TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / zarestra / el dia que tuve miedo

[C:287560]

Hoy vino a verme la señora, yo había salido con una amiga y me quede hasta muy tarde tratando de olvidarme de el, creo que lo logre por ratos en brazos de alguien cuyo nombre no recuerdo ahora y que tal vez nunca supe. El caso es que la señora vino y como siempre impertinente llego a las 6:00 de la mañana a despertarme con esa voz horrorosa que solo ella puede tener, esa voz que hace que los oídos sientan náuseas. Me negué a atenderla. Ya bastante daño me había causado como para seguir soportando su rostro empalagoso y harto convencido de que es quien tiene siempre la verdad, decidi quedarme callada en mi cama y no decir ni pio a fin de que no me oyera y pensara que aun dormia, me encontraba echada pensando mil y un insultos que hasta ese entonces pensaba que nunca seria capaz de decir, cuando que empezó con su eterno quejido, ese repiquetear constante de quejas a la vida, a la muerte, al sol, a la luna y a cuanto hubiera en el mundo que no se inclinase ante ella. Decididamente no saldria asi le diera un patatus y callera muerta a mis pies. Pero salí, por pena a mi madre quien cansada de ella y su eterno repiquetear me pidió que por favor lo haga pues ya no la soportaba mas. Sus ojos grandes, saltados mirandome, tratando de adivinar que pensaba, en quien pensaba. Me dijo que su hijo estaba enfermo, muy mal, que quería verme, queria pedirme disculpas por todo, yo entre mi pensaba ¿como se pide disculpas por tantas cosas? ...abandono, soledad, engaño, dolor, inmenso dolor que habia sido aun peor cuando me entere que se habia casado con otra a dias, semanas de decirme que me amaba. ¿No se daba cuenta acaso que yo a la última persona que queria ver era a él y toda su tanda de mentiras? ¿No se daba cuenta que yo pretendia olvidarlo y rehacer como sea mi vida?
Me dijo sin que yo le preguntara que le habían echo muchas pruebas, infinitas pruebas, entradas y salidas de clinicas y hospitales, consultas mil a uno y otro doctor y que habian dado por fin con lo que tenia, con lo que hacia que su higado, su riñon, su cerebro, su estomago no funcionace...tenia SIDA y se estaba muriendo.
Esa palabra en mis oídos fue como insultarme en lo mas hondo, mi corazón por un momento se detuvo y con el toda yo, como cuando pones una pausa al DVD, solo volvi en mi para decir que lo odiaba, que no quería saber mas nada de él y que no me importaba lo que le pasara, en ese momento poco o nada me importaba nadie, era yo contra el mundo, yo contra todo lo que en lo mas recondido de mi alma esperaba, la señora empezó a gritar, a pedir que fuera a verlo, que porfavor comprendiera, que era necesario, impresindible que le diera mi perdon, pero yo ya no oía nada solo el miedo en mi alma, solo el vacío constante, solo las ganas de mandar a la mierda a toda mi generacion y mas, corrí, queria salvarme, huir de ella, de mi...me subí a la mesita de noche del cuarto de mi madre pensando que allí arriba nada me alcanzaría y lloré y lloré y grite ¡no quiero! ¡no quiero!. ¡no quiero! Atrás quedo la rabia de mujer engañada...solo estaban el miedo y el dolor de saber que ya nada, nada seria igual.

Texto agregado el 06-05-2007, y leído por 134 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
09-05-2007 Buen texto. uleiru
06-05-2007 Sí, lo malo que ese dìa se habrà repetido muchos otros dìas.Trasmites bien ese miedo en el texto. doctora
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]