TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / puccca / Y el Silencio inquebrantable

[C:256816]

Laura. Esa niña con ojos de trapo. Esa mariposa con alas que saltan. Ese bollito blanco de crema. Esa dulce sonrisa que engatusaba a cualquiera.

Así definía siempre David a su mejor amiga Laura…

Le encantaba su vitalidad, su cariño, su dulzura y su ingenuidad pero, sobre todo, le fascinaba esa enorme sonrisa en la cara que, al verla, hacía de tus días grises algo pasajero, sin fundamento. Te daban ganas de vivir y de sonreír junto a ella.

Sin embargo, Laura solo era así cuando y con quién le apetecía. Ante otros ojos, era la tímida niña dulce que casi nunca hablaba, que jamás molestaba.

Había momentos en los que David tampoco la reconocía, como pasaba con demasiada frecuencia últimamente. Enfrascada en sus pensamientos, la pequeña Laura, era tan seria, tan fría, tan distante…

Su carita redondeaba y sus mejillas sonrosadas dejaban de brillar con fuerza.

Y así, nuestra niña dejaba de ser ella misma.


- Ay, ¡Qué gordita está, madre mía! - gritó la tía de Laura desde el otro lado del salón cuando vio entrar por la puerta a Laura. De inmediato le plantó un beso en la mejilla. Rojo marcado.

Laura odiaba ir a esa casa. Odiaba la falsedad de su tía y sus constantes indirectas. Detestaba que su familia tuviera que ir a verla, al menos, una vez al mes.

- ¡Qué bien come mi niña, dios mío!

Decía siempre la tía, mientras le peinaba el pelo con la mano a Laura y le daba palmaditas insistentes en la tripa. Laura procuraba no abrir la boca y sonreír, mientras la tortura pasaba. Las palabras de su tía, se adherían a su mente y le costaba mucho hacerlas desaparecer.

Nadie más la llamaba “gorda” de esa forma. Tan solo su tía. Laura al principio pensaba que siempre era así con todos pero, con el tiempo, descubrió que solo se reía en su presencia. Se reía de cómo andaba Laura, de su pelo, de su aspecto, de su ropa, de lo que comía… Ciertamente, se reía de Laura. No con ella.


Laura quiso cambiar de aspecto. Al mirarse en el espejo pensaba en las palabras de su tía. Sí, era cierto que estaba gorda, muy gorda. “Laura, tienes que tener voluntad. Debes dejar de comer”, se dijo. “Así todo cambiará y los demás dejarán de ver a la gorda de Laura.”

A partir de entonces Laura cumplió lo que se prometió aquel día en el espejo. No fue fácil. A veces Laura pecaba porque era complicado disimular tanto y los demás se empezaban a dar cuenta del engaño.

Miles de mareos.

Miedo….

Lágrimas.

Y un infinito dolor recorría a Laura cada vez que tiraba la comida. Ahora miraba su reflejo como si se tratara de otra.


David dejó de definirla como la niña de los ojos de trapo, se había convertido en una muñeca rota; ya no era la mariposita saltaría, sino una mariposa sin alas que se dormía; tampoco reconocía al bollito de crema, tan solo era un fantasma que apenas se sostenía aquí en la tierra; y esa enorme sonrisa… se convirtió en miles de lágrimas amargas.

Todo se desvanecía por momentos en el mundo de Laura.

David no la dejaría…

Sabía que ella volvería a empezar, porque era una luchadora incansable. Juntos, de otra manera.



Dedicado a todas esas niñas que se sienten muñecas de trapo

Texto agregado el 09-12-2006, y leído por 180 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
09-01-2007 Esa diminuta mujer con nombre de muñeca, cuerpo de diosa y alma de niña no podía llamarse sino Laura,Marcela o Carolina.O como quieras en un arrebato de muñeca. papelografo
14-12-2006 me gusto mucho ... pero lamentablemente no todas esas muñequitas de trapo, pueden ver la belleza que tienen en si mismas. Aveces las palabras tienen una fuerza impresionante. LAMADONNA
10-12-2006 impecable... te felicito, puccca. Ni una palabra mas ni una menos. papelografo
10-12-2006 Muy bueno, Pucca. También deberían leerlo esas personas insidiosas, criticonas, que crean complejos en las mentes jóvenes...a veces sin darse cuenta del daño que hacen. margarita-zamudio
10-12-2006 Me parece que la extensión de la narración es la justa y necesaria para que el mensaje tenga pregnancia en quien la lee. Me gustó mucho. PabloKiel
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]