TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pachirris / ANDREW CASI PARA EN LA CÁRCEL.

[C:198437]

Eran los tiempos de inmadurez juvenil, cuando tenemos menos de veinte años y vemos el mundo como inspirados, como extasiados, como diría Platón.
Andrew, era uno de esos muchachitos, traviesos, inquientos e indisciplinados. El papá ya le soltaba el carro, un viejo escarabajo verde, donde andrew, montaba a todos sus amigos y por supuesto, a las chicas, siendo así, el primero de la cuadra, que tenía carro.
Al principio, andrew, no le gustaba la gente que consumía droga, pues le parecían un poco duros y brutales; sin embargo, en aquellos tiempos, donde la moda era escuchar púrpura profunda e ir a cine, cuando daban the songs remains the same, de led zeppelin, que importaba si él, un chico igual que todos los demás, probaba la droga. fué así que con un amigo que se llamaba rodolfo, intentaron probar un cigarro de lechuga, lo que no les produjo ningún efecto anormal. Después, con el mismo amigo, ensayaron otra vez, pero con marihuana pura, con tan mala suerte, que a esta, la envolvieron con un papel contac y zas, no pudieron hacer nada.
Andrew, era una persona que todo el mundo quería en su barrio. Talvez, por esa razón, un compañero de él, al ver que uno desconocido, de otro barrio, de otra gallada, le estaba quitando la novia, decidió ir a la casa de andrew, que después de que se enterará de la historia, resolvió irse con el afectado sentimental y como con unos cinco amigos más, al otro barrio. Antes se tomaron media de brandy y se fueron caminando a bucar al tal troncoso, de apellido, que le estaba, supuestamente, quitando la novia al amigo de andrew.
La calle donde vivía troncoso, no era muy lejos del parche donde vivía la gallada de andrew. Andrew y sus cinco amigos, iban caminando, preguntando que donde vivía el tal troncoso. se fué prendiendo la cuadra y les dijeron que a doscientos metros podían ubicarlo. Los seis jovenes se metieron, sin darse cuenta, en la boca del lobo y los estaban esperando, como treinta tipitos, con cadenas y bates de beisból, pues troncoso también tenía parche. Andrew, dispuesto a todo, trató de calmar a los, que pretendían lincharlos, pero le dió como culillo, al ver que solo quedaban él y otros dos amigos. Así que, mientras soportaban los madrazos, el trato de maricas y huevones, que en coro, les cantaban los furiosos amigos de troncoso, por fin, este apareció. Andrew, de una, le metió su bailado, diciendolé: tome, para los dulces. Troncoso cayó de una al piso y andrew, lo cojió a patadas, hasta que se le mandaron como diez encima. Andrew se paró y medio entonado por los tragos de brandy que se había tomado, se quitó como pudo a los agresores, que sin pensarlo dos veces, se le mandaron de nuevo. De pronto, uno de los que iba con Andrew, sacó un machete, una peinilla de campo y dijo: el que se meta con andrew, le clavo esto. todos se quedaron pasmados y andrew, con sus dos amigos, se dieron retirada.
Troncoso, terminó siendo, con el tiempo, dizque amigo de andrew y fue él, el que le dió por primera vez marihuana. Su venganza, con esto, estaba hecha.
Esa pelea sirvió, para que los mayores, los del combo más grande, aceptarán a andrew, con su nuevo roll.
En una de esas ocasiones de planes viciosos y de viernes culturales, andrew se fue con tres amigotes, de los duros del barrio. tenían plata, pues con ellos iba un señor ya de edad, que le gustaban los jovenes y que metía morfina. Este les gastó a todos, bastantes gramos de bazuco. Iban en el escarabajo verde, del papá de andrew, manejandolo este, todo embazucado, lo mismo que sus tres amigos. Cojían la misma ruta siempre y paraban en el mismo lugar, para preparar los cigarrillos de la droga. No se dieron cuenta, que, un vecino, sorprendido de ver, ese mismo carro, parar frente a su casa, cada rato, avisó a la policía, que llegó rápidamente. Andrew y sus amigos, no se dieron cuenta, hasta que el carro de la policia se les atravezó. Andrew, todo drogado, lo único que acertó fue hacerle el quite al carro oficial y emprender la retirada, la correría por las calles desoladas de la ciudad. En esa correría, estuvo a punto de atropellar a una pareja de novios, que tuvieron que lanzarse a la otra parte de la calle, para no ser estrellados, El tipo mayor, que iba con los amigos de andrew le comenzaron a dar delirios y varias veces trató de botarse por la puerta del carro. la policia comenzó a dispararles y fueron en total catorce cartuchos de revólver que hicieron. Aunque en la huída, andrew y sus amigos, ya habían alcanzado una buena ventaja, corrieron con mala suerte, pues andrew se metió en un callejón sin salida.
La policia llego momentos después, y en el carro, solamente quedaba andrew, pues los otros habían comenzado la huída. A andrew, lo cojió un policia y de una, le mandó la cacha del revólver a la cara, quedando andrew, todo sangrando y botando el líquido de vida. Los amigos de andrew, trataron de sobornar a los polícias, pero estos no quisieron y presentaron como otro delito, el trato de soborno.
Esa noche andrew y sus tres amigos, les tocó dormir en la estación junto a gamincitos, ladrones, travestis y degenerados que recogía la policia todas las noches.
Todos los amigos de andrew y él, pudieron hacer llamadas a las casas, como a las cuatro de la madrugada. Cuando amaneció, los llevaron para donde el inspector, quien les preguntó que si todo eso que decía los policias era cierto. Todos lo aceptaron y fueron a parar a la comisaría, pre-inicio de pisar las puertas de una cárcel.
La segunda noche y última, fue la más terrible: cuando todos trataban de dormir, en una celda, donde tenían que hacer sus necesidades fisiológicas, en el centro del cuarto, les metieron un travesti, degenerado, que estaba totalmente llevado por la droga y que les decía a todos, que a ellos eran los primeros, que se iban a comer en la cárcel.
Todo, por fin, se arregló. el papá de andrew tuvó que soltarle plata a los directores de la cárcel, al igual que los acudientes de los otros tres. Como a las dos de la tarde, andrew lló a su casa, cansado, enfermo y con la boca sangrando. Esa experiencia, andrew no la olvida. fue la primera vez que casí pisa una cárcel, en esos maravillosos, donde de joven, según platón los jovenes andan en un extásis, extasiados de la vida...

Texto agregado el 18-04-2006, y leído por 75 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]