TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / x_librio / La cuentera que creía en los cuentos de hadas

[C:303861]

La cuentera que creía en los cuentos de hadas

Érase una vez, una cuentera que creía en los cuentos de hada. Sus papás le otorgaban todos sus deseos como a una princesa. Desde muy pequeñita aprendió que con solo pedir, se le otorgaba lo que su cabecita había pensado.
Toda su infancia fue cubierta de deseos y sin esfuerzo por su parte. Esta circunstancia le hizo ver la vida como algo fácil, pues con solo pedir, se le facilitaba el juguete, la maquinita o la muñeca.
Pasados unos años, su cuerpo cambió y su deseo fue encontrar al príncipe azul que le llenase sus ansias de ser querida, física y mentalmente al igual que sus amigas.
Su sueño y deseo se repetía todos los días y con ferocidad por la noche. Deseaba a un príncipe esbelto, fuerte, bello de rostro y que fuera amante, compañero, esposo y que cubriera todas sus necesidades económicas, como hasta la fecha habían realizados sus padres.
Un día, el destino le cruzó un príncipe y sus sistemas amatorios se dispararon. Era el más bello y el más, de los mases. Lo tenía todo, simpatía, amabilidad, fogosidad, respeto y por su puesto, la amaba locamente.
La cuentera vivía en un sueño de hadas, todo era perfecto. Su deseo máximo era estar con el todo los momentos del día y de la noche.
Un día el príncipe le comunico que tenía que realizar tareas laborales como todos los humanos y que no podía estar con ella. Esta decisión le causo un contratiempo y una duda ¿como él, no prefería estar con ella?
Como toda primera vez conlleva a una segunda, otro día le comento que tenía que reunirse con otros hombres y que no estaría con ella.
De repente, echó en falta las rosas que desde el momento que lo conoció recibía, las frases bellas que al verla le describía. ¿Donde estaban todos aquellos detalles del principio de su romance? ¿Porque ya no se cumplían sus deseos?
Pasado un tiempo, la cuentera se miro al espejo y vio algo que nunca había visto en su rostro, eran grandes ojeras y tristes, oscuras como el granito, en el mismo lugar donde antes hubo alegría y destellos.
Esto le alarmó mucho y fue el principio, de percibir que su vida no era lo que ella esperaba. Su figura se había redondeado, su alimentación era escasa o inapropiada y su estado anímico no existía. No era lo que su memoria le trasmitía del enamoramiento.
Un día, se dió cuenta que su vida había llegado al fondo. Se sentía culpable porque no funcionaba su vida física y psicológica y porque no sabía, que acciones debía de realizar, para una mejora inmediata.
Esa sensación si la tenia segura, debía de ser élla la que debía que proceder al cambio y no hay nada más duro, que cambiar los hábitos y la estabilidad económica.

El destino le propicio un encuentro con un ser, llamémoslo ángel, amigo, desconocido y un lugar que sin ser especial, tenía magnetismo. Con él o en él, se representaba una escena de comunicación interna, que hasta ese momento, élla desconocía. Se daba cuenta que muchos de los hechos que se trasmitían, le eran conocidos. El ser humano a veces no es consciente de que es consciente y ese simple detalle es la diferencia de saber ver las cosas con otra objetividad

La primera pregunta que se hizo, plasmaba la incertidumbre de ¿porqué le ocurría a ella esta desgracia, de no ser atendida, amada y obsequiada como antes?
La respuesta no era sencilla de responder. Las personas, nos basamos en entender nuestras experiencias con la base de nuestra cultura, intereses e influencias psicológicas que desconocemos.
El ángel le comenta, que ella había sido mimada y protegida por sus padres y que no le enseñaron a enfrentarse a la vida con penurias. Había idealizado a su príncipe azul. Le suplía todo lo que a él le faltaba y no era culpa suya, su idea falsa de perfección. Pero que tuviera en cuenta, que a él, también le había pasado lo mismo. Son procesos del enamoramiento, abarcar al otro ser y verlo perfecto.
Respecto a su mala suerte y porqué le toco a ella. Debía verlo como experiencias para aprender a madurar y estar preparada para otras circunstancias parecidas que surgirían en su vida con toda seguridad.

La segunda pregunta, consistía en porqué había visto perfecto a su príncipe. La respuesta es que el amor es un sentimiento ciego y por eso se unen personas de tan distintos tamaños, gustos, clases, etc. Parte de nuestra buena visión hacia él, es para cubrir nuestras propias necesites que conscientemente no conocemos y le cambiamos defectos por manías sencillas y que ahora las vemos como vicios destructivos.
Erramos en ver los actos sexuales como amor, los gestos negativos como su carácter, y así, un sin fin de actos, que ahora en la distancia temporal, vemos dañinos en la relación.
Al enamorarnos cubrimos a la persona amada y le quitamos sus peculiaridades. Amar es muy distinto a estar enamorada. El amor se da cuando se camina al lado de la otra persona, respetando y asumiendo sus diferencias. No es lo mismo caminar a su lado que ir juntos en uno y con los ojos cerrados.

¿Oye ángel, soy culpable de no haber realizado correctamente esta relación personal? Nadie es responsable de que no haya salido bien su relación. Basémonos en que todas las personas tratan de hacer bien las cosas. Lo que no significa que lo bueno de uno sea lo correcto para el otro. Cada persona reacciona en base a su cultura y sobre todo a las influencias sociales religiosas de su infancia. Estas, marcan a las personas en sus conductas y si no vemos, que el uso de alcohol y drogas es malo y que traerán unas consecuencias, pues no podremos contrarrestarlas. Si el enamoramiento no dejaba ver, los adulterios constantes, los actos físicos de violencia, la aceptación de las mentiras, es imposible culpar a nadie y en realidad si son culpables los dos. Pero tomémoslo como experiencia a vivir.

¿Empezar de nuevo una vida es muy duro? Es lo mas duro que existe porque aunque estuvieras mal antes, tenias un punto de agarre o referencia, una frase real dicha por una mujer: no se si es mas duro la soledad que tengo ahora, que los golpes que me daba, pues en ese tiempo tenía compañía.
Ahora todo es nuevo y lo nuevo da miedo y la soledad si sabemos usarla, nos ayudará a encontrarnos a nosotros mismos, pero si la vemos como soledad, caeremos en la depresión, que no es otra cosa que, el no saber resolver un problema.
Dicen que el mundo es de los valientes y ser valiente es solo cuestión de no amedrentarte con nada de esta vida. Pero que nadie se figure que es fácil, habrá caídas y levantadas y al final todo pasa. Aplicando la sabiduría de una frase, a veces se ve mejor los problemas: Todo pasa, hasta la felicidad y si pasa la felicidad también los malo momentos.

¿Que tengo que ver en mi nueva pareja? Amor, es lo que debemos ver y dejar nuestros perjuicios y miedos. Amor con análisis de lo que se dice, se hace y sobre todo con lo que no se dice o no se hace. Las personas tenemos un lenguaje corporal que es mas autentico que el oral, pues si no coincide los dos, no hay seriedad. Mirad los ojos, éllos dicen mucho. Amar con la cabeza y dejar el enamoramiento para los primeros días, pero no os quitéis ese inmenso placer de la locura de amar. No busquéis a personas parecidas en habitas inadecuados, mejor buscar una rosa en una rosaleda que en un estercoleros. A veces somos nosotros los que buscamos a personas con determinados defectos para complementar los nuestros; dominio, seguridad, maternal, paternal, social, etc. Analicémonos nosotros y después veamos en que podemos complementarnos.

¿Que ocurre si no encuentro una pareja? Los encuentros son cosas del destino. Por mucho que busques no lo vas encontrar, claro que si puedes encontrar lo que precisamente no deseas. Quien busca encuentra, pero quizás, no sabrás que hacer con lo encontrado sin sufrir. Todo es cuestión de creer, si una persona cree, con pedirlo se le concederá, el tiempo de llegada, es lo que no sabremos. El creer no es un concepto religioso, es una unificación con el universo. Si somos parte de él, también somos él y como no, no nos vamos ayudar a nosotros mismo.
Tenemos que ser consciente que todo llega cuando tiene que llegar, pero mantengamos los ojos abierto y observemos los indicios que nos da la vida cada día. No te pongas patrones o tipos estandarizados por la sociedad, busca el amor principalmente y piensa que la otra persona también tendrá sus dudas

Mi querida cuentera, le dijo el ángel, la vida esta llena de vivencias tristes y placenteras, lo importante es disfrutarlas cada segundo. Las malas con positividad se hacen menos malas y las buenas te llenaran de alegría. Pero recuerda que las dos pasaran. No dejes de observar y aprende a ser conciente de que eres consciente de lo que pasa a tu alrededor. Sonríe todo lo que puedas, es lo que mas enamora.

Si necesitas otra visión de tu visión, lee, pregunta y busca la respuesta pero nunca te rindas. Lo más bello del camino no es la llegada, sino, el hacer el camino y la vida es un camino de aprendizaje.

Dedicado a las personas luchadoras.








Texto agregado el 26-07-2007, y leído por 234 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
11-05-2008 Esto me hubiera gustado leerlo hace tiempo, así de clarito..Gracias por escribirlo suna
31-10-2007 Así es, las respuestas están dentro de uno mismo. Te felicito por tan buena reflexión. Un beso Sofiama
22-09-2007 Más que un cuento, te diría que es una reflexión de vida y muy bien hecha.***** omenia
28-07-2007 Si no fuera por que a mi cuentera no se lo pusieron todo tan fácil te diría que la conozco. Me gustó mucho la verdad y si que es muy duro el camino de un nuevo comienzo pero como dices se consigue llegar a la felicidad. por lo menos eso dicen. Mil besos mágicos hadaa
27-07-2007 Una amplia visión que obliga a mantener los ojos bien abiertos +++++ vision
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]