TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / loseiros / Publicidad

[C:324052]

PUBLICIDAD

Soy goloso y me gustan las galletas con algo más, que las llamadas María; quizá porque me gusta oír como crujen entre mis dientes y también porque siempre odié que se me escaparan al mojarlas en la leche. Ya crecidito, asocio mi gusto por las galletas, como fumar un buen puro, al que hay que tratar con mimo, oír su textura y sentir los crujidos y excelencias del resultado de su elaboración. Tan mayor, que ni fumo puros, ni como galletas habitualmente; pero ayer en el súper, al abastecer mi nevera para el fin de semana y en una estantería abarrotada de ofertas para cargarse la dieta y también, para el desayuno, mi atención quedó prendada de una caja con una sobresaliente y hermosa palabra: “Gratis”.

Me acerqué, la tomé en mi mano y vi que se trataba de mis admiradas y queridas galletas Chiquilin de Artiach. Lo de “gratis” se refería a una pequeña porción extra de cortesía, que añadían en el paquete, sin mencionar si afectaba al precio, a la calidad o al contenido con relación a otro anterior o de otra marca. Sin otro motivo que no fuera el slogan publicitario y sin pararme a examinar el mensaje, metí un paquete en el cesto, pasé por caja y al llegar a casa, me dispuse a fumarme aquel entrañable recuerdo del pasado.

El día anterior, había disfrutado de una conferencia de la escritora Espido Freire donde habló de gatos y perros, literatura y publicidad y modernidad y las escasas posibilidades para escritores ortodoxos y vocacionales y esta coincidencia, esta casualidad, este encuentro de Chiquilín de Artiach, Espiro Freire, la publicidad y mis galletas, me sugieren que no hay mejor impacto que una imagen, mayor placer que una pausada degustación de algo en lo que crees y te apetece, aunque los mensaje vengan con consignas falsas e intencionadas para provocar una tentación.

La publicidad orienta el consumo. Compramos más por la publicidad que por necesidad. Asociamos “lo gratis” y las ofertas, a algo recomendable aún sabiendo que el mensaje es falso. Las grandes empresas, dirigen y orientan las tendencias de consumo y dejamos que se aprovechen de nuestra pereza y nuestra escasa capacidad para fijarnos en lo realmente importante, que es el producto, al tiempo de dejarnos vaciar los bolsillos y someternos a una importante prueba de inteligencia, que supongo que muy pocos conseguirán alcanzar.

César Alvarez “Loseiros”
Oviedo. Nov. 2007

Texto agregado el 29-11-2007, y leído por 78 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
29-11-2007 Estamos en una era consumista, por consiguiente aquella època de compras por necesidad quedo atrás. Hoy en día, se compran emociones, lujos y extras.Hay muchas marcas de un mismo producto. Esa diversidad necesita diferenciación; y el impacto es lo mejor. Un producto no presente en la mente del consumidor NO existe. Una guerra por alcanzar la notoriedad. PD: Esas galletas están de muerte. anyrandu
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]