TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pachirris / El Director de una secta Satánica

[C:207142]

Eran tiempos de tomar trago, de bailar con las hembras, de formar una pandilla de amigotes. Darío, estaba ahí, presente, pues él era acomodado en un pueblo donde los chicos lo adoraban, pues Darío era siempre él que pagaba todas las cuentas de sus juveniles amigos, que vivía pobremente, en un pueblito cercano de la capital, pero olvidado por Dios y seducido por el demonio, ya que en aquel famoso pueblo, se podía conseguir desde una sucia, pasando por los chicos putos, los gays o si se quisiera hasta habían varios travestís, listos a ofrecer sus servicios, hasta gratis, si el cliente de turno agúantaba.
Darío mayor que los demás, estaba jugando a ser el Socrátes de la región, pero lo que no comprendió fue, que los analfabetas y mal educados hombres del pueblo, pronto, por envidia y por brutalidad, lo comenzaron a juzgar como un típico corruptor de menores. Las fiestas, las idas a los bares y a las discotecas, las reuniones en la casa de Darío, para tomar y filosofar, para bailar y decir cuanta porquería había, en fin, para desahogarsen todos y gritar con los pulmones juveniles, todo lo que se puede gritar en esa tierna edad, hicieron pronto llamar la atención de las damas ilustres del pueblo, que, aunque teniendo una consciencia bien negra, se las daban de santurronas, lo que conllevó a que se formará una gran y grave conspiración contra Darío, por ser él, el cabecilla de aquellos muchachitos, que había pérdido el camino de lo bueno y lo justo, simplemente porque, Darío les inculcó, además del trago, el amor libre y las fumadas de cigarrillos, el amor a la sabiduría; el preguntarse el por qué de las cosas.
El momento propicio para la famosa conspiración contra Darío y sus secuaces, fue la celebración, la fiesta que se organizó, para celebrarle los cumpleaños al líder. Se armó una gran rumba, con trago, cerveza, ron, cigarrillos, niñitas bien, lobas, condones, y todo paro en la casa de Darío a las tres de la madrugada, cuando cuarenta chicos y solo una chica, quedaron encerrados en los cuartos de la casa de Darío. Cuando la mamá de yennifer, la única mujer que se quedó a dormir con los cuarenta chicos y con Darío, se enteró de los chismes que se habían armado,(eso lo que pasó doña sutanita, es que esos chicos hicieron una bacanal, una orgía con su hija y entre ellos, etc, etc,..) se fue directamente a donde el cura del pueblo, a contarle todo lo que se decía de esos muchachitos en el pueblo, dando como resultado, que en plena misa de las seis p.m., un domingo, el padre acusó públicamente a Darío de ser el caudillo de una secta satánica.
Poco después, de escuchar la voz de Dios, Darío se marchó del pueblo, no sin no olvidar a esos muchachos, pues además de que se habían divertido, él les inculcó las inquietudes suficientes para que todos ellos comenzarán a filosofar.
Ese es el precio que se corre en mi país por teratar de enseñar a pensar,...

Texto agregado el 20-05-2006, y leído por 83 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
23-05-2006 buena pachirris... mis estrellas *****... profesor e inculcador de borracheras y demás... andresibiris
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]