TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mithrandir / hoy caminé por el andén de mi cuadra

[C:280176]

Hoy caminaba por el andén de mi cuadra. Hablar de caminar es algo que aprendí hace poco, porque no es algo que me parezca adecuado decir si nos apegamos a la semántica, para reducir esta introducción sin producir tristeza o lástima, les cuento que yo nací sin piernas. Que diga la causa genética, de mi defecto congénito no apacigua mi dolor. No hablo del dolor trivial que conocemos al sufrir un pinchazo, o un pellizco, hablo del dolor de lo ausente, aunque no lo haya visto perder, pero está perdido .Quien tiene la culpa? Me suelo preguntar. Algo o alguien tiene que ser responsable, el tener que arrastrarme, gatear por los corredores de mi casa, cargar mi cuerpo con mis brazos, por qué la naturaleza, a veces bondadosa , a veces no tanto, nos regala, nos quita, o ni siquiera nos da lo que por genes nos pertenece. El que se pregunte porque escribo esto, se responderá que es una catarsis para liberar mis cadenas sicológicas. Para poder caminar, para decir hoy caminaba por el andén de mi cuadra. Esa frase no es trivial. Para mí es poesía. Y no rima. No importa las ocho sílabas que lo componen. Nadie está hablando de métrica, yo solo me centro en el verbo caminar. Yo camino. De la idea de caminar. De pisar los andenes de mi cuadra. De poder amarrarme mis zapatos, no lleguemos tan lejos, de mirar mis pies, los dedos de mis pies, mis talones, mis venas várices, mis juanetes, mi genu valgo , mi cojera, cuando camino. Si, porque aunque no tengo piernas, las toleraría defectuosas, las toleraría dolorosas, las toleraría para caminar. Perdonen si los envidio, soy un infeliz. Tomen a consideración que no se puede ser solidario, si las piernas no se trasplantan. Una prótesis pensarán ustedes, resolverá los problemas. Yo no pienso así, porque ya hablé con mi ortopedista y mi fisiatra, en un consultorio cálido y alegre, si lo comparo con esta historia , en el que veo caminar a los enfermos, a los amputados, similares a mí , pero veía como mis ilusiones se borraban al ver fijamente los pies del galeno, porque por cierto eso es lo que siempre veo, pies, piernas, me duele el cuello, si veo otra cosa. Si, si , estoy enojado, estuve enojado, y estaré enojado cada vez que recuerdo su respuesta(así me lo diga cualquiera, siempre me causa la misma nausea). No puede sonreír, sostiene con firmeza su fonendoscopio como si quisiera hablar por medio de el, y mediante él decirme las cosas menos desagradables.Pobre médico, pobre yo digo, el solo piensa en decirme las cosas prudentemente.Pero el sabe que con todos no puede hacerlo, y terminó diciendo lo siento, es muy tarde para que camines, despues de un largo intoductorio en el que explicaba la atrofia de mis músculos en mi cadera, de la anquilosis de la misma, de la escoliosis de mi espalda, quería hacer lo menos entendible mi temor, pobre médico digo ahora, quería ayudarme, y no pudo.Bueno, mientras escuchaba que no sonreía (me dolía mucho el cuello), sus pies fijos en el suelo, temblaban, querían demostrarme que derrumbaban mis esperanzas, con respeto. Hoy digo que camino. Porque no tengo pies. Pero camino,con mi tronco erecto, con confianza, con un gran conocimiento de la vida, revelado en estos últimos renglones :la vidad es dadivosa, me permite escribir, y mostrar que camino, que camino los renglones, con palabras , que describen las sensaciones que idealizo, y que sueño este momento. Hoy caminé por el anden de mi cuadra.

Texto agregado el 01-04-2007, y leído por 91 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]