TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / chorizoensalchicha / Stone, Fidelito y yo.

[C:294387]

Stone, Fidelito y yo.

A mojada.

Debió ser hacia la mitad de febrero de 2002. No recuerdo la fecha exacta porque me mandaron de sustituto, con un par de días de margen, ya que el periodista encargado había rechazado el trabajo en el último momento por el “peligro” que suponía.

Por aquel entonces yo era un chaval idealista, engañado como muchos, y escuchar hablar de Cuba era como escuchar hablar del último resquicio de libertad en el hipócrita mundo actual. Había terminado en Bruselas la carrera de literatura hacía apenas un año, ya que me había dejado un curso de la misma para ir a Florencia con una beca a hacer el último de periodismo. Así, había estudiado un año más de lo previsto, pero salía con dos licenciaturas y dos idiomas. Antes de terminar, y gracias a algunos enchufes, ya tenía un puesto esperándome en la revista de cine más vendida en España. En verdad, era más un puestucho que un puesto, cubriendo cualquier cosa que surgiera, desde llevar cafés al director hasta citar a Amenazar para una entrevista antes del Oscar.

Pero ese, junto a un par de rodajes españoles, fue mi trabajo estrella: Comandante, de Oliver Stone, un acercamiento casi enfermizo a la figura del dictador cubano por parte del siempre excesivo y pedante director de Platoon, Nacido el 4 de Julio, JFK, o Alejandro Magno. Se trataba de un rodaje brevísimo, durante tres días en que apenas podríamos dormir unas horas y en que se grabarían más de treinta, comprendiendo entrevistas a presos políticos bajo la atenta mirada de Castro, charlas sobre literatura y música, e incluso un paseo por la capital hablando con la gente en plan “amigo del pueblo”, para luego montar una basura sensacionalista de algo más de cincuenta minutos de metraje. El trabajo de mi equipo consistía en seguir en todo momento el rodaje y parte de la postproducción y, si era posible, conseguir alguna entrevista del dirigente –difícil tarea después de diez horas de preguntas diarias, y con doce pistoleros impidiéndote cualquier acercamiento a la figura-.

Llegar a Cuba supuso –quizá junto a otra ocasión en que vi una película Stuff real (de las de Tesis), y algún triste episodio más por ahí-, el mayor golpe que ha recibido mi conciencia en toda mi vida. El Comunismo, que a todos trata por igual, se desenfocaba en unas calles podridas donde malvivía la mayor parte de la gente, mientras al equipo se nos invitaba a una cena de lujo.

En lo que a Stone se refiere, siempre me ha parecido un gilipollas, pero nos corrimos nuestras juergas durante la postproducción, y siempre invita. Además, dado que se trataba de un filme de bajísimo presupuesto, nos encontrábamos en el rodaje apenas cuatro medios, unos quince periodistas, lo que permitió algo más de contacto. Todo un lujazo, vamos, que el tipo no deja de ser un mito cinematográfico, aunque chochee desde los veinte años.

De la figura del dictador, ya hablé en su día. No creo que mi opinión sea trascendental al respecto, y tampoco estoy seguro de hasta que punto tengo derecho a hablar del rodaje (sé que no mucho). Sólo diré que tuve una única oportunidad de dirigirme a él, y lo único que obtuve fueron tres palabras del más absoluto desprecio, que Stone rió como si fuera un buen chiste.

Después de todo, el artículo ni siquiera llevaba mi nombre por ningún lado, pero, un año después, dado que les había gustado mi trabajo, me llamaron por si quería cubrir también la igualmente pésima y considerada segunda parte de Comandante, Looking for Fidel. Lo cierto es que lo consideré, dada la ingente suma de dinero que me ofrecían, pero la putada del artículo me pareció tan grande, que al final me resistí. Hay que tener unos principios.

Tres años más tarde, después de haber dejado el trabajo en la revista, y también otro en un periódico, ya con mi actual empleo –que espero, dure mucho tiempo-, volvería a Cuba, esta vez para colaborar en una de las escasas y extrañas entrevistas que a García Márquez se han hecho en los últimos años, también como enchufado por mi amistad con su hijo, el grandísimo director de cine Rodrigo García (Cosas que diría con sólo mirarla, 9 vidas). Pero esa es otra historia. El caso es que Cuba seguía idéntica: con su desenfoque de calles podridas y su comida lujosa.

Mierda de mundo…

Texto agregado el 06-06-2007, y leído por 677 visitantes. (27 votos)


Lectores Opinan
24-02-2008 Si me das a elegir Entre tú y la riqueza Con esa grandeza Que lleva consigo, ay amor Me quedo contigo Si me das a elegir Entre tú y la gloria Pa que hable la historia de mi Por los siglos, ay amor Me quedo contigo Pues me enamorado Y te quiero y te quiero Y sólo deseo Estar a tu lado Soñar con tus ojos Besarte los labios Sentirme en tus brazos Que soy muy feliz. Si me das a elegir Entre tú y ese cielo Donde libre es el vuelo Para ir a otros nidos, ay amor Me quedo contigo Si me das a elegir Entre tú y mis ideas Que yo sin ellas Soy un hombre perdido, ay amor Me quedo contigo Estribillo mira, de los chunguitos, que me encantan y no te pongo el youtube que tiene problemas de acceso, beccsos, you youtoo
25-12-2007 Lo que fidel es a orgía tu texto es a concupiscencia. yakus
25-12-2007 estas en lo cierto mi concuña es cubana y su mama vino a mexico (bueno aun esta aqui y tiene miedo a salir a la calle por que dicen en cuba que aqu matan a la gente afura de su casa todos los dias y miles de mentiras reconosco que en mexico a incrementado mucho los problemas con el narcotrafico pero de esto a que no puedas salir estan completamente fuera de razon y para ejemplo les digo a mis amigos cubanos si tu no te metes en problemas de drogas ni de prostiucion nadie te molesta ni te preocupas nada mas que de los quehacereres diarios Saudos muy interesante tu texto Saludos y feliz navidad y todo lo mejor en el 2008 guero
03-12-2007 me gusta como llevas la historia, sacando si es real o no, pero atrapa, cosa que no me pasa muy seguido. Mis Saludos, santasalarza
30-11-2007 Interesante... yo también soy amante del cine (del de Bergman, Tarkovsky, Fellini, Bresson y Buñuel, claro está). Sólo quisiera hacer una precisión respecto a un error de digitación: "–quizá junto a otra ocasión en que vi una película Stuff real (de las de Tesis), y algún triste episodio más por ahí-" ¿Se refiere al cine Snuff? Muchas personas creen que se trata de un mito urbano, aunque las películas de directores como los italianos Dario Argento, Lucio Fulci y Mario Bava se aproximan mucho a una estética de lo macabro. a00
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]