TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / henrydrae / Renacimiento

[C:307474]

Fui fruto de un parto una vez, momento que curiosamente no recuerdo siendo algo tan trascendental en mi vida. Tal vez fue porque estaba lo suficientemente aturdido y pegoteado adaptándome al nuevo y seco ambiente, o porque quise olvidarme del sujeto que sin conocerme ni un poco me dio una buena bofetada para provocarme el llanto. Se podría decir que ese fue mi primer nacimiento. Luego tuve una infancia y una adolescencia normal, de esas en las que uno se la pasa aprendiendo de los padres y maestros que las cosas más interesantes no deben hacerse, justamente para no morir de cuerpo entero, y llegar a tener una edad que se convierta en una especie de record personal vaya a saber para que macabro registro. Pero lo que nunca me enseñaron era que se podía tener más de una muerte, y por eso aclaré "de cuerpo entero" porque se puede morir de a pedacitos, por curioso que parezca. Así lo aprendí un día en el que luego de un terrible accidente sentimental, y de una dolorosa agonía, se me murió el corazón. Ni mis padres, ni mis amigos, ni mis maestros me lo advirtieron; lo tuve que aprender solo, y como una amarga paradoja, nadie tampoco me dijo que estaba mal ni que era tan peligroso enamorarse, sino todo lo contrario. Y así anduve un tiempo largo. No sé en que momento fue pero un día la tortura terminó y mi corazón dejó de latir por el motivo principal que lo había llevado a ese estado. Y así caminaba, como una especie de esqueleto animado que veía todo teñido de gris. Sin rabia, sin bronca, sin angustias, sin ganas. Comiendo, trabajando, riendo sólo para desacalambrar un alma que era sólo un reflejo, la voluta de humo de un puro ya consumido.

Hasta que un día apareciste, sin que nada lo previera. Hablamos de trivialidades, de gustos personales, de aficiones. Luego pasamos a las experiencias, a nuestras penas, a nuestras vivencias. Me entendiste como nadie, y yo también lo hice. De todos modos tomé distancia, sabía que ya no tenía corazón que pudiese morir, pero antes tampoco sabía que se iría solo y me dejaría como alma en pena, ¿y si ahora descubría que mi hígado o uno de mis riñones también podía enamorarse y padecer lo mismo para luego morir deparándome vaya a saber que nuevos dolores? No, no quería imaginarlo siquiera. Pero si había algo que tampoco me enseñaron, era que no había forma de controlarlo. Mis ojos comenzaron a verte distinta. Los grises tomaron cada vez más pigmentación. Te vi en perfectos, definidos y sublimes colores al tiempo que me di cuenta de que ya estaba seriamente comprometido. Sabía lo que me esperaba, pero no me importó, Me palpé todo el cuerpo antes de ir a tu encuentro, esperando averiguar cual sería el maldito órgano que fuese el siguiente en morir, y decidí entonces que no tenía mucha más paciencia para guardar. Golpeé a tu puerta. te miré a los ojos, te tomé en mis brazos y te di el mejor beso que tenía sin tener que recurrir a recordar uno de mi vida anterior. Y allí me di cuenta, por fin lo entendí, cuando mi corazón palpitó de nuevo como si nunca se hubiese marchado. No recibí ninguna palmadita, no lloré aunque de la emoción hubiese tenido ganas, pero esa fue la segunda vez que nací, y pude hacerlo gracias a ti.

Texto agregado el 18-08-2007, y leído por 274 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
01-06-2008 un hermoso renacer,sin duda.Felicidades. anablaumr
13-11-2007 Existen muchos momentos para los que no existen maestro alguno. Pero ves, siempre se revive por segunda vez. Un saludo de una jaenera. currilla
05-09-2007 Buena elaboración, que fluye hasta un final que sorprende y compromete.. churruka
02-09-2007 ingeniosa manera de morir de a poco, je. Me pareciò bien llevado y con buen ritmo. Logras captar la atenciòn del lector, que no puede soltar la lectura hasta llegar a la ùltima lìnea, para luego soltar una sonrisa. Vientos. Jazzista
02-09-2007 Excelente, Henry! Y que el texto esté tan bien cuidado, me gusta más todavía. chantal-deveraux
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]