TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / staszaitsev / Sonia e Icaro

[C:31747]

"Te amo", esas fueron las dos palabras que Icaro quiso oír y nunca salieron de los labios de Sonia. "…te amo" el le dijo.
Habían dormido ya juntos varias veces, para uno era sexo, saciar el hambre de placer y deseos reprimidos, para el otro era la entrega a un ser que ya conocía de antaño, y que hace poco tiempo comenzó a tratar con la seriedad de un amor, o mejor dicho con la seriedad de vivir una fantasía. La ilusión se iría pronto, era sabido por los dos, un trato mudo que hablaron con los cuerpos y se creyeron entender.
El comprometido, ella con su pareja, ambos sabían que lo hecho no era lo mas acorde a los estatus depuestos por los códigos morales y demás charlatanería. Se juntaban ahora que podían, ahora que están lejos de casa, de los agravios inminentes y directos que suponen las infidelidades locales. Estaban de viaje, uno que había sido planeado desde hace tiempo sin intenciones ni pretensiones. Muchos de los que les conocían mejor, les decían que deberían de estar junto, los que sabían de ellos, se preguntaban a que diablos jugaban. El juego era herirse?, saciarse? U otra de las formas de pasar el ocio?
El estaba comprometido con Andrea, una mujer mayor que el y mas centrada, la cual sentía que el tren se iba y que debía de tomar el boleto antes de que fuera demasiado tarde. Andrea ya había estado con varias parejas anteriormente, no estoy diciendo que era precisamente una experta en las relaciones y que había hecho y conocido todo aquello que le intrigada o le ocasionara curiosidad. No más bien había obtenido en la vida aquello que más o menos se había permitido. Cuando conoció a Icaro, le agrado tanto su inocencia e ingenuidad, que se enamoro de el, y así quiso llevar la relación mas en serio, quería casarse con el y así, borrar su vida pasada, la vida que había tenido, al cabo es lo que muchos hacen. Ella lo quería, no diré otra cosa ya que no la conocí en fondo, y lo único que supe fue obtenido de los labios de Icaro, que siempre fueron parciales hacia el lado negativo. (El típico evento de contar a los amigos únicamente lo malo y reprochable de la pareja, logrando así, sin querer (queriendo?), que los amigos se formen mala imagen de las parejas de estos. ) Si, así parecía, ella le quería. Había hecho casi todo lo que estaba en sus manos para no dejarle ir.
El era mas joven que ella, un poco inmaduro y débil de carácter ( era devoto creyente) y simple que hablábamos de su debilidad se encerraba en una crisálida hermética a cualquier cuestionamiento, en fin era mi amigo. De trato sencillo y formación bastante sana, vivía al día y disfrutaba mucho de la compañía de los suyos. La amistad era fácil de cultivar con el. Veía las cosas mucho más sencillo y normal que otros que conozco. No era mitotero ni superfluo. Yo sabia que en el fondo no era tan seguro de si mismo como pretendía simular, dejando toda su vida en manos de dios y así creyendo que todo estaba como debía de estar. A pesar de lo que no me gustaba en el , había otras cuestiones que lo hacían interesante para mi y por eso nunca rechazaba la invitación de salir a caminar, platicar o tomar algo.
Sonia en cambio….que chica! No era muy bonita, tenía simpatía y un porte que envidiaba más de una. La tranquilidad de su anatomía y la seguridad de su caminar estaban soportadas en la formación que había adquirido en su familia y posteriormente en ella misma, en algunos libros y en su carácter, en el cual formo a muy temprana edad un criterio analítico muy respetado. El defecto era la pasividad de sus acciones, cuando se debía tomar la iniciativa, Sonia se convertía en un monolito. Por ello nunca lograba hacer muchas cosas que hubiera querido hacer. Faltaba de determinación, sagacidad para llevar a cabo acciones que tenia planeado en la cabeza. Bastaba con sentir un obstáculo y nunca retornaba la ofensiva en el sujeto.
La pareja de Sonia, Emilio, era un tipo no muy alto, con defectos y virtudes como todos, había rumores que hablaban cosas de el y de ella, algunas juntos algunas por separado, no se si era verdad o era falso, ese no es el punto de mi historia, así que no lo pienso tomar. Los cuatro eran conocidos, ja, de hecho eran casi amigos, claro, no los buenos amigos que uno tiene en la vida, que son escasos que se quieren como hermanos, no fueron de esos amigos, fueron de estos otros con los que alguna vez se comparte una fiesta, un viaje y quizás algunas citas juntos, no mas.
Que yo recuerde, Sonia e Icaro ya habían tratado de hacer algo juntos, quizás quisieron intentar estar en pareja, probablemente, yo no lo supe nunca bien , la cuestión es que yo se no mas de lo que de vez en cuando vi, de lo que de vez en cuando oí de boca de uno, o de las labios de otro, es extraño que los dos, ( quisiera crees eso) sin querer me habían elegido como confidente. Nunca fui bueno para escuchar secretos, pero hay gente que cuando te ve, siente una irresistible gana de contarte sus tormentos y alegrías, así que no hacia mas que callar al principio y escuchar luego, de vez en cuando daba mi punto de vista.
Volviendo a mi historia, cuando salio la idea del viaje, yo ya prácticamente estaba seguro de que ese verano las cosas saldrían de control, y que pasaría uno de dos: o se juntarían, o se separarían, eso si, no sin antes conocerse a fondo, saber como son por dentro, y sin las mascaras que todos se ponen para ir a la escuela, al trabajo, o simplemente para salir a comer a las esquina tacos. Como ya dije, ellos se pusieron a jugar a gozarse, decidieron hacer lo que probablemente seria una de las cosas mas locas de su vida, (recordemos que uno era católico y la infidelidad no es bien vista por dios y el otro era muy responsable y creía que su pareja no se merecía mentiras, además porque Sonia quería a Emilio de una manera que sentía que no había experimentado con sus parejas anteriores). Se dejaron llevar, día, dos, una semana, dos un mes, dos… y llego el fin. Ya en el transcurso de aquella epopeya se veía venir el futuro, la relación que vendría.
"Te amo"….en lo particular, (dándome una pauta en el relato) son dos palabras que para mi no se deberían de decir a la ligera. He crecido en una familia en la cual nunca oí decir esa frase a mis padres y será por ello o por lo que sea, siempre he creído que el día que yo mencione las dos palabras juntas que tanto significado tiene para mi, no será en forma banal, será con seriedad. Amar duele, amar da miedo, amar es verse desnudo y ser el más vulnerable más sin sentir temor. Es por eso que detesto y desprecio a todos aquellos que utilizar la frase trillada para todo…."mi amor! pásame esto…..amorcito! como te fue?.... te amo!..." y se ve en el rostro del que lo dice una mirada vacía, se mira una persona que nunca amara, que utiliza las palabras como loro. Se ve una persona que articula no porque conoce su significado, sino por que quiere que se escuche lindo. Es gente que no tiene sentimientos verdaderos, su vida se basa en ver telenovelas, salir de compras, emborracharse, y sentirse que son algo por lo que tiene en la cochera, o en el bolsillo.
Ni Icaro ni Sonia son así, ( eso quiero creer, eso me gustaría pensar), en fin, el mundo es grande y en el existe toda una gama de sujetos, todo un espectro de personalidades, a cada oveja su pareja, la cuestión es como saber cual es para cual.
Volviendo a mi triste historia (triste para mi, no para ti y lo es no por el final sino por el hecho de existir), estando en la lejanía, estos dos seres se enojaron, se amaron, se peliaron y se contentaron, los días pasaron y cada minuto que pasaba ellos dos se conocían mas y mas, eso fue lo mas importante de todo. Allí, en el exilio imaginario se sintieron realmente libres de hacer su voluntad, la vida pasada y paralela a la vez parecía un sueño, o mejor dicho esto que vivían parecía un sueño, casi no pensaban en las consecuencias de sus actos, o si lo hacían , no se lo decían.
Si alguien, alguna vez ha dicho que lo que hace falta para conocer a la pareja ideal es, salir en busca de ella, probar a tanta gente como esta nos guste y así darse cuenta quien es el elegido, eso fue precisamente lo que ellos dos hicieron. El resultado fue triste, ya para los últimos días de la estadía vacacional se comenzó a sentir la realidad, el sueño se esfumo como la neblina con el sol se levanta de la tierra y deja solo un roció. Los últimos días se trataron diferente, las caricias pasaron a ser huecos de tiempo, las miradas mutuas en miradas al azar y el presente en pasado precoz y por ultimo los recuerdos se enfilaron al baúl que esta al fondo de la memoria, ese que es el culpable de hacernos ver el ayer en algo mas allá de una década, o peor aun, ver una ilusión. Lo único que no contemplaron a la hora de hacer el trato fue, que quizás, no seria mutua la forma de sentir, quien le dicta al corazón, la razón no entiende de sentimentalismos. Lo que nunca se prevé es que , cuando se juega a amar, o a probar, es que uno de los dos lo logre, y el otro no, lo ideal es que los dos se entiendan, o ninguno, pero… cuando uno siente cosquilleo en el estomago, cree estar en los brazos de aquel con el cual se siente bien, protegido, en paz y este en cambio no siente lo mismo, eso es triste. Rompe corazones, es tan vil por uno y tan desolador por otro que no se encuentra nada mas que darse distancia, cuando las palabras no se encuentran y la mente no tiene la capacidad de expresar lo que las viseras o el corazón siente, muchos creen que el silencio y separación dará la paz que no se consigue con facilidad. Eso paso con ellos, Sonia e Icaro.
Ellos volvieron del viaje, al parecer a la "normalidad", todo paso a la normalidad. Yo sigo siendo su amigo, ellos si se han visto 3 veces es mucho. Ella esta feliz con Emilio. El, creo que no tan bien con Andrea, yo sigo siendo el amigo de los dos, a veces pienso en lo que fue, y no se que decirme, la vida es así, si me pusiera a querer indagar algo, darle forma a los sentimientos, los mismos que me atormenten, estudiaría psicología, o mejor psiquiatría. No, no es para mí. La vida es misteriosa, (a veces sin sentido) y lo es mas nuestra conducta a los ojos de otros, lo único que no se debe permitir …uno…creo yo… es tomar decisiones o elegir acciones de las cuales se produce el arrepentimiento.

Texto agregado el 25-03-2004, y leído por 146 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
25-03-2004 muy bueno nest
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]