TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / claudiiiiw / Sueño

[C:279985]

¿Y porque las manos le sudaban tanto? ¿Por qué cuestan tanto la vida y sus metas?... Seguramente esto se preguntaba Ana Claudia, la dueña de mis pensamientos y de mis notas bajas por cierto. La soñaba tanto; siempre todo igual y si un detalle menos o más. Los dos en la playa, enlazando las manos, sintiendo la bruma por nuestros pies y la brisa despacito por nuestros enamorados rostros. Ella, como siempre, con el alma impredecible, su sonrisa incomparable, sus labios tan rojos, su piel tan transparente y sus cabellos negros perfectamente desordenados, con un largo vestido crema y descalza, como lo hacía danzando.

A Ana Claudia la conocí un jueves de Abril; se estaba preparando para un concurso de bailarines junto con mi mamá, Rosa. Ellas pasaban tardes de otoño encerradas en el pequeño escenario que tenía mi mamà hace años, cuando bailaba, pero ahora se dedicaba a entrenar a mi dulce musa.
Había intentado muchísimas veces acercarme a ella; solo obtenía un “Hola Lucas, ¿viste a tu mamá?” y terminaba ahogado en el fracaso.
Aunque nadie sepa de mis sueños, era también un loco apasionado del baile y estaba completa y únicamente decidido a enfrentar mis miedos y poder hacerme también, el perfecto propietario de sus intangibles pensamientos.

- Lucas, ¿vienes a vernos danzar?
- Sí; y a practicar con ustedes, claro si se puede.

Se asombró entre gestos y sonrisas. No podía estar más dichoso y feliz... ¿Quién sabía si era el comienzo de algo primordial para mi vida? No quería crear un mundo de fantasía e ilusiones solamente, pero me atrevía a hacerlo.

Bailamos hasta la noche, como nadie nunca lo había hecho; me encantaba tomarla de su frágil cintura, de su expresiva y vehemente mano. Podía amanecer bailando, y lo hice, lo hicimos.
Mi madre se había dado cuenta y nos dejó un momento solos.
Recuerdo sus palabras fuertes y claras...

- Lucas, eres la única persona con quien me comprendo en la pista de baile. Recuerda que no solamente se trata de la música, el compás y la pareja que llevas de la mano; es el tibio y sofocador sudor que pasa despacito por tu rostro, tu cuerpo y tu alma. Se trata también, del enérgico ritmo frío que circula por tus venas, la inmensa pasión de tener movimientos tan simbólicos, que hagan nacer emociones en los que de alguna manera te ven compartir lo mismo contigo, en este lugar tú, Lucas.

No salio de mis labios palabra alguna. Me acerqué súbitamente hacía lo poéticos de sus labios, hacía lo voluminoso de sus pestañas, hacía lo saciable de sus pómulos al nacer en ellos una sonrisa. Era el beso más conciso que había recibido de alguien tan especial, tan importante para mí.
Y mi pregunta sobre si este fuera el comienzo de algo grande en mi corazón, se respondió...

Y ahora, está igual... frágil, con el alma impredecible, su dulce y agria sonrisa, sus labios tan rojos, sus cabellos negros perfectamente desordenados y su alma tan transparente. Pero al lado mío, se escuchan levántate Lucas, es el primer día de colegio de Abril; y sus preciadas manos sobre mi rostro...
Abril, como el día en que nos conocimos. Abril como el otoño, como nosotros.

Texto agregado el 31-03-2007, y leído por 161 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
18-06-2007 Logras trasmitir grandes emociones y sentimientos. Para mi nunca ha existido el fracaso, creo que de la vida se aprende mucho, de lo que nos ha resultado bien y sobre todo de lo que os ha costado mil tropiezos. Un abrazooo angel_berdi
07-05-2007 escribes con pasión y eso se nota manola
16-04-2007 Felicidades tu escrito es muy hermoso, muy buena tu narración ***** gfdsa_elisa
02-04-2007 ABRIL... ABRIL... ABRIL elcocodriloastronauta
31-03-2007 que bien5* neison
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]