TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Mireia / Su mirada

[C:15922]


SU MIRADA

Y allí estaba ella, donde siempre había estado, pero sin darme cuenta parecía otra. ¿Será q nunca me había fijado en sus ojos quizás? ¿O puede ser que la luna tenga otro brillo esta noche? Solo sé que era distinta a la de antes... Me acerque a hablarle, temerosa de que su imagen se difuminara como el reflejo del agua cuando intentas alcanzarlo. Lentamente la llame intentando saborear cada uno de los sonidos de su nombre, que ahora parecía el nombre más hermoso que nunca había oído antes. Se giró, y sus ojos se clavaron en los míos, traspasándome el alma. Apenas pude aguantar su mirada unos segundos. Me preguntó que me ocurría, y entonces lo entendí todo
No era distinta, era yo la que había cambiado me estaba enamorando de ella... Asustada, retrocedí balbuceando apenas un "nada" inteligible. El valor se me escapó. Su mirada me heló la sangre como él mas frió de los inviernos y me calentó el alma como la más cálida de las brisas veraniegas. Me despedí de ella con un “tengo prisa, ya nos veremos” Mientras pronunciaba estas palabras a modo de conclusión deseé que por un momento no terminaran nunca, que ese momento se congelase para siempre y que nadie lo pudiera romper. Por desgracia, la frase terminó y tuve que marcharme, una parte de mi corazón aliviado por la incomodidad de su mirada, pero otra parte reticente de marcharse ante la ignorancia de volver a verla otra vez.
Mientras volvía andando por la calle para llegar a mi casa, notaba todavía
sus ojos en mí. No recordaba su color, ni la forma, solo su mirada
traspasando cada fibra de mi ser. Esa noche dormí agitada, despertándome sudorosa y temblando en medio de la noche. Ahora ya no tenía ninguna duda... Esa mujer me acababa de robar el corazón y ella ni siquiera era consciente.
Cada mañana se me cruzaba en los pasillos de mi facultad, en la cafetería, no había lugar donde no pudiera verla y, a pesar de eso, desde esa noche cuando la vi distinta no puedo acercarme a ella. Igual que Medusa, su mirada me petrifica. Cuando no la veo decido confesarle mis sentimientos, cuando esta cerca de mí, soy incapaz de ver nada mas que no sea ella. Creo q nunca podré hablarle, no tengo valor para enfrentarme a ella. Todavía ahora me pregunto que es lo que hizo que aquella persona distinta de las demás. Porque, aun haberla visto cada día desde los últimos meses, ahora encontraba rasgos en ella que antes me parecían desconocidos.
Pero espero que algún día se de cuenta de cómo la miro, y de cómo la amo, porque sino me ama ella, no se quien mas me puede amar.

Texto agregado el 28-10-2003, y leído por 221 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
21-07-2004 Hermosa declaración....te felicito. arianna
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]