TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / WALI / EL LOBO FEROZ

[C:183516]

Había una vez un inocente lobo que vagaba por el bosque, buscando plantas y hortalizas para alimentarse, el lobo buscaba lechugas desprevenido cuando se percató de que una temible sombra se posaba sobre su precaria existencia.

Las débiles piernas del lobo temblaban, su hocico salivaba a cantaros y sus pelos se notaban puntiagudos, disimulando el estupor giro un poco la cabeza y vio una imagen terrible tras de sí, era Caperucita Roja que lo observaba. Dando un brinco se incorporó y le dijo con voz temblorosa: “Caperucita Roja, qué quieres de mí, déjame en paz”.

Caperucita, quien ya no era ni tan niña, ni tan pequeña lo miraba con los ojos fijos, sin mediar palabra alguna, con cierta malicia sospechosa. El lobo desesperado repitió la pregunta con un tono más sosegado: “Caperucita, mi amiga de tantos años, en que te puedo servir”.

La voluminosa adolescente de pelos engominados, jeans anchos y camisa de varón acerco su feo cuerpo con lentitud tenebrosa hasta el lobo que pasmado no podía ni resollar. “ Mira miserable, rata gigante, bola estúpida de pelos, me he enterado de que andas soltando tu asquerosa lengua...si sigues así tendrás el mismo destino de la vieja” dijo caperucita con tono desafiante.

El lobo quedó petrificado, sus ojos daban saltos en las cuencas, sintió el hálito de la muerte levantar su piel y colarse en su alma: “ No...no... Caperucita te juro que yo no he dicho nada de nuestro secretillo, yo sería el más perjudicado, no ves que yo fui quien te comió a ti y a la abuela.

Tun..tun...tun...tun. Quien es? Gritó la abuela desde la cama. Soy yo abuelita Caperucita Roja, dijo el lobo fingiendo su voz. Sigue hija..sigue. Sin pensarlo el lobo entró y se lanzó sobre la anciana tragándosela entera.

Tun...tun...tun...tun...”Quien es?”, grito el lobo desde la cama. “Soy yo, Caperucita Roja”. Sigue Caperucita”, repuso el lobo. Entonces la chica entró cubierta con su capa roja, el lobo se levantó de la cama y la besó apasionadamente.

“Ya basta lobo”, le grito Caperucita apartándolo de su cuerpo, “vamos a lo que vinimos, detrás del cuadro del Sagrado corazón está la caja fuerte con las joyas de la vieja...y aquí traje la dinamita para volverla mierda”. Caperucita instaló los explosivos y los detonó, luego fue al bosque y enterró en algún lugar el valioso. Al regreso cubrieron todo rastro del delito y el lobo se la tragó de acuerdo al plan que Caperucita tramó. El resto es historia.

Poco tiempo después la Abuelita recuperada de las heridas que le causó el lobo se percató del robo y sospechó de su nieta, así fue como un día cuando Caperucita regresó a su casa la acorraló hasta hacerla confesar: “Sí, maldición yo lo planee porque tú eres una vieja miserable y egoísta” le gritó la niña a la desconcertada abuela.

Y cuando menos lo esperaba caperucita se lanzó sobre la vieja y le apretó el cuello hasta matarla. Allí quedó la abuela, muerta a manos de su propia sangre.

Texto agregado el 23-02-2006, y leído por 1329 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
24-03-2006 Una vuelta de calcetín del famoso cuento. Seguiré leyéndote. margarita-zamudio
02-03-2006 buena remanipulación de un viejo cuento, tienes estilo, ya leer algo mas de tus escritos. fredonedi
25-02-2006 ingenioso y escalofriante! wonderguri
25-02-2006 Muy interesante. Yo tengo un cuento parecido, pero infantil. margarita-zamudio
25-02-2006 Garvos opina que eres un buen escritor. Le gustó la idea de la caperucita perversa y criminal, por eso Garvos te da cinco estrellas y te agradece muy agradecido que los hayas invitado a hacerlo. Saludos desde la locura Garvoniana. Garvos
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]