TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / adngonzalez / CARTAS DE LA NOCHE

[C:272616]

Después de ser violada cada noche, Jertrudis, con el dolor y la humillación en todo su cuerpo, escribía las cartas para alguien, alguien que en sus sueños escuchaba sus lamentos, sus quejidos y que entendía su sufrimiento, esperanzada a que viniera a rescartarla de la denigración nocturna. Las cartas que escribía en su pequeño cuatro de tres por tres, las escondía debajo de una tabla que estaba suelta en el piso de la habitación.

Nunca pensó que alguien bien vestido y con ganas de darle todo lo que ella quisiera, fuera a ser tan despiadado y endemoniado. A sus cortos trece años ya sentía las consecuencias de siete meses seguidos de violaciones, que al principio eran dos o tres veces por semana pero que ahora se intensificaron a cada noche, durante todos los días.

Las constantes infecciones que sufría, el aumento y casi permanencia de los rasguños y moretones, no la hacían creer que tenía el sida.

“Me siento cada vez más débil, supongo que será por éstas cicatrices que demoran en cerrarse me provocan esto. Espero me escuches y vengas a llevarme cuanto antes a curarme, no soporto más el dolor”

Durante la mañana tenía que trabajar cosiendo polos en la casona del costado. Esa casa, también del señor bien vestido, era el centro de trabajo y la atención al público era en otro lugar, bastante alejado. En consecuencia, no había contacto con otras personas y es más, cada muchacha ahí capturada tenía una habitación para trabajar, una habitación de cinco por cinco donde la máquina, los hijos, las telas y la ropa terminada ocupaban más de la mitad de la habitación. Aprovechaba cada vez que se iba en coger unas hojas y llevarse el lapicero que tenía en el cuarto de trabajo para poder escribir durante las noches, después de cada maltrato.

Estando cansada encontró una solución.

Ella no empaquetaba ninguna ropa pero conocía a la muchacha que lo hacía, que también era violada, aunque no por el señor bien vestido. Aprovechó un momento cuando la vio para darle una carta especial, dirigida a cualquier comprador, para que lo pusiese entre la ropa a la hora de embolsarlo pues el comprador podría avisar a la policía y rescartarlas de la prisión de dolor y sangre en que estaban. La muchacha aceptó.

Tres meses después del convenio llegó la policía, abriendo las puertas a patada limpia y apuntando a todo aquello que se moviera. El operativo tuvo éxito. Se llevaron a todas las muchachas a la comandancia, aunque después las derivaron al Hospital del Niño. Estando ahí se acercó una enfermera y un señor al cuarto donde estaba Jertrudis, la enfermera la señaló y el hombre ingresó, directo donde ella.

“Hola, soy Horacio, compré un polo para mi hijo hace tres meses y cuando lo abrió, estando frente a toda mi familia, cayó esto” dijo, y le mostró la carta que había escrito ella. “Cuando lo recogí y empecé a leerlo, no podía creerlo: había encontrado a la hija de mi jefe. Lo llamé apenas terminé de leer la carta y, como es el jefe del periodico donde trabajo, tiene contactos en la policía y pudimos hacer un operativo en conjunto. Tu padre viene en un momento, está con la policía haciendo una declaración y me dijo que te diera esto” y le entregó una carta, decía: “Ya no vas a sufrir más hija mía, ahora no harás cartas en las noches por dolor, sino por felicidad y alegría.”

Texto agregado el 25-02-2007, y leído por 224 visitantes. (16 votos)


Lectores Opinan
06-07-2007 INCREIBLE QUE ESTO SUCEDA, PERO ES VERDAD, LO TRANSMITISTE MUY BIEN, FELICITACIONES. avefenixazul
05-06-2007 Cuento denuncia y a la vez doloroso y triste. Sin embargo transmites sensaciones. Buen final! Un saludo!***** josef
25-05-2007 si si pasan estas cosas, lo malo es que no todas salen a la luz....triste luzyalegria
04-03-2007 Buen cuento,pero doloroso.Esas chicas quedaran marcadas de por vida.A pesar del buen final.4 estrellas. ggg
26-02-2007 El contenido es bueno, y es un cuento que como tal debe terminar bien, como este que tiene un final feliz. Por desgracia no siempre es asi. eslavida
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]