TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / PepeTopo / No más de cinco segundos.

[C:241449]

Una historia ficticia basada en hechos excesivamente reales.

Una montaña ya no se cruza a pie. Se atraviesa a unos ochenta kilómetros por hora por lo bajo, unos cien si vas atrasado a un evento especial. Casi sin inmutarte pasas bajo grandes masas de tierra a través de una tumba de concreto construida por tus hermanos humanos, costeada con los impuestos de toda esa gran familia. Pero no puedes dejar que eso te perturbe, no, vas a toda velocidad escuchando esas canciones que te traen a la mente esos tiempos tanto más agradables.

En medio de la oscuridad parcial piensas en muchas cosas que te llenan la cabeza de futuro. Piensas en tu lugar de destino, en una manera original de saludar y hacerte notar, en una forma ingeniosa de romper el hielo con quienes no conozcas, buscas un buen calificativo para ese buen trago que llevas de regalo: “¡Dicen que es de dioses!” te repites una y otra vez a ti mismo, casi puedes saborear la sonrisa de tu anfitrión. ¡Uf! Y piensas en él, ahí está él. Ese huevón que pololea con tu prima, obviamente contando con orgullo y desplante alguna anécdota sobre su torpeza o sobre esa pantomima desabrida que llama cotidianamente vida. ¡Qué buen ojo tiene esa mujer para escoger verdaderos tarados! Pelmazo tras pelmazo cae inevitablemente en su red de caprichos insaciables.

Repentinamente sales de esa ensoñación con un pequeño sobresalto, te alegras cuando ves aparecer de la nada esa preciada luz y aceleras un poco con la vista fija en ese horizonte luminoso.

Y así hoy te encuentras rodeado de toda tu familia y amigos. Todos vestidos formales y más arreglados que de costumbre conversan sobre los últimos acontecimientos, discuten sobre detalles que nunca se revelarán e intentan parecer cómodos en la tensa situación. Algunos de ellos no los habías visto en años, a muchos casi les dabas por muertos. Obviamente más de alguien “atiende un llamado importante”, habla por celular apartado de todos avergonzado por el tono inapropiado del teléfono. Esas llamadas inoportunas que acosan al primo Ignacio como una oscura y maliciosa maldición gitana, hoy sucede justo cuando vienes llegando al concurrido evento.

Entonces las campanas de la iglesia con todo su esfuerzo intentaron acallar los llantos desconsolados de todos los que te consideraron alguien significativo. Especialmente profundos eran los de aquella mujer que solías amar con toda tu alma, ella, en la que derrochaste todos los pensamientos de tus escasos últimos segundos de vida, En la que pensabas mientras el automóvil y tu cuerpo se despedazaban sobre la carretera al unísono en un réquiem de no más de cinco segundos.



---------------------------------------------------------
A tu eterna memoria.

Texto agregado el 04-10-2006, y leído por 219 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
14-04-2007 ojala todos recordaramos que somos efimeros al menos para decir te amo a quien vale la pena en lugar de perdernos en aquello que nada vale. juanasinsor
30-10-2006 Perfecto. zasira
16-10-2006 Ahhh. Fuerte, abstracto, expresivo y muy bueno. 5* regina_mojadita
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]