TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Stelazul / Arena del desierto destellea

[C:286209]

“El mirlo en la incandescencia de tus labios se extingue” . Antonio Gamoneda



Es tu recuerdo en mi piel
algodón y fuego blanco
que se lento se desmaya incandescente.
Perfume o esencia,
sal entre mis dedos.

Tú licuaste la pared
que me tenía sujeta.
Triunfaste en el asedio
de mis fuentes.
Concebiste la onda tenue
que hizo temblar la piedra de mi espíritu.
Creaste nueva huella,
mella indeleble, mirlo abrasador
de amarillo vórtice
vertiéndose en mis labios.

Tanto y tanto te añora el aire,
aunque que no lo pensó,
aunque no lo quiso,
y aún así
ahora desmenuza tu eco
en sonidos de oquedad.

Lames dulce las heridas
donde te desnudas impúdico.
Tu con-pasión me gana.
Es esencia fría e indeleble,
hielo derretido, llameante miel
fragua constante de mi oro
a escanciarse en copa íntima
más allá de tanto estrato y tan celado.

Ahora lo entiendo casi todo.
Ahora lo sé casi todo. Aquí,
en esta ribera líquida y amarilla,
alma acuosa de los mundos
en que me sumerje tu azúcar esencial,
flor de Alhabia irradiándose en mis labios,
plata húmeda en la sima de mi carne,
cópula o abrazo de luna y de geranio,
polvo argento de ceniza
en tránsito por noche maga.

Dime ahora alma diosa,
¿qué haremos?
en este pleno desierto donde me encuentro,
al fin lleno de siemprevivas...
Al fin hermoso.

Este que nos deslumbra
bajo luz de nueva Selene,
junto un áureo oleaje de intensa arena
que destellea ya sin freno…


Ángeles Yagüe

Texto agregado el 30-04-2007, y leído por 306 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
29-06-2008 Es interesante el trabajo que hiciste en este poema. Un imperativo barroco opuesto al vacío del desierto interior. Sí, destella. estephario
20-06-2007 Esto es lo que yo llamo un poema de luna llena. De esos que le dejan a uno un eco lejano de arpegios y laúdes insinuándose en el alma y lo llevan, aunque trate de resistirse, a volver a abrir las páginas desgastadas de una antología de Tagore. También, inevitablemente, exigen un cielo tachonado de estrellas orientales, para ofrecérselo emocionado a la autora. CHICHIKOV
01-06-2007 Me encanta como juegas con las palabras. m_a_g_d_a2000
23-05-2007 Es una mágica poesía, estremece leerla, no tiene desperdicios, dentro de su surrealismo que se hace realismo a medidas que la lees. Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
14-05-2007 mi sol todavia se retuerce en la incostancia de los espìritus rondantes ... en lo sublime de tus hojas que cada dìa se acarician en el rocio de la mañana , en el atardecer de tu oro maquiavèlico , en todo tu ser Angeles , el sol nace y muere en ti , sangra cada rayo derrotado , vuela cada làgrima de tu cielo ... y tu mi niña , iluminas y das el candor que falta . lo habia leido muchas veces , pero no encontraba palabras para describir tanta hermosura... cariños linda marian judith13
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]