TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ladyvoncarstein / MIEDO

[C:207884]

Tú dices que sabes sentir, pero no expresarlo. Yo se sentir. Y se expresarlo. Unas veces sí. Otras no consigo decir lo que necesito. Miento, ¿te das cuenta? Yo no se sentir. Yo nunca he elegido sentir. Cuando sabes hacer una cosa, también puedes elegir no hacerla. Yo no puedo elegir el no sentir. Porque entonces podría seleccionar los sentimientos tristes, y negarme a tenerlos caminando por mi mente. Esta noche la luna no ha salido. Por más que miré al cielo no había estrellas. Y mi sonrisa ya se había perdido. Se escondió entre las pelusas, bajo la cama. La perseguí y entré en el infierno. Cayeron mis ojos tras el sofoco y en cansancio. ¿Cuánto duró mi descanso? Se abrían. Y era tarde. La madrugada no quiere que la abandone. Pero mi cuerpo no puede más. Me siento tan inútil por dejar que me lleven las oleadas de recuerdos. Los músculos del cuello no me aguantan la cabeza, se ladea. Dando sorbos de espinas, que bajan por mi garganta. ¿Crees que alguien me entiende? No. Nadie entiende que te encojas en la cama antes del amanecer porque hay algo que te come por dentro. Porque ni yo lo entiendo. Porque no es lógico. Yo quiero no sentir. O controlar sentimientos. ¿Podría controlar el miedo? ¿Por qué te tengo miedo? ¿Y a las personas? ¿Por qué espero que me mientas y me esperanzo con que me quieras? ¿Por qué eres el único que capta mis vicios y mis miradas? ¿Por qué captas palabras inútiles y les das sentido? Ya no se dónde se esconde la felicidad. Quizás sólo existan los momentos agradables. Entre tus brazos. La rabia de no expresar nada en tantas palabras. La ira de odiarme. La contradicción de quererme. Son malos tiempos para sonreír. Creía que no me iba a alumbrar el sol. Porque esta mañana me alumbró Pero al mirar lo que acometía, me dio la espalda. “Deja tu vida y tus sonrisas, sufre por orgullo y muere por desesperanza”, me dijo. Y acto seguido, anocheció.
¡¡Y yo quiero saber la jodida respuesta!! Quiero saber por qué me odio, ¡por qué! Porque odio al mundo...QUIERO MIS JODIDAS RESPUESTAS.
Quiero vivir en paz. ¿Es mucho pedir? ¿O simplemente no lo merezco? Escuchar mi sonrisa es como escuchar el llanto de un niño agonizando. Es triste. Es música, es poesía, es transparente, no se ve pero se siente. Este no es mi escrito. Es el escrito de un aloca. Todos estáis locos. Nunca más que yo. Nunca menos que yo. Ellos quieren verme muerta, lo recuerdo, los besos y las manos. Es el único sentimiento que me mata. No ver salida, la angustia. ME ESTÁ MATANDO. Y quiero vivir. Quiero echar atrás el tiempo para poder apartarte las manos a tiempo. Y no me toques. No me ensucies. Por favor...No me tientes. No hagas que me drogue. Déjame en paz. Iros de mi cabeza. Es lo único que os pido. No puedo, no se expresar. Ni querer, ni amar. No se...Yo ya no se... Qué hacer. No quiero que me observes. Yo no soy santa a adorar.
Soy una puta de farola.
Soy la inimaginable, la sucia y la rastrera.
La perra, la que no perdona.
Soy en infierno más tentador cuando quieres alcanzar el paraíso.
Me van rápidas las manos. Mis ojos no aguantan.
Deja que la angustia se vaya.
Déjame, por favor...
Dame algo para dejar de ser yo. Deja que llene la copa de vino.
Quítame el vicio.
No encuentro la voz para hablar. La congoja la ha asesinado. Sácame esta maldita angustia.
Soy una sucia. Perra.
Y te odio. A ti y a todos.
Cayendo...En la angustia existencial que tanto odio.
NO ME TOQUES. DEJA QUE LIMPIE MI CUERPO.
Déjame que sea feliz...
No me toques, no hagas chantaje.
No me ciegues la mente de palabras.
Quieto.
Déjame respirar.
O al menos déjame llorar cuando te hayas saciado.
Y os quise. Y me quisisteis.
Y os odio por haberlo hecho de esa forma.
¿Por qué no podéis dejar de atormentarme, dejar de seguirme y de ensuciarme?
Y no, no me ensuciáis. Lo he hecho yo misma.
Por amar.
Por querer.
Por no verme sola sin nadie que me abrace, sin nadie que me bese.
Por perder el miedo de aquella manera cuando era una niña, y haberlo recuperado cuando creía que estaba madurando...
Pero qué idiota me he vuelto en un instante, cuando dejo que mi lado estúpido se apodere de mí.
No quiero ser directa y se me van las manos...Se van.
Por mucho que te odie, que nos odiemos, que odiemos, que amemos, crucifiquemos, veneremos y manchemos...Nunca se irán los recuerdos.
Tu amor y tu maldita lujuria.
¡¡Mi cuerpo!! Sabías que era sólo mío.
Ya no volverás a tocarlo. Porque ya me encargué yo de masacrarlo y saturarlo por cada poro que ensuciaste.
Que yo dejé que ensuciaras.
Por eso tengo, y simplemente por eso quiero evitar sentir.
Y cuando se lo que de verdad siento me niego. Y lo dejo todo.
Has marcado en mí el amor de una sola forma. El placer ajeno.
Y las cosas que hice por ti. Las veces que te grité que me dejases vivir en paz arañándome el alma. Y el mismo material de células tristes que me envuelve.
Y te quedabas quieto, como una estatua, e intentabas besarme.
Y yo que te quería.
Y tú que me poseías.
Que sabes que no quiero volver a amar. Y que no se como parar el miedo.

Texto agregado el 23-05-2006, y leído por 192 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]