TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / staszaitsev / 15 años 1

[C:22233]

Tenía 15 años. Y ya desde antes se veía llegar la belleza y carisma que habría de hechizar a tantos y claro a mí. La conocía hace tiempo cuando apenas era una chiquilla, inocente, bobita y muy juguetona, quien diría que era niña se convertiría en la muchacha que me haría la vida casi imposible a momentos y en otros me tendría en vela por noches, sin paz.
No se cuando comenzó todo, yo era muy amigo de su hermano, nos conocíamos desde hace mas de 4 años cuando acabamos la prepa y entramos en diferentes escuelas universitarias, la amistad siguió a pesar de las diferencias. Recuerdo que solía ir a su casa casi diario, el vivía muy cerca de donde yo y eso facilitaba mucho las cosas para la relación. Éramos casi uno, ha sido de esas pocas personas con las cuales me he entendido sin palabras, un verdadero amigo, no necesitaba hablar, bastaba con vernos, una risita, una seña, la mayoría de las veces las platicas eran de lo mas ameno, hablando casi siempre en sentido figurado, con sarcasmos, ironías, sátiras y el humor negro que tanto nos gusta. Pasábamos largas horas charlando y discutiendo, nos interesaban la mismas cosas, el con su punta de vista, yo con la mía y los dos tratando de hacer ver al otro las cosas desde otro angulo, que didáctica fue esa amistad.
La primera vez que la vi me pareció linda, era una niña de 10 años jugando a las muñecas y escuchando a los grupos pop del momento, gustaba de venir a nosotros y molestar, era a veces divertido, era a veces pesado. El tiempo paso y la niña se comenzó a desarrollar, las facciones antes infantiles comenzaron a hincharse por la pubertad, seguía siendo una pequeña, la diferencia de edad que teníamos era mas que grande como nunca pensar en nada serio, además, era la hermana del ser que mas apreciaba, y el la quería.
Ahora que lo recuerdo ya desde hace tiempo, en una noche de tantas que tuvimos, paseando por la avenida La Paz, después de ver una buena película y caminado en la noche buscando un lugar bohemio para descansar le pregunte sin razón ni intención
- Cual consideras que podría ser la edad máxima de diferencia entre una mujer y un hombre en pareja?
- Que se yo….unos 5 años como máximo, pero recuerda a los papas de Roberto, ellos se llevan creo que 17 años, eso es bastante.
Si, eso era bastante, ni dudarlo. Cuando pensé en ello no quise caer en ese asunto. Luego vi a Lolita de un director muy famoso, vinieron poco a poco las recuerdos de mi prima que me mimaba de chico y yo fantaseaba con ella, ahora el tiempo borro todo afecto entre nosotros, pero ese no es el punto, el punto fue que siempre quise perder la virginidad con ella y nunca lo logre, no quedo por mi ( o quizás si) fue por ella, me rechazo y por el dolor de la herida yo termine casi despreciándola hasta la fecha. Pero me estoy desviando, las cosas pasaban a traves de los años que estuve en amistad con mí amigo el hermano de Yulia. Cuando lei a Edipo Rey, todo comenzó a volverse mas oscuro, seguido venían a mi la imagen de incesto, de relaciones prohibidas, lo oscuro que tenia encerrado comenzó a buscar una salida a la luz, la mía y decirme que las cosas no son tan claras y sencillas como pensaba. Así fue como comencé a darme cuenta que crecía, comencé a tener secretos, pensamientos ocultos que no podía decir ni siquiera a mi amigo, por años yo creí que la gente con secretos son gente que le gusta las intrigas, personas complicadas (no complejas) y en general mi criterio se resumía en que, la vida es sencilla, no debe haber ocultismo de la gente que amamos y queremos. O sorpresa cuando comencé a darme cuenta de que yo mismo comenzaba a caer en la aberración que siempre criticaba. Entonces mi criterio cambio a, los verdades secretos, las cosas que no pueden ser habladas por una razón u otra, son los secretos que nos vuelven adultos, y el peso de sobrellevarlos es grande, el arte debería de ser la verdadera y única forma de materializar o exteriorizar los sentimientos y pensamientos reservados que, de una manera sutil y enmascarada quieren salir de nosotros, son la espina que debe y quiere salir sin perjudicar a nadie.
Mi afán comenzó a ser el encontrar la forma de decirlo sin palabras, hacerlo llegar a alguien sin ser evidente, y si al otro extremo encontraría respuesta, que esta también fuera camuflajeada.
Un día, hace no mucho comenzó la pesadilla, el sueño que en el inconsciente tuve y que en el conciente rechazaba, sucedió en la casa de mi amigo. Ya desde hace varias semanas anteriormente al incidente yo me portaba indiferente y a veces repulsivo a Yulia, ella venia a mi cuando mi amigo todavía no estaba listo , o cuando el no llegaba todavía del trabajo y yo tenía que esperarlo en la sala. La antipatía que mostraba a ella comenzó por el miedo a volverme obvio en mis actos, mostrando mi simpatía, gusto por ella y su compañía, así que sin mas, comencé a rechazarla. Ella había crecido, venia a mi con una mezcla de inocencia y provocación, era coqueta y sabia como hacerme vibrar, aunque yo nunca mostraba ningún signo de correspondencia ( así lo creí).
Así que llego el mentado día, era de tarde, inusualmente llegue mas temprano de la cuenta y mí amigo no había llegado. Pase a la sala y me senté, di una rápida barrida con la vista en el librero y los sillones en busca del periódico del día o algún otra cosa que me entretuviera hasta la llegada de el. Escuche el sonido de los pasos, no eran unos pasos, eran los pasos, suyos, ya tan conocidos por mi oído, eran frágiles rápidos y livianos. La vi, me vio, y una alegría corrió por mi, pero mi rostro mostró la mascara de la indiferencia.
-Hola…
- Hola- le conste yo casi sin mirarla y buscando algún pretexto para ello en la estupidez del Selecciones.
Se acerco y sentando a un lado de mi, busco mi mirada, la encontró.
- Que te pasa?
- Nada, estoy esperando a tu hermano, que quieres que tenga?
-Se que te traes algo- Su vista era llena de inocencia, era un monstruo, era Medusa, bella y joven, por dentro no dejaba de admirarla, como era posible que un ser tan pequeño lograba ese alboroto en mi? Que era?, yo buscaba la respuesta en mi cabeza, en el conciente y el inconciente, me analizaba, no lograba entender. Pero en ese instante todo estaba fuera del perímetro de mi atención, mientras ella decía esas palabras volteaba a ver mis labios, yo lo note en el momento y recuerde que desde hace varios días lo venia haciendo.
- No, no tengo nada, estoy serio, que quieres?, que este riendo sin sentido?- Se que mis palabras eran ofensivas, tiraba a discreción sin razón, me sentía como un patán.
-Dime, porque desde hace poco me has dejado de hablar, ya no me quieres?- y en sus ojos brillo la picardía, me estremecí, note el sentido de sus palabras, lo que no entendí si ella los dijo con la intención que yo había captado, a fin de cuentas muchas desgracias pasan por malentendidos y yo no quería que este fuera uno de esos.
“Ya no me quieres?” Demonios! Que fue eso. Que se supone que tenia que decir, si lo hubiera dicho hace un año yo la habría abrazado y jugueteado como si ella fuera mi hermana menor, la mimaría ( como lo hacia) y estaría un rato dándole carias que mi prima me proporciono a mi cuando fue mi época. Pero ahora? Que es lo que haría? Ella era una chiquilla, y sin embargo notaba en ella que algo había cambiado, comenzaba a mostrar a la mujer que seria en el futuro. Eso me dio un escalofrió interno, abrí los ojos lo mas que pude, y con la sombra que cubrió la sala mis pupilas se dilataron casi al máximo para dejar entrar su imagen a mi cerebro.
-Que dices?
-Si, estas molesto conmigo por algo que hice?, dime….que fue?- Tierna niña como podía yo decirte la verdadera razón de mi alejamiento, si tan solo te enteraras todo estaría perdido. Me sentía profano, un hereje que entra a un templo. Nunca debía saber la verdad, pero y si…..
- No –la maldita negación de un necio que no sabe que mas decir-no, claro que no has hecho nada, lo que pasa es que he estado distraído estos días.- Uff! Eso fue rápido, ni siquiera titubie al decirlo, si yo fuera ella me la creería sin dudar, pero ella no era yo y no se la creyó. Me vio, se acerco casi a media palma de distancia de mi, me vio los ojos y luego la boca, yo pase saliva, ella se mordió el labio inferior ( yo casi estallo), y yo me aleje un poco de ella, volteando la vista a otro lugar.
-Yo se que es lo tienes-me dijo haciéndose para atrás y tomándose el pelo con ambas manos se refresco el cuello e hizo una cola de caballo con su cabello. Se reclino a un lado del diván me tiro una mirada de lo mas misterioso. El misterio que siempre fascina, que deja turbado a cualquiera.
-A si, dime a ver genio, que es lo que tengo? – le conteste en tono burlón con la sonrisa mofa en el rostro.
Su cuerpo se ergio, la mirada se congelo me penetro y escuché su voz decir- yo digo que te gusto…..y que tienes miedo a eso…que no sabes que hacer y por eso me desprecias de la manera en la que lo haces. – Eso fue peor que un balde agua fría, fue mas duro que cualquier golpe que haya recibido.
-Que?, creo que estas alucinando…- Puse una cara de asombro, eso fue lo único que pude decir , trate de mostrarme sorprendido mas por las disparatadas ideas de la niña que de la verdad que decía.
-Sabes a lo que me refiero, tu me gustas, te veo diferente desde mas de medio año, y se bien que yo te gusto, he notado la forma en la que miras, me acaricias y si a los ojos de los demás logras engañarles, no a mi…- Se levanto, me hecho una ultima mirada con rostro serio, todos sus imperfecciones de niña se esfumaron y se asomo la mujer que se veía dormida pero que un día se levantaría del letargo para dominar al cuerpo y mente de Yulia. Yo quede con cara de bobo, como fue que se dio cuenta?, es decir que todo mi teatro de alejarme de ella no fue mas que una evidencia irrefutable de mi agrado por ella, que intuición!, y con solo 15 años, esa chica me dio miedo. La adrenalina me dio la frescura que necesitaba, mi cuerpo fue recorrido por un espasmo muscular.
Desde la cochera se oía el motor del auto que llegada, al cual que con las pisadas de Yulia, yo reconocía el ruido del motor de mi amigo, acabada de llegar, lo que venia debía ser cosa normal.

Texto agregado el 08-01-2004, y leído por 362 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
08-07-2007 No se si aun leas los comentarios, veo que ha pasado tiempo desde que lo escribiste. Que te puedo decir. Me gusto. cecylia
23-02-2004 Es bueno conocer este lado tuyo, me gusta tu forma de narrar los momentos. DALILAF
13-01-2004 FENOMENAL,realmente has sabido vcapturar muy ,la escencia de la situacion,creo que a todos alguna vez una niña nos ha emocionado SIGUE ADELANTE Aldos_Ready
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]