TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pachirris / MI PRIMERA ORGÍA.

[C:198854]

Cojimos un taxi, con David, mi mejor amigo de ese tiempo, pues estábamos totalmente prendidos, pues cada uno se había tomado varias, muchas, cervezas. Le dijimos al taxista que sí él no sabía, de un lugar donde conseguir chicas, para divertirse; eran como las once de la noche y el señor, nos llevó al centro de la ciudad. Nos bajamos, como pudimos, y con ganas de entrar al sitio recomendado por el taxista, después de mostrar nuestras cédulas, demostrando así, nuestra mayoría de edad, entramos al bailadero muy famoso, por esos días, en la capital.
L a primera chica que vimos nos gustó y yo, por hacerme el gracioso, le dije que mí pareja y yo, necesitábamos una chica para pasar un buen rato, en la cama. Ella, nos dijo, que sí nos podía atender, pero que más tarde, pues ella estaba esperando a una chica que era su amante. Salimos desilucionados del lugar y comenzamos a caminar lentamente por las calles del pecado. David, de pronto, vio a lo lejos, un par de chicas muy bonitas, y sin pensarlo muy bien, aligeró el paso para alcanzarlas. Yo, que soy más viejo que él, comprendí desde que las vi, que eran travestís. Alcanzamos a llegar, donde estaban las supuestas chicas y sin darnos tiempo para nada, nos comenzaron a mandar la mano al miembro varonil y a David, que es más joven , ya lo tenían casi atrapado, pues, como ratones, como conejos que se reproducen, en unos solos instantes, estaban más de diez locas, con nosotros. Yo le dije a David que corriera y así, salimos disparados, todos asustados y con menos borrachera de la que llevábamos desde el principio, David me dijo, que antes del contratiempo con los travestís, una chica le había dicho: adiós papito; usted está como me lo recomendó el médico. Fuimos pues a buscar a aquella muchacha, cuando pasamos por un lugar llamado El escalón rojo. En la puerta, estaba una muchachita, crespa de ojos verdes y delgada, sentada y yo me le acerqué a ella y le dije que sí se arriesgaba estar con los dos, al mismo tiempo. Ella accedió y nos llevó a unas residencias que tenían una fachada horrible. Allí, presas de la emoción, en cinco minutos, estábamos empelotos los tres y yo, a ella la coji por delante, mientras mi amigo la cojió por atrás. A David se le rompió hasta el preservativo y yo casi no me acuerdo muy bien de lo que hicimos en esos momentos de placer; lo que recuerdo más claro, es que David, mientras hacia el amor con Adriana, me miraba a mí y yo me acuerdo, que me quedé mirando por segundos el rabo desnudo de mi amigo.
Calmados los ánimos, nos sentamos vestidos los tres medio arrepentidos de lo que había pasado. Se me olvidaba decir, que cuando entramos los tres al cuartucho del motel, nos golpeó una gorda, fea y sin nada gracioso, que le decía a Adriana, que si necesitaba ayuda, la llamará.
Adriana nos contó que tenía dos bebés y era verdad, pues nos bajó un recién nacido, que era hijo de su marido, que era un ladrón, un atracador, especialista en robar apartamentos del norte; que ella hacia eso, por necesidad y que así era la vida.
Salimos de allí, más achantado David que yo, pues según palabras de él, era la primera vez que le sucedía esto. Yo también, le dije, que era mi primera experiencia, mi primera orgía.
Siempre que tocamos el tema con David, hay un no se qué que a él le causa pánico. A mí, me causa, es tristeza, pues lo que tiene que hacer una chica, joven y simpática, para poder mantener a sus dos bebes, producto de un amor con un ladrón apartamentero…

Texto agregado el 19-04-2006, y leído por 835 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
19-04-2006 Hay muchas historias como la de esa chica aunque resulte triste, pero es asi***** eslavida
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]