TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / puccca / Excursión

[C:255445]

Veinte corazoncitos puros rebosantes de felicidad.

Dos filas.

De dos a dos.

No son perfectas. Varios sobresalen de las líneas que delimitan los primeros creando voces altisonantes en esos monitores que los controlan.

Llevan sus mochilas cargadas. Ropa cómoda y una gorra en sus cabecitas locas.

Y toda una ilusión.


Un solo autobús que les espera.

Van subiendo despacito. Otros corren para llegar. Y, de repente, un tropezón, se parte la fila. Pero no se termina la ilusión.

Siguen, avanzan y sonríen.

Padres, madres y abuelos siguen a sus niños con la mirada humilde y recelosa, después de ese último beso.

Esperan pacientes abajo comentando con los demás adultos, dando indicaciones a los profesores que cuidarán de sus hijos en su ausencia o chillando a los pequeños aventureros, desesperados.


Los pequeños ángeles, buscan, una vez sentados, los ojitos de sus papis, que esperan abajo.

El motor se pone en marcha y toda la estancia trepida. Al igual que sus corazoncitos que tiemblan miedosos hacia ese nuevo destino. Lo desconocido asusta, pero pronto se desvanece esa sensación. Todos lanzan besitos, palabras imposibles de entender y adioses con sus pequeñas manitas.

Dejan atrás el colegio y se sumergen en la aventura de descubrir nuevos horizontes, nuevas personas, nuevos paisajes…

Y la libertad…

Y la imaginación… Grande, muy grande. Se dilata conforme van deshaciéndose de lo cotidiano.

Sus compañeros los acompañan. Es tremendamente especial.

Crearán canciones todos juntos.

Separarán sus manitas para lanzar “Holas” y “Hasta Prontos” a los transeúntes que se crucen en su camino.

Abrirán sus mochilas en busca de recuerdos.

Investigarán los rincones ocultos y prohibidos (porque “la señorita” nos dijo que no lo tocáramos…) de esa nueva habitación andante.

Crearán mil posturas incómodas de cómo sentarse allí.

Charlarán con los compañeros de viaje. Y sí, quizá también les harán callar cuando los “ssshhhhh, ssshhhh” lleguen a sus oídos, pero jamás lograrán acallar las risas ya presentes.

Y al llegar a su destino, cientos de aventuras más que algún día recordarán.

Fotos, fotos y más fotos aún.


De esta misma mañana, cuando ví a mil niños subidos en un autobús que me miraron con sus ojitos brillantes, tremendamente ilusionados. Varios alzaron sus manitas y me saludaron. Y cuando yo alcé la mía para devolverles el “adiós”, sonrieron alegremente entre ellos...

Su aventura acababa de comenzar.

Texto agregado el 03-12-2006, y leído por 93 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
03-12-2006 ke dulce :)++++++ PUCCA_PSICODELIC
03-12-2006 Tierno y nostalgioso. Me causó placer leerlo. ***** zumm
03-12-2006 :) el colegio y las excursiones en las que veia al profe de mate en malla XD sueno vieja. musiquette
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]