TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Jason_becker / Es tarde para arrepentirse

[C:248200]

- No abras los ojos, no querrás ver lo que hay en la sala...
- Déjame, quiero verlo todo
- Si lo haces te arrepentirás – Dijo el captor
- ¡Quiero que me dejes ver!
- Aunque trates no podrás, no quieres ver que pasa.

El joven insistió hasta el cansancio, pero el opresor no cedió. El muchacho imploraba a gritos que le quitaran las vendas que cubrían sus ojos, pero quien lo mantenía en aquella situación no daba su brazo a torcer.

Ya es un nuevo día, y el sol se abre paso entre las nubes. Todo lo ha iluminado, menos la reducida habitación en que se encuentra Camilo. Es una pequeña habitación que se encuentra en medio de un sendero que no da ninguna señal de vida, una llanura. La única señal de vida es Camilo y sus llantos, sus gemidos que ruegan clemencia hacia unos captores que no están, que nunca estuvieron y no volverán.

- ¡Desátame! ¡Déjame ser libre!
- ¿Quién te tiene preso?
- ¡Tu me tienes preso maldito tirano! – Respondió el muchacho, con ganas de enfadarlo.
- ¡Jajaja!, esto si que es cómico, lo que pasa es que tu no quieres verme.
- No creo en ti, tú no estás aquí.
- ¿Cómo que no? Si quieres puedes tocarme, puedes sentir hasta mi respiración. Lo que pasa es que tú no quieres creer en mí – Dijo tranquilamente el hombre.
- No me sirves de nada… ¡Lárgate!
- No eres más que un imbécil, soy el único que puedo ayudarte, hijo…
- ¿Cómo crees que puedes ayudarme si gracias a ti existo? Gracias a ti tengo lo que más desprecio, que es la vida.

Un golpe de viento hizo retorcerse a la cabaña e hizo que la ventana hiciera sonar atronadoramente sus bisagras. Los dos siguieron dialogando, y Camilo cada vez estaba más desesperado.

- Tu testarudez te ha traído hasta acá.
- Mentira, tu maldita voluntad lo ha hecho…
- ¿Mi voluntad? Yo no te he obligado a nada…

El joven permanecido en silencio.

- Te desataré…

El hombre fue hacia él para quitarle las vendas, pero no pudo. Libró las manos de Camilo para que él mismo se las sacara. Se hizo todo esto, y el muchacho sintió la oscuridad del cuarto.

- Maldito… - Dijo el joven furiosamente

El joven contempló que había un arma en la mesa, y se dirigió corriendo hacia ella.

- ¿Te olvidas que soy todo poderoso?

El joven llegó hasta la pistola y cuando se dio la vuelta para apuntar al quien era su enemigo, éste ya no estaba. Sintió una voz en su cabeza que decía “¿Por qué me has abandonado, si yo no te he dejado nunca?”
Sintió de nuevo una gran confusión en su cabeza. Comenzó a temblar. No sintió su cuerpo y entró al descontrol. Se arrodilló y lloró, y se preguntó por qué lo abandonó. Puso la pistola en su cabeza y disparó diciendo “Sólo tú me puedes perdonar”.

Ya era muy tarde para arrepentirse.

Texto agregado el 01-11-2006, y leído por 87 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
07-11-2006 Violencia, desesperación, miedo pero a la vez, enemistad contra un destino adverso. ¿Cómo justificar nuestro dolor si quién nos trajo no puede responder? Pregunta dificil, y que no todos nos atrevemos a desafiar. Mis 5* Beltane
04-11-2006 ¡Dios, Felipe! Es un relato excelente, brutal, de un hondura inesperada... Me dejas perpleja... Qué dolor del hombre que acusa a su creador, lo desafía, se le rebela y repugna de un amor que no se pidió, cuando no se atreve o no quiere ensayar otro tip de relación con Él para morir tentándolo en un desierto... Es como si tu personaje dijera "Si eres Dios, bájame de esta Cruz... Moriré para que puedas salvarme" Uf... Me quedo masticando esta inquietud aterradora. Mis ***** vacarey
01-11-2006 increible!un buen texto para esta noche tienes una fluides para describir quede sin manos para escribir que buen final te mereces 5* uy gracias por compartir tus letras.Felicidades. lovecraft
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]