TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / acuariana / ¿Por que desaparecio?

[C:199885]

¿POR QUE DESAPARICIO?

CAPITULO I

La nieve caía despacio, en gruesos copos, sobre la inmensa ciudad. Al parecer todo estaba en calma, pero no, en casa del Sr. Valderrama un ligero cuerpo se movía de un lado para otro preparando un pequeño envoltorio.

El semblante del pequeño Luis parecía estar triste….

Si, estoy decidido a irme hasta que lo encuentre, Decía para sus adentros, en el momento que se disponía a abrir la puerta un ligero ruido le hizo volver la cabeza, era el cuadro de la Virgen que se había escurrido de la mesilla... Luis miró la cara de la Señora y le dio la sensación que le decía: ¡No esta bien lo que vas a hacer! Pero el estaba decidido a irse y encontrar lo que le habían perdido..... Pocos minutos después, Luis caminaba despacio y cabizbajo en dirección a la montaña grande, a las afueras de la ciudad.

CAPITULO II

Ya son las ocho de la tarde y en casa del Sr. Valderrama todos están nerviosos y se mueven de un lado para otro, ante la falta de Luis, todos piensan las cosas más terribles, a excepción deMari Pili que tiene dos años y no se da cuenta de la angustiosa escena….

Algunos minutos después varios coches de policía salían en busca del pequeño desaparecido y al día siguiente todos los periódicos comentaban lo ocurrido.


CAPITULO III

La montaña a la cual se dirigía nuestro pequeño, era la más temible de ciudad por sus grandes alturas… Pero Luis no se daba cuenta de sus supuestos peligros, nada le importaba, únicamente buscar su lindo “setter” que el sabia que unos cazadores se lo habían perdido en aquella montaña la noche anterior….

Luis había llegado al pie de la elevada cumbre y unos aullidos de lobos le hicieron retroceder unos pasos. Ahora que verdaderamente se enfrentaba con el peligro sentía miedo y ganas de volverse… Pero no, Era valiente y decidido y quería ante todo salvar a su perro.

Hacía frió y la nieve caía en copos muy finos que punzaban la cara, Luis arropado en su elegante abrigo lo mejor que podía, caminaba despacio y pesaroso sin percatase de los peligros que podría acarrear aquella aventura.

CAPITULO IV
Para Don Luis Valderrama y familia el día transcurrió triste, silencioso y sin ninguna noticia cierta del paradero de su hijo.

Doña Carmen y su marido la mayor parte del día habían permanecido en el despacho sin más comentarios que alguno referente a su hijo.

- Esta desaparición ya me la estaba yo temiendo, no tuve más que ver la manera de llorar cuando don Jesús y Don Ernesto le dijeron que se lo habían perdido en la cacería y minutos después al preguntar datos acerca de donde pudiera estar.
- Si Luis llevas razón, pero también sabes el cariño que nuestro Luis tenia a su perro, estaba deseando llegar del colegio para ponerse a jugar con él, y él dejo el perro a tus amigos porque tu casi le obligaste, bien sabes que él no quería.

- Si, todo es verdad.

La noche había transcurrido sin que nadie pegase un ojo y ansiosos de que llegase el día siguiente por ver si recibían noticias:

Y claro que las recibieron…

A las 9 de la mañana el secretario de Don Luis hablaba con su Sr. de algo muy importante para todos.

- ¿Es cierto?
- Si señor.
- Que preparen rápidamente mi coche.
- ¿Pero Luis que pasa? ¿Dónde me llevas?
- Nuestro hijo Carmen, nuestro hijo. Ha sido hallado esta noche entre la nieve por los guardias de la casilla Km. 3
- ¿Vive?
- ¿….?

Momentos de angustia para los padres.

El coche pierde velocidad y para delante de la casa…

CAPITULO V

Luis se encuentra en la cama con los ojos cerrados, el medico no ha conseguido nada por volverle a la vida, en todos los rostros se dibuja la angustia…

El medico habla con los padres en la habitación contigua.

- Creo inútil engañarles: su hijo ha muerto… ha pasado bastante tiempo bajo la nieve y para su corta edad era demasiado…

Luis continuaba con la cara sonriente, parecía
dormido, ¿Por qué? Ya nos lo imaginamos, había conseguido encontrar a su perro, también muerto – pero lo había encontrado-

Y con él en los brazos nos sonreía feliz.



-





Texto agregado el 23-04-2006, y leído por 400 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
12-02-2009 agradecido estoy con los perturbadores que tanto quiero si no es por ellos nuca hubiera leeido esta hermosa pero triste hisyoria Facinante me mantubiste al filo del momento y me apuñalaste con tu doloroso pero audaz final mercidas pero bien merecidas ***** guero
19-05-2008 Disculpa Acuariana, amiga, quise decir: historia y cuánto. Lo que pasa es que mis ojitos están nublados. Un besito. Sofiama
19-05-2008 Es una histiria triste, pero lindamnete contada. ¡Que finas tus letras, amiga! ¡Y cuáto nos enseñas, siempre, a través de ellas! Tengo los ojitos como lagunitas. Un abrazo. Sofiama
04-04-2008 Una historia de amor muy triste, pero muy linda. margarita-zamudio
04-02-2008 Más allá de la vida y la muerte , se impone la inocencia , la angelical idea del niño con su perro amado******* duqueuviedo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]