sensación de

angustia.

Sus huesos acusaban la humedad y un malestar indefinido le producía una

inquietud incierta.

Decidió regalarse una sopa caliente y muy picante, que la ayudaría a

reconciliarse con el mundo.

Y así fué.Luego de la sopa, de un cabrales auténtico y un par de copas de tinto

de Rueda, se sintió mejor.

Mientras esperaba el café fumando un cigarrillo que le supo a gloria, decidió lo

que haria el resto del dia.

Al salir de la tasca donde había comido, un viento frio la golpeó bruscamente, lo

que no le vino mal, pues le quitó la modorra posterior a la comida
.
Hizo una pequeña compra en el supermercado, se abasteció de tabaco y se

subió a casa, a recluirse en su espacio personal.

Tenía intención de ponerse cómoda, acurrucarse en el sofá y escuchar música

mientras terminaba un libro de relatos que tenía abandonado.

Esa era su intención



Ya instalada en su espacio, no se sintió capaz de seguir el hilo de una ficción,

así que optó por un texto de Benedetti, que de tan acogedor la dejó dormida.Y

así estaba, en los agradables brazos de Morfeo, cuando sonó el teléfono.

Precisamente el teléfono, aparato que suena cuando no lo deseas y que calla

cuando tus ansias y tu vida parecen depender de él.

La estridencia la molestó y a punto estuvo de no contestar, cosa que hacía con

frecuencia, pero una curiosidad absurda cambió el curso de su vida.

Aquel gesto la transportó al infierno y convirtió su existencia en una pesadilla.

Al otro lado del teléfono una persona, no del todo desconocida, le habló con

odio y resentimiento de algo en lo que ella se había negado a pensar.

Graves acusaciones se precipitaron sobre su conciencia, y el terrible y

temido sentimiento de culpa salió de nuevo a la superficie.

Enmudeció ante la duda, y no fué capaz de responder.

Colgó.

Texto agregado el 31-01-2008, y leído por 88 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
03-02-2008 que decir del escrito, muy bueno me gusto conocerte en el chat tambien. natalii
31-01-2008 Me gusta que al final queda luna expectativa. Como un silencio incomodo al que quisieramos encontrar respuesta. 5* don_pornocracia
31-01-2008 ...tus textos,quedan como breves retazos de vida de la cual uno atisba a ver un rincon, de vez en cuando. Siempre realistas. Besos Amiga 5] vigia
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]