TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Una visita virtual

[C:314413]

Con cariño para Edna Rodríguez

Entré con timidez y respeto. Para llegar al corredor eludí flores de durazno y arabescos de arañas en los perones. Salió una niña espigada, pelo largo, tez morena y una sonrisa franca. Le pregunté. — ¿Aquí vive la señorita Edna?
Asintió. Me vio cansado y me ofreció una poltrona. Acepté y se lo agradecí devolviéndole la sonrisa.
—Dice mi hermana que si no la espera tantito. Al mismo tiempo que me traía un jarro de agua y otro de café.
—Ahorita le traigo pan, verá que le gustará reteharto, pues anoche hizo mi abuelita.
¡Claro que me gustará! Este pan sólo lo comes por estas tierras de frío con hornos de barro. —Pensé.
El corredor largo estaba resguardado por grandes macetas con helechos, azaleas y enredaderas que al escalar llenaban los ángulos formando un arco de hojas y flores.

Salí antes de que se poblara de sol la mañana. El pasto vidriado de rocío era una película donde se imprimía mi sandalia. Me pregunté ¿Cuántas generaciones habrán transitado por estos senderos? Miré muy lejos y vi correr a los Mexicas llevando el pescado fresco a Moctezuma, luego el trote de los caballos que rompían el silencio cuando se dirigían al altiplano. Soy último tras de mí, nadie viene, a nadie veo. A cada paso mis sandalias hacían saltar a los chapulines* que parecían serpentinas de colores. A los lados del camino se levantaban columnas pétreas que imitaban enormes cirios desparramando guijarros. El viento enfríaba mis orejas y las oculto bajo el cuello de franela. Las sombras se han ido, pero han quedado sacos de niebla que entorpecen la mirada, y casi colisionó con enorme piedra. Sobre ella había una iguana que simula un tiempo de hace miles de años y que da la sensación de vigilar el paisaje.

El sol descubrió por infinita vez los volcanes. ¡Qué majestuosidad! imagino la dicha de estar sobre su corona. La inmensa alegría del trepador al conquistar la cima.¿ Qué sentirán? El aliento pobre, las fuerzas al límite y el corazón efervescente de plenitud. La mirada que dejaron caer, sintiéndose en ese momento águilas serpeando entre nubes y riscos:¡ Sentirse Dios ! un millonésimo de segundo y después la humildad, que es la mejor manera de estar en paz consigo y con los hombres. La vida tiene muchas montañas. Mis rodillas viejas se duelen al peso del frío. Sin embargo he decidido ser un trepador y admirar la belleza desde el cielo. Qué importa si no soy ave, nube o pandorga**.

En el trayecto vi prehistóricas nubes, y el viento traía manzanas; me agité por la cuesta y el pulso rompía en mis sienes sacándome resoplos. Atrás dejé una casa sencilla, soleada, mis libros y una mecedora. Estuve por regresar; pero seguí, y el dolor lo olvidé y bebí las percusiones de mi corazón. No estaría mucho tiempo fuera, las horas pasarían con su paso acostumbrado. Así que me dispuse a disfrutar y a darle lectura a ese enjambre de colores que desfilaban en el cielo. El gris abochornado por no ser azul. A lo lejos el amarillo eléctrico columpiándose en un árbol y mis chapulines que corrían asustados cuando mis sandalias raspaban el camino. Aspiré hondo y dije que el tiempo va y viene. ¡Nada cómo este camino!
Mi desasosiego se fue nublando y salieron de mí, viejas canciones que tarareaba cuando regresaba de la escuela... ¡ánimo Rubén! Por el sendero topé con nopales agredidos por caminantes. Las pencas tenían cicatrices blancas, pero las hojas jóvene colmadas de espinas que parecían estalactitas verdes, y aún más, si miraba hacia arriba se formaban una procesión de tunas.

Nadie inventó la campana, éstas ya existen en forma de flores, las ladea el viento y tintinean perfumes. Encontré un campo de ellas con diferentes colores. Bajo las piedras bostesaban las lagartijas. Había un ajedrez de vida, donde cada pieza tiene una labor y todas se ordenan de manera celestial. Nadie intenta suplir, cada quien es como es y eso lo define como auténtico. Amo a las personas por esta cualidad y no por la apariencia. Me río al imaginar a una campana que suene como rebuzno.

Llegó tu mano a mi boca. La niña que me recibió, trajo un café con panela en un pocillo de barro. Y un pan que no comía desde niño, por un lado había galletas de agua y por el otro, el olor inconfundible del marquesote. Tu mano tiene olor a café y de hospitalidad y el afecto que la niña me da, me hace pensar que así eras tú. " No quiere que le traiga un poco más de café" ¿Desea otra cosa? sonriéndole le di las gracias a ella y a Dios.

Olor de café, marquesote y manzanas, el garabateo de las aves en el desfiladero y el rumor del agua, cuando la cubeta se atraganta en el pozo me ofrece placidez. Arriba los colores ensangrentados del framboyán y la buganvilia en flor enmarcan el día. Escuché el taconeo. Ese golpe que hace la porción de cuero cuando se hinca sobre el piso de loza. y cerrando los ojos, imaginé un cuerpo ágil. Te vi con tu pantalón de mezclilla y tu blusa blanca con detalles de color de rosa. Nos saludamos al unísono, besé tu mejilla y me envolvió el aroma del jabón y después el de hierbas en tu pelo oscuro. Me invitaste a seguir sentado y nos quedamos en silencio. Yo me dije, que eras una niña, juiciosa, de piel que se eriza cuando el hombre muerde inmisericorde la naturaleza, o bien cuando miramos al reyezuelo pisotear las intimidades de una raza despojada. Todo eso pensé cuando te vi. Yo no sé que te dirías, pero tus ojos tenían agua limpia. Me regresé con la imagen de una mujer dispuesta a darse a sus semejantes. Regresé por el mismo camino, lenguas de roca, vientos de aroma y un sol ya enfebrecido miraban mi retorno.
chapulines.-grillos
Paandorga-cometa

Texto agregado el 01-10-2007, y leído por 749 visitantes. (28 votos)


Lectores Opinan
01-03-2008 Es toda una belleza. Magnífica prosa, destilando poesía serena, plena de fragancias y pinceladas impresionistas desde donde la naturaleza nos va recibiendo con su franca sonrisa. Un despliegue de armonía en cada párrafo y un sentimiento de bienestar íntimo con uno mismo y con el mundo. Hermoso. Te felicito. volarela
01-12-2007 No hay demasiado que agregar a todos los comentarios anteriores. Disfruté enormemente tu relato y me quedé un ratito en el campo de campanitas. Es un placer leerte. Felicitaciones. lesu
11-11-2007 Hermosa prosa, excelente descrepción. Me hiciste caminar por ese corredor de helechos, comer ese pan de campo, ese que solo se come allí... te felicito amigo, tenía tiempo sin leerte, pero me encantó llegar ha este rincon tuyo. saludos y muchas *************** para iluminar tu camino romantica_7
11-11-2007 " Nadie intenta suplir, cada quien es como es y eso lo define como auténtico. Amo a las personas por esta cualidad y no por la apariencia. Me río al imaginar a una campana que suene como rebuzno." Muy bien expresado, Ruben. Cada uno tiene su propia belleza, su fealdad también, su utilidad, su función, su cualidad y su propio defecto, admitirlo es armonizar, sintonizar con el conjunto del universo. Y aceptarse es vivir con plenitud. maravillas
10-11-2007 Que bello texto escrito con naturalidad, sabiduría, elegancia y con un montón de lujosos detalles que te van saliendo al camino del recorrido del texto, felicidades. Un saludo de SOL-O-LUNA
07-11-2007 Desde las primeras líneas se percibe el aroma de tu talento y la musicalidad de tu imaginación. Felicitaciones. 5* zepol
06-11-2007 Rubén: eres ave, nube o pandorg, pues miras las cosas desde muy alto. Gracias, amigo, por este texto. Máximo islero
29-10-2007 bellísima narración..he visto tus paisajes...mis ***** nocheluz
24-10-2007 Es lo primero que leo hoy -acá es muy temprano- y creeme, Sendero, que esta lectura hizo que la mañana tuviera todavía más luz y calidez. El texto es un festín de imágenes, de sensaciones tan pero tan bien descriptas que merece mi aplauso cerrado y te lo doy. La hipérbole de las sandalias sobre la escarcha, una belleza. Te felicito, es verdaderamente placentero haber comenzado la mañana así, gracias, maestro- tiresias
23-10-2007 Talentosa......5 on-line
20-10-2007 Me gustò mucho tu relato. tienes una forma càlida de describir los paisajes y me hiciste sentir el aroma a cafè. Te felicito me entrò nostalgia con tu relato. Gracias por compartirlo. Jazzista
17-10-2007 *****para ti DESDE_AQUI
15-10-2007 Y esa sensación de mirar una noche encendida de estrellas y decir este mismo cielo que me alumbra iluminó también a Adán y Eva. Y es que ese sentimiento de ser alfa y omega en un minúsculo grano te tierra tiene una trascendencia "casi" eterna. azulada
14-10-2007 Tienes la habilidad de describir cada cosa, detalles peculiares que hacen ver y oler al tiempo de relatar, una belleza de narracion detallada*****. Un abrazo. gfdsa_elisa
14-10-2007 Extraordinaria descripción de paisajes campestres que jamás podría olvidar quien los ha conocido. El silencio de aquellos parajes, se escucha y se sienten los aromas de los campos de Edna y sus alrededores. Una hermosa e impecable narración, con gran estilo, sencillez y claridad. *****. Un beso. Pilef
14-10-2007 Me encantó... describes con tanta calidez el paisaje que sentía mientras leía que caminaba por esos lugares y que hasta podía rozar las espinas como estalactitas verdes... y me dejé envolver por el aroma a café... ay, qué envidia de quienes viven lejos de las junglas de cemento y tan cerca del cielo y de la tierra, de los aromas sin químicos y de las nubes grises... cómo me gustaría poder tocar con mis pies aquella tierra, andaría descalza todo el tiempo... Rubén, con este cuento me has hecho revivir quizas muchas vidas pasadas, será por eso que siento tanta nostalgia al leer estos relatos? no lo sé, solo sé que imaginarme por ahí me da escalofríos... cariños... angelo_caduto
14-10-2007 - Así es que me dispuse a disfrutar y a darle lectura a ese enjambre de colores que desfilaban en el cielo - Y aquello que disfrutaste lo hemos disfrutado tus lectores, las descripciones me emocionan, más aún cuando haces referencia a los " chapulines " que nunca he visto y a la iguana, aunque los largos corredores coloniales con sus macetas floridas y los hornos de barro, son hermosos testimonios de nuestra hermandad latinoamericana. La naturaleza nos brinda siempre elementos que sorprenden y enriquecen el alma, cuando viajo a mi tierra el viento me subyuga, me hipnotizo con los flamencos, los cisnes blancos de cuello negro y las toninas me invitan a bailar. Sentí muy cercano éste relato, fue un hermoso momento el leerlo, excelente en su narrativa y un final perfecto - lenguas de roca, vientos de aroma y un sol ya enfebrecido miraban mi retorno - ¡ Felicitaciones !, mi " amante el viento " soplará para tí, un torbellino de estrellas. Ignacia
13-10-2007 Bellìsima prosa poètica, digna resultante de las manos de un escritor. lilianazwe
12-10-2007 Buena narración y precisa descripción de las sensaciones y del entorno. Sin conocer esos lugares, tan lejanos para mí, los he visto en tu exposición con los ojos de la imaginación. 5* SARA-AUS
12-10-2007 Ud. si me lo permite no sólo escribe bién, deja y mucho para el análisis y la contemplación, gracias.5 on-line
11-10-2007 Lamento escribirte hasta apenas. Con decirte que una vez olvidé cuál era la dirección electrónica para poder entrar a esta página. Pero ya hablando de tu escrito, éste muestra imágenes muy padres, me clavé con las pisadas de esas sandalias y las serpentinas. Hay una carga de ideas que en cojunto hacen una paisaje; por mi experiencia, o por los lugares que ambos dos conocemos, fue inevitable trasladarme a la Sierra Norte de Puebla, al rico pan de mi abuela, a la naturaleza que nos rodea y al sueño vespertino. Una visita virtual, sí, también fantástica: de olores y sabores con un toque realmente fantástico o fantáticamente real. Es muy grata, para mí, esta dedicatoria. Disculpa la tardanza. ednushka
11-10-2007 No se como explicar, todo lo que me has hecho sentir Rubén, cada maravilla que vas dibujando con tus palabras nos hacen hasta sentir el aroma del paisaje. Me gusta cuando comparas la vida con un ajedrñez, como tambien dices que nunca nadie inventó las campanas, pues existen en las flores, y es cierto y ellas se mecen al compás del viento, tal vez no suenan, pero nos regalan su aroma, en fín hay tantas cosas que mencionas que me dejan aninadada.Felíz viviendo esos aromas ,paisajes y colores, ese gris con amarillo es espectacular. Van cinco estrellas y toda mi admiración.******** Besitos Victoria 6236013
09-10-2007 Precioso, pura poesía en prosa. margarita-zamudio
08-10-2007 Magnífico cuento, encuentro deseado, poesía en sus letras. Muy bueno, Rubén!! te dejo mis estrellas... neus_de_juan
07-10-2007 Me has dejado sin aliento Rubén, y me pregunto ¿cómo ha sido posible no leerte todo este tiempo?, sé también que todo tiene su tiempo justo, ni un segundo antes, ni uno tan sólo después, pero de todas formas, no puedo evitar el preguntármelo. ¡Absolutamente todo el cielo para vos!***** MujerDiosa
06-10-2007 "La vida tiene muchas montañas" El sendero por el que se camina a la tuya es un engarzado aromático de voces pasadas que por suerte aún habitan tus (nuestras) palabras. ***** monicaescritora
06-10-2007 Rub, que dulce. Se lee sintiendo cada palabra. Eres un enamorado de la vida y asi la describes...con amor. Besotes amigo mio. adriana73
05-10-2007 con que suavidad se lee el cuento, suave como ladera de cerro en primavera y colorido como campo de margaritas, huele a hierba buena, mueve a que los sentimientos se internen en los recuerdos***** curiche
05-10-2007 Se ve,se huele,se escucha...muy bello con hermosos paisajes que invitan a soñar.***** almalen2005
03-10-2007 Descripciones muy vivas. Me gusta muchísimo como escribes, no me cansaré de decirlo. m_a_g_d_a2000
02-10-2007 Qué buenas descripciones de esa naturaleza que no conozco, pero que desde tu texto la veo y la respiro. Mis saludos! mandrugo
01-10-2007 Trasladas al lector a tu paisaje con maestría y cariño. Me gustó. sereira
01-10-2007 wow que descriptiva tan rica!...casi escucho el agua, el viento y siento el sol y el olor de las flores, rio con tus imagenes que te hacen reir porque las veo...es preciosa tu narrativa Ruben...gracias por compartirla! luzyalegria
01-10-2007 Bello poema... como todo lo tuyo Ruben, no la conosco a tu amiga pero seguro que esto le llenara el alma como me lleno a mi, leerte amigo mis***** y besitosss para los dos ///NIL/// NILDA
01-10-2007 Imágenes de ensueño!!!!! Maravilloso talento, te felicito. Aytana
01-10-2007 Excelente descripción, una contemplación de los ancestros. Abrazo. meci
01-10-2007 es una muy bella descripción buenita
01-10-2007 Que hermoso que barbaro!! leerte me ha dado felicidad. Gracias. PpCc
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]