TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / elazuldelanoche / EL COMIENZO -ATRAVÉS DE TU MIRADA

[C:300114]

El colegio, tarde como de costumbre. Las paredes blancas y las largas escaleras me hacen correr tanto como la emoción de encontrar a mi pareja. Sigo corriendo mientras pienso cómo tocaré la puerta para no ser tan inoportuna, tal vez deba sonreírles a todos o tal vez solo debo esperar a que alguien entre justo antes que yo.

Pero al llegar la puerta, la puerta está aun abierta. La clase ha comenzado y al frente se encuentra un joven de lindos ojos claros pero cansados que ni siquiera ha volteado a verme, ni siquiera para reclamar que llegue tarde. Olvide que venía con alguien.

Y los meses van llegando a mi vida con tus callados pensamientos y tus frustradas indiferencias, a éstas alturas apenas puedo recordar que tengo pareja…, espero cada excusa para llegar a tus sentidos pero nada, estoy con Frida ella me dice, me cuestiona ¿qué llegaste a hacer tu a mi vida y yo a la tuya?, es de esas cosas que quieres que nunca te pregunten porque las semanas pasaron y me enamore de alguien que decía poemas, de alguien que me mandaba besos, de alguien que decía te quiero con la mirada, de alguien que un buen día comenzó a crear desencuentros. Me hiciste dudar y terminé, yo misma, por pensar que me había ido, eso te había asustado. Así que has hecho lo que tenías que hacer para decir ¡no! sin pronunciarlo. Yo tengo que irme…

Salí del trabajo y te vi al final de la calle, me esperabas, leías o al menos eso parecio cuando pasé frente a tu auto, bajaste para hablar y yo, seguí caminando. Lo intentaste un par de veces más y al ver que no respondía te disculpaste y disté la vuelta, en realidad yo no quería que te fueras solo quería que insistieras un poco más. Así, ante tu poca insistencia tuve que decir que yo no estaba dispuesta a regresar a mi casa en tus terrenos, si querías hablar conmigo tendrías que dejar tu auto en el estacionamiento de mi trabajo y subir conmigo al autobús y... lo hiciste pero al subir no supiste que decir y ante la ausencia de palabras el autobús paro y yo baje... No volví a verte, algunas semanas no lo hice… y te creí olvidado hasta aquel lunes en la noche en que recibí un mensaje de alguien que estaba pensando en mi y quería que lo supiera.

Texto agregado el 06-07-2007, y leído por 67 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]